Temas & Noticias



CRITICÓ A LA “GAYSTAPO” Y… ACERTÓ: SU PERIÓDICO LO DESPIDIÓ

CRITICÓ A LA “GAYSTAPO” Y… ACERTÓ: SU PERIÓDICO LO DESPIDIÓ

CRITICÓ A LA “GAYSTAPO” Y… ACERTÓ: SU PERIÓDICO LO DESPIDIÓ
agosto 07

CRITICÓ A LA “GAYSTAPO” Y… ACERTÓ: SU PERIÓDICO LO DESPIDIÓ

eschliman

Bob Eschliman

Todo empezó cuando el periodista Bob Eschliman escribió que los autores de la biblia LGTB “quieren que su naturaleza pecaminosa sea «aceptable para Dios»”.

Escribió que está en marcha una “dictadura de género”, jugando con las palabras y bromeando sobre la acción “al estilo Gaystapo” de los activistas LGTB (Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales), que han publicado la Queen James Bible, una versión de la Biblia modificada “para evitar interpretaciones «homofóbicas»”.

Por esta razón Bob Eschliman, cuarentón jefe de redacción del periódico de Iowa Newton Daily News, ha sido despedido. El periodista, que había asumido hace dos años ese cargo de responsabilidad en el periódico, expresó sus opiniones en su blog personal y fuera del horario de trabajo, pero esto no ha servido para salvar su carrera.

Todo empezó cuando el periodista escribió que los autores de la biblia LGTB “quieren que su naturaleza pecaminosa sea «aceptable para Dios»”. Acusado de “homofobia” por exponentes de la comunidad gay, el 6 de mayo Eschliman fue despedido por el grupo Shaw Media, propietario de la publicación, porque –se lee en el editorial de explicación publicado por el Newton Daily News– con sus opiniones “ha comprometido la reputación del periódico y su capacidad para dirigirlo”.

Como respuesta, Eschliman, empleado del periódico durante 16 años, denunció al grupo por “discriminación religiosa”, porque está seguro que ha sido despedido “por mi identidad de cristiano evangélico que cree en las Sagradas Escrituras y en la visión bíblica del matrimonio”. El periodista, además, ha aclarado que sus jefes conocían la existencia del blog; tanto es así que cuando le dieron el trabajo “me dijeron que no era un problema”: si quería compartir sus opiniones personales con el público, Eschliman podía hacerlo. Es más, ha explicado el ex jefe de redacción, “mis jefes siempre nos han animado a usar las redes sociales a nivel personal y sé que muchos otros empleados lo hacen”. El periódico “no ha tenido nunca una política de prohibición respecto a los blogs personales, a Twitter, a Facebook o a otras redes sociales”.

Mientras tanto, Shaw Media en mayo ya se defendía diciendo que “aunque habrá quien nos critique y citará erróneamente los derechos del Sr. Eschliman garantizados por la Primera Enmienda”, del mismo modo que “él tiene el derecho de expresar su opinión, también nosotros tenemos el derecho de seleccionar los redactores que creemos puedan representar mejor a nuestra compañía”. Permanece el hecho de que el periodista ha sido despedido por ideas expresadas como propias y no atribuibles al periódico: “He sido despedido sólo por haber mostrado y hablado sinceramente de mis convicciones religiosas en mi blog personal y fuera del horario de trabajo”, resaltó, explicando las razones de la causa legal que ha puesto en marcha. Con un añadido preocupante: el editor Shaw Media, ha revelado Eschliman, “me ha dicho que en el futuro no empleará a nadie que tenga convicciones religiosas parecidas a las mías”.

Benedetta Frigerio / Tempi.it

Traducción de Helena Faccia Serrano.

Social

Para leer en familia



Ver mas artículos

Video de la semana

Video Recomendado



JUAN PABLO II
Párroco: "Tenemos que mirar para adelante, decir que es la parroquia de Karadima es tendencioso"
Reabren la joya barroca de la Ópera del Margrave
Psiquiatra Marian Rojas Explica Que Es La Ideología De Genero

Humor

Durante un viaje en avión a Chicago, un amigo del multimillonario Philip Knight Wrigley (1894-1977) le preguntó que por qué seguía publicitando los chicles que fabricaba su empresa si esta ya era la más exitosa en todo el mundo. Wrigley le respondió:

—Por la misma razón que el piloto de este avión deja los motores en marcha cuando ya estamos en el aire.

------------------------------------

El rey español Felipe IV (1605-1665) le pidió al escritor Francisco de Quevedo (1580-1645) que improvisara una cuarteta.

—Dadme pie —le dijo Quevedo.

El rey, creyendo hacer una gracia, le alargó la pierna. Pero el escritor, que siempre fue de respuesta rápida e ingenio agudo, lejos de darse por vencido, improvisó, como le habían pedido, la siguiente cuarteta:

—En semejante postura / dais a entender, señor, / que yo soy el herrador / y vos la cabalgadura.

------------------------------------------------