Temas & Noticias



PARTIDO SOCIALISTA DECIDE INICIAR DISCUSIÓN SOBRE EUTANASIA

PARTIDO SOCIALISTA DECIDE INICIAR DISCUSIÓN SOBRE EUTANASIA

PARTIDO SOCIALISTA DECIDE INICIAR DISCUSIÓN SOBRE EUTANASIA

PARTIDO SOCIALISTA DECIDE INICIAR DISCUSIÓN SOBRE EUTANASIA

andradeEl líder del partido, Osvaldo Andrade, respondió a las críticas formuladas por diputados de la UDI, señalando que los debates no se hacen “cargados de prejuicios ni menos aún de conservadurismos atávicos”.

El presidente del Partido Socialista (PS), Osvaldo Andrade, defendió este domingo la decisión de su colectividad de iniciar un debate sobre la eutanasia en su Conferencia Nacional de Salud que se desarrollará en octubre.

De este modo, Andrade respondió a las críticas formuladas por diputados de la UDI, subrayando que no es posible discutir desde el prejuicio “ni menos aún de conservadurismos atávicos que lo único que intentan es que no hagamos la discusión”.

“La muerte piadosa para nosotros es un tema que vale la pena debatir, es buen morir es un tema interesante para el debate, esto es un viejo tema en el Partido Socialista pero adquiere vigencia a propósito de una nota que envió nuestro ex secretario general, el doctor Manuel Almeyda al Colegio Médico y también al Presidente del Partido días antes de morir”, dijo.

Andrade recordó que Manuel Almeyda, también hermano de Clodomiro Almeyda, “era uno de nuestros valores más importantes en ese sentido, reconocido por todos, decía ‘no quiero seguir viviendo en las condiciones en que estoy, no merezco esto’, lo decía muy dramáticamente, yo leí la nota en su funeral”.

Asimismo, el líder socialista señaló que Manuel Almeyda entonces abrió un debate “y a mí me parece que es un debate que vale la pena hacer. Nuestra Conferencia Nacional de Salud del Partido Socialista se va a hacer cargo de este debate no sé qué conclusiones iremos a sacar, para eso es el debate”.

Consultado por los cuestionamientos de la UDI a la discusión socialista que señalaron que les parecía “que la retroexcavadora en el ámbito político quiere ser aplicada de igual modo en lo valórico y ético”, Andrade cuestionó que parlamentarios de la derecha pretendan que no se desarrolle el debate desde el prejuicio y el conservadurismo.

A su juicio, “abrir una discusión de esta naturaleza y darle el carácter de maquinaria pesada, me parece que es una tontera, si la UDI quiere debatir al respecto, bueno pida ser escuchado en esta conferencia y con mucho gusto los vamos a escuchar, nosotros no tenemos prejuicios en ese sentido y si el parlamentario quiere que lo escuchamos, le damos cinco o diez minutos en la Conferencia”.

“Así como yo he ido a las oficinas de Renovación Nacional no veo razón alguna para escucharlos, así se hacen los debates, no cargados de prejuicios ni menos aún de conservadurismos atávicos que lo único que intentan es que no hagamos la discusión, con el mayor respeto le tenemos mayor consideración a Manuel Almeyda”, concluyó.

Emol

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------