Temas & Noticias



EL HIJO DE EN MEDIO: EL SANDWICH

EL HIJO DE EN MEDIO: EL SANDWICH

EL HIJO DE EN MEDIO: EL SANDWICH
octubre 23

EL HIJO DE EN MEDIO: EL SANDWICH

hijoEl siente que sólo recibe las migajas del cariño de sus padres, quienes vibran con los logros del primogénito y las gracias del hermano menor.

No hay padre que no se fascine con su primer hijo y su nacimiento echa a rodar un momento vital maravilloso, lleno de planes y sueños.

Pero la inexperiencia obvia de nunca antes haber ejercido como papá o mamá, hace que ambos actúen ansiosos, lo presionan para que hable y camine lo antes posible, inseguros –¿habré sido muy dura con él?, e impredecibles en su comportamiento, lo retan y al segundo siguiente lo abrazan.

Sí, frecuentemente se exagera con el primer hijo y éste carga con todas las expectativas familiares, asumiendo que debe cumplir bien su rol.

Por eso en general, los hijos mayores son responsables, meticulosos, sobre-exigidos y autoexigentes. Cada uno de sus logros es ampliamente celebrado y comentado.

En cambio los menores son queridos por ser lo que son: “benjamines”. Las madres muchas veces confiesan tratarlos con actitud de “abuela”. Es decir, lo regalonean y no le exigen. En efecto, cuando llega un hijo luego de varios otros, la mamá ya no está apurada en sacarle los pañales, en que hable o camine.

Sabe que eso ocurrirá de todas formas, porque ¡todos los niños hablan y caminan algún día! Así, con padres menos ansiosos y más consistentes, pues ya han aprendido, ese menor crece lleno de afecto y en un ambiente de libertad, sintiendo el amor incondicional de sus papás, seguro de sí mismo.

¿Y yo, el del medio?

En este contexto se inserta el hijo del medio, el sándwich.

Su realidad varía notoriamente de acuerdo a las circunstancias. Imaginémoslo en la peor situación: el hermano mayor es hombre, él es hombre también, y la que lo sigue es niñita. El mayor seguirá llamando más la atención del papá y los abuelos, y la mamá se volcará al más pequeño de la familia. El segundo entonces optará por competir con el mayor. Querrá jugar tenis como él y querrá superarlo, objetivo que difícilmente logrará, puesto que no tiene la madurez ni la edad para eso. Se sentirá disminuido porque siempre habrá otro que hará las cosas mejor que él. Por ejemplo, si quiere tomar el papel de hermano mayor respecto de los chicos tampoco le resultará con propiedad, ya que el mayor tiene ese rol por derecho propio.

Por otro lado, la actitud del niño del medio con el menor, será la de hacerse el bebé. Sin conseguirlo tampoco, pasará a ser el “catete” de la casa.

Envidia y celos

Pero en familias muy sobreprotectoras o muy ansiosas, ser el segundo puede constituir un alivio.

Mientras el mayor y el menor concentran expectativas y aprensiones, el del medio crece más libre y no está en el ojo avizor de los padres. Esto será bueno, siempre y cuando la actitud no sea percibida por el niño como abandono o falta de preocupación hacia él. Porque hay que tener presente que un niño es sándwich si no logra hacerse un espacio propio como individuo diferente a sus hermanos.

Cuando las familias resuelven mal esta situación el niño del medio derivará en actitudes de envidia y celos hacia sus hermanos. El mayor siempre será el exitoso y por eso el segundo tratará de desarrollar aquellas habilidades que le han dado triunfos a su hermano. Sus propios talentos los postergará, buscando asemejarse al mayor. Lo cual es grave, ya que querrá ser lo que él no es y en la vida se equivocará en elegir.

El asunto pasa a tener ribetes patológicos si ese hijo tiene problemas para relacionarse con sus hermanos y sus amigos del colegio. Es decir, si siempre se siente postergado y no aprende a compartir; si se siente incapaz de competir y de ganarse un espacio; si tiene problemas de adaptación y pasa “chupado” o se convierte en el payaso permanente del curso o de la casa con tal de llamar la atención.

¿Cómo resolverlo en familia?

– Otorgándole un afecto incondicional. Aún más si presenta algún problema de aprendizaje.

– Dedicándole tiempo. Así se lo conocerá y se lo podrá potenciar en sus talentos.

– Dándole alguna tarea específica en el hogar en la que se sienta cómodo. Con responsabilidades, el niño tendrá un lugar en su casa. Se sentirá participando e importante.

– Nunca sobrevalorar la capacidad afectiva del niño para arreglárselas solo. Si a un hijo de cinco años la mamá le dice: “Tú eres grande, puedes hacer solo la tarea mientras atiendo al bebé”, es seguro que el niño no acepta bien esta situación. “Fulanito ya es grande y entiende” dicen los padres. Efectivamente “fulanito” entiende intelectualmente, lo que no significa que comprenda emocionalmente. Por eso es un error hacer crecer a los niños de golpe porque llegó otro hermano, sacarle los pañales o mandarlo al colegio.

La transición debe ser gradual

– Hacer que los hijos formen equipos.

– Evitar hacerlos competir y por el contrario que aprendan a ayudarse.

– Definir a los niños por lo bueno que hacen. Reforzar con palabras y a veces premios, les ayudará a construir una buena autoestima. Al contrario, si los padres se centran en los defectos estos se agrandarán.

Tener la apertura de aceptar niños diferentes. Aceptar las dotes particulares del niño del medio, ayudándole a crecer.

Que un niño sea y se sienta sándwich es el resultado de la conjunción de tres factores:

El número de hijos y el sexo.

Porque no es lo mismo ser el hijo del medio, rodeado de otros del mismo sexo, a ser la única mujer entre dos hombres.

En el último caso no pasará inadvertida, puesto que será siempre la única.

La personalidad de ese niño si se rebela, manifiesta su rabia por el bebé dentro de límites tolerables, lo más seguro es que sobrelleve bien su calidad de ser el del medio. Lo óptimo es que ese hijo tenga buena expresión afectiva, que saque para afuera sus sentimientos. En caso contrario, si es tímido, retraído o simplemente es el niño que nunca da problemas porque es “muy adaptable”, dócil y tranquilo, hay que poner mucho cuidado. Generalmente el torbellino lo lleva por dentro, se traga todo y crea así una personalidad condescendiente, de baja autoestima.

Los padres

Este es el factor determinante. Unos padres con mayor capacidad de acogida, tendrán hijos con menor sensación de haber sido desplazados y por lo tanto niños sándwiches normales. En otras palabras, el número de hijos no es determinante, sino el cómo se los acoge, se los tolera y se los acepta. El niño del medio se define por el grado de capacidad de los padres de aceptar e incentivar los talentos particulares de sus hijos. Eso implica ser capaz de conocer a cada uno, diferenciarlos y nunca compararlos.

Un poco tarde

Santiago, 14 años, es el segundo de cuatro hermanos. Esteban, su hermano mayor, siempre fue la “chochera de sus abuelos”. Recibió el nombre que llevaban su abuelo y su padre. Todos vibraron con sus primeros pasos y con sus logros escolares. Santiago, como segundo hombre, no fue el regalón de sus abuelos y su madre tuvo poco tiempo para él, puesto que nació Isabel, quien pasó a ser los ojos de su madre.

Santiago se comportó siempre como un niño normal, aunque algo inquieto y “payaso”. En el colegio andaba arrastrando con las notas, pero a nadie le llamó la atención, salvo a sus padres que lo retaban por ser tan “volado”. Inteligente, desvió sus problemas de aprendizaje siendo bueno para el fútbol y el “choro” de la clase. En la familia se ganó la fama de molestoso y por eso entre tíos y abuelos el mayor era el preferido. La situación estalló en el colegio cuando a Santiago no se le renovó la matrícula y fue expulsado por malas notas y pésima conducta. Los padres perplejos no lo podían creer…

No postergar

Hay que tener especial cuidado con los hijos del medio que sus padres califican de “ideales”, porque jamás dan problemas. Muchas veces esa actitud oculta una procesión que va por dentro. Puede que ese niño sienta que no tiene posibilidad de conseguir algo para sí y se posterga.

Cuando haya oportunidad de dar a elegir puestos en la mesa, en el auto, o en el cine, pídanle primero la opinión al del medio para que él y su hermano mayor crezcan sabiendo que en su familia no existe el mayorazgo.

Aunque al segundo le haya nacido un hermano menor, él sigue siendo niño. Por lo tanto no hay que presionarlo para que deje el biberón, el chupete y los pañales sólo para aliviarse la tarea doméstica.

Un niño puede entender intelectualmente que su madre está más ocupada con el bebé, pero no afectivamente. No hay que abusar de su capacidad de comprensión.

Hay que evitar que el hermano mayor humille al menor, descalificándole o burlándose de él. El mayor debe saber que su hermano cuenta con sus padres y éste, el del medio, confiar en que el mayor no tiene privilegios en este sentido.

Dejarlo que se exprese, aunque sea con llantos. Luego converse tranquilamente con él, asegurándole en palabras acordes a su edad que tiene su espacio y amor incondicional. Tenga especial cuidado con las abuelas o la nana que dicen “pobrecito, nadie lo atiende”, ya que el niño escuchará esto y creerá que efectivamente es una víctima.

ENCUENTRA.COM

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)

Humor

En el 449, el emperador Valentín III, enemigo acérrimo de Atila, condenó al exilio a su propia hermana, Honoria. Ésta, en venganza, entregó su anillo a un oficial de los hunos para que se lo mostrara a su jefe como prueba de que ella era hermana de su enemigo. Atila entendió que la joya era una oferta de matrimonio y, desgraciadamente para Honoria, dijo “sí quiero”.
------------------------------------------------------

Hessy Taft, una guagua de padres judíos, apareció en las portadas de las revistas nazis y en los afiches del Tercer Reich al ganar el concurso “Modelo de raza Aria”.

Todo sucedió porque el fotógrafo, sin la autorización de los padres, envió la foto al concurso pensando que sería una buena lección que lo ganara una niña judía como modelo del ario perfecto. --------------------------------------------------------