Temas & Noticias



METRO, NUESTRO METRO

METRO, NUESTRO METRO

METRO, NUESTRO METRO

METRO, NUESTRO METRO

metro

Los buses del Transantiago son absolutamente incapaces de atender los niveles de demanda que atienden las Líneas de Metro de Santiago, afirma Louis De Grange, director de la Escuela de Ingeniería Industrial de la UDP

Cada día más imprescindible se ha transformado el Metro de Santiago para el desplazamiento de los más de 6 millones de habitantes de la capital. Esa es la principal conclusión que podemos obtener después de analizar los efectos del cierre temporal de un tramo de cerca de 7 kilómetros de extensión de la Línea 4.

Si comparamos con otros eventos que han intervenido de manera notoria el funcionamiento del transporte público de Santiago, como el paro de miles de conductores del Transantiago, su efecto es marginal al lado de cerrar temporalmente este tramo de 7 kilómetros de Metro. Y si esto ocurriera en la Línea 1, sin duda alguna que el impacto sería muchísimo mayor.

Es interesante recordar que este tramo afectado (Grecia-Vicente Valdés) fue el mismo que en el año 2005, cuando esta línea operaba sólo parcialmente, era atendido con buses. Hoy en día eso sería absolutamente impensado, y así quedó demostrado. Los buses del Transantiago son absolutamente incapaces de atender los niveles de demanda que atienden las Líneas de Metro de Santiago. En particular, la Línea 4 transporta permanentemente sobre los 34 mil pasajeros por hora y sentido los períodos punta, y cerca de 450 mil pasajeros durante el día. Sólo a modo de comparación, el corredor Alameda tiene una carga máxima de 13 mil pasajeros en hora punta, y el Corredor Segregado de Santa Rosa tiene una carga máxima de 7.500 pasajeros en hora punta. Es decir, muy lejos de los 34 mil de la Línea 4 y aún más de los 46 mil de la Línea 1.

Esta fragilidad que experimenta nuestro sistema de transporte público es consecuencia de la inexistencia de alternativas reales de transporte para los millones de Santiaguinos que requieren desplazarse diariamente. Los usuarios que optan por el tren capitalino, incluso en condiciones de hacinamiento durante determinados períodos del día, prefieren eso antes de subirse a una micro del Transantiago en la que incluso podrían viajar sentados. ¿Por qué vemos diariamente buses semi-vacíos por la Alameda en horario punta, y el Metro de abajo reventado a misma hora? Simplemente porque las personas no confían en estos buses.

Y esto obedece principalmente a la elevada velocidad comercial de este medio de transporte, sumado a la incomparable confiabilidad que les proporciona a sus pasajeros respecto a la certidumbre de los tiempos de viaje y frecuencias, atributos que no existen en modos de transporte alternativos como los Buses e incluso el Auto.

La demanda anual de Metro durante los últimos 5 años ha crecido a un 2% anual en promedio, y en mismo período los buses han perdido un 3% anual. Y esa tendencia seguirá ocurriendo.

La única forma de revertir la pérdida de usuarios del transporte público, y ofrecer alternativas de transporte dignas para el desplazamiento masivo de personas que además permitan enfrentar adecuadamente este tipo de imprevistos –que con toda seguridad volverá a ocurrir en el futuro- es ampliar la red de Metro. Nuevos proyectos como la Línea 7 paralela a la actual línea 1, o una Línea 8 por Av. La Florida que sea alternativa a las Línea 4 y 5, sumado a extensiones de la Línea 2 a San Bernardo, de la Línea 4 a Bajos de Mena, y de la futura Línea 3 a Quilicura, debieran tener carácter de urgencia para las actuales autoridades.

La Tercera, 14-08-2014

 

 

 

 

 

Social

Video de la semana

Video Recomendado

Párroco: "Tenemos que mirar para adelante, decir que es la parroquia de Karadima es tendencioso"
Reabren la joya barroca de la Ópera del Margrave
Psiquiatra Marian Rojas Explica Que Es La Ideología De Genero
LA DEVOCION MARIANA DE UN SANTO

Humor

Durante un viaje en avión a Chicago, un amigo del multimillonario Philip Knight Wrigley (1894-1977) le preguntó que por qué seguía promocionando los chicles que fabricaba su empresa si esta ya era la más exitosa de todos los tiempos en todo el mundo. Wrigley le respondió:

—Por la misma razón que el piloto de este avión deja los motores en marcha cuando ya estamos en el aire.

----------------------------------------------------------

Al devolver un original no solicitado a un autor novel, el sabio estadounidense Samuel Johnson (1709-1784), sin más miramientos, le dijo:

—Su manuscrito es a la vez bueno y original; pero la parte que es buena no es original, y la parte que es original no es buena.

-----------------------------------------------------