Temas & Noticias



THE ECONOMIST Y EL PAPA FRANCISCO

THE ECONOMIST Y EL PAPA FRANCISCO

THE ECONOMIST Y EL PAPA FRANCISCO

THE ECONOMIST Y EL PAPA FRANCISCO

papa

Sorprendido desde su óptica empresarial por el éxito que ha logrado en tan breve tiempo.

En el argot especializado el «CEO» es la figura directiva que ejecuta y/o preside determinada institución. El acrónimo «CEO» («Chief Executive Officer») se traduciría literalmente como «oficial ejecutivo en jefe», si bien esta figura es también conocida en las empresas como «Managing Director» («MD»). Dada la importancia de este papel en las empresas, es comprensible que las escuelas de negocios dediquen estudios a quienes de entre el mundo empresarial han resultado figuras exitosas. Es hacia esa dirección a la que apunta The Economist al sugerir al Papa Francisco como caso de estudio para la «Harvard Business School» (cf. «The pope as a turnaround CEO», 19.04.2014).

La propuesta supone una analogía que presenta a la Iglesia como «la más antigua multinacional del mundo». The Economist subraya más que el éxito mundial de Jorge Mario Bergoglio, el breve lapso de tiempo en que lo ha logrado. Partiendo de una supuesta crisis de la Iglesia recuerda los obstáculos que Papa Francisco ha logrado ir superando: ponerse otra vez al tú por tú con la competencia (que The Economist identifica con los pentecostales), acercar nuevamente a los «clientes» que se habían ahuyentado tras los escándalos de los últimos años, etc.

El artículo destaca la popularidad a la que ha llegado el Papa Francisco y pone como muestra el 85 por ciento de aprobación que tiene en los Estados Unidos, un país bastante crítico. Y es así que llega a decir que la Iglesia está teniendo una visibilidad positiva cada vez mayor y mejor a nivel planetario. En este contexto pone la pregunta: ¿cómo un argentino septuagenario ha logrado todo esto? The Economistindividua tres principios de gestión.

El primer principio referido es calificado como lección clásica: centrarse en la propia misión. Francisco lo ha hecho poniendo a los pobres otra vez al centro. Este enfoque, según la revista, ha hecho que se gasten menos fuerzas en temas secundarios. Además, esto permite llegar a los «mercados emergentes» —en alusión a los países con economías emergentes— en los que el crecimiento del catolicismo puede ser mayor.

Como segundo factor se habla de un reposicionamiento de la marca. En este punto The Economist reconoce que el Papa «sigue apoyando la enseñanza tradicional sobre el aborto y el matrimonio gay, pero de una manera menos censuradora».

Finalmente, como tercer elemento, se toca el proceso de reestructuración. En este último campo entrarían las diferentes comisiones creadas por Papa Francisco como el consejo de 8 cardenales, la contratación de McKinsey y KPMG o los organismos para la optimización del así llamado «banco vaticano» (Instituto para las Obras de Religión).

La individuación de los principios referidos son puestos en suspenso al no saber contestar si, a la larga, las medidas tendrán éxito y por así decir, lo mantendrán. Pero que desde una de las revistas más leídas en el ámbito diplomático y de los negocios se dedique un artículo a analizar estos detalles y se rete a estudiar más en profundidad el caso de Papa Francisco desde la óptica de la empresa, no pasan desapercibidos. Desde luego que la Iglesia no es una empresa pero considerando que se trata sólo de una analogía, resulta del todo válida y, para los entendidos, también útil. T

Harvard debería poner como ejemplo al papa Francisco en manejo de negocios: The Economist

La prestigiosa publicación dice que está a la altura de personajes como Steve Jobs, Sergio Marchionne y Lou Gerstner.

papa

AFP

En una de sus publicaciones más recientes, el medio británico aseguró que el Santo Pontífice en el año que lleva al frente logró reinventar a la iglesia católica, por tanto las escuelas de negocios deberían enseñar sobre su exitosa gestión.

“Cuando el Papa Francisco celebró su primera Pascua como CEO, justo después de su nombramiento, la más antigua multinacional del mundo estaba en crisis. Competidores pentecostales estaban robando cuota de mercado en el mundo emergente, en particular en América Latina, donde Francisco dirigía la oficina en Argentina. En los mercados tradicionales, los escándalos estaban ahuyentando a los clientes y desmoralizaban a los encargados de las ventas. El reclutamiento era difícil, a pesar de la oferta de empleo de por vida en una economía difícil. Las finanzas de la empresa también eran un desastre”, explica The Economist refiriéndose a la crítica situación que tenía el Vaticano al momento de la llegada del Papa actual.

También asegura que el negocio de la iglesia se ha recuperado, en gran parte, gracias a la confianza que se tiene Francisco, la misma que hoy lo ubica como un modelo de ‘nuevo modelo de CEO’, que ablanda a con públicos difíciles como el de Estados Unidos. “¿Cómo ha conseguido un argentino septuagenario galvanizar una de las organizaciones más conservadoras?”, se cuestiona el artículo de la publicación británica.

La revista va más a fondo y analiza la que sería la estrategia que puso en marcha el líder de la iglesia católica. Según The Economist, en estos tres principios se basa la gestión del papa Francisco:

– Enfoque en un objetivo, en este caso la ayuda a los pobres.

“Una de sus primeras decisiones fue abandonar los apartamentos papales a favor de una pensión que comparte con otros 50 sacerdotes y visitantes diversos. Tomó el nombre de un santo que es famoso por el cuidado de los pobres y de los animales. Se lavó y besó los pies de 12 reclusos de un centro juvenil de detención. Se deshizo de las capas de terciopelo con adornos de piel que los papas han desgastado desde el Renacimiento. Cambió los zapatos rojos de Benedicto XVI por unos negros lisos e ignoró el lujoso Mercedes en favor de un Ford destartalado”, dice la prestigiosa publicación.

– Los otros dos principios son el “reposicionamiento de la marca” y la “reestructuración” de la empresa.

Del primero asegura que es evidente que el Sumo Pontífice apoya la postura tradicional de la iglesia sobre temas como el homosexualismo y el aborto, pero no toma partido por ninguno.

En el caso del segundo, dice The Economist, destacan que el papa Francisco haya nombrado a más de 7 cardenales para hacer seguimiento a las finanzas de su organización para, entre otras cosas, limpiar el Banco del Vaticano e instar a unas actividades más lícitas de ahora en adelante.T

Social

Para leer en familia



Ver mas artículos

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Psiquiatra Marian Rojas Explica Que Es La Ideología De Genero
LA DEVOCION MARIANA DE UN SANTO
Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal

Humor

Doña María Manuela Kirkpatrick, condesa de Montijo, acudía a todos los actos sociales que se celebraban con el propósito de ‘colocar’ a sus hijas Francisca y Eugenia.

Durante una recepción en el Palacio del Elíseo, en 1849, el Presidente de la República Francesa, futuro Napoleón III, fijó sus ojos en su benjamina Eugenia, y quedó prendado de ella.

En un encuentro posterior, el maduro pretendiente quiso ir más allá con la joven, a la que llevaba 18 años de diferencia, y le preguntó cómo podría llegar hasta su alcoba. Sin inmutarse, Eugenia de Montijo contestó: -Por la Iglesia.

El 30 de enero de 1853, él ya convertido en Emperador de los franceses, Napoleón III y la bella española se casaron en la catedral de Notre Dame.

---------------------------------------------------------