Temas & Noticias



CHATURA DE MIRAS

CHATURA DE MIRAS

CHATURA DE MIRAS

CHATURA DE MIRAS

lillianEscribe Lillian Calm: “¿Y quiénes son los vencedores de toda esta majamama? ¿Los demócratacristianos, los correligionarios de la mandataria, los comunistas, los PPD o los radicales?”.

“No sé de qué sótano de La Moneda salió”, sentenció con ironía el ex ministro de Hacienda, Andrés Velasco, al comentar el video publicitario con que el oficialismo pretende explicar que la cuestionada y eventual reforma tributaria de la administración Bachelet no castigará a la clase media.

Explicar no. Me corrijo. Más bien, exacerbar una lucha de chilenos contra chilenos, atizar una odiosidad entre los que tienen más y los que tienen menos, por supuesto tratando de nivelar a todos hacia abajo, es decir, con los que tienen menos.

Vi el video por televisión cuando recién lo presentaron y no pude evitar permanecer inmóvil hasta el final, sin perder una coma (o, más bien, toma), atraída como si se tratara de un imán por la hipócrita ofensiva comunicacional. No daba crédito a lo que se presentaba.

Sólo salí de mi ensimismamiento cuando me sacudió con fuerza otra noticia de última hora: el ministro de Justicia se aprestaba a estudiar un proyecto de ley para despenalizar el aborto en Chile.

Incluso el titular en cuestión destacó la importancia de que el Congreso Nacional se pronunciara sobre el tema en un debate con “altura de miras”.

Ahí sí que no entendí nada y que mi confusión fue total. Por mucho que se edulcore el aborto, un aborto no es sino matar a un ser humano y abortos es matar a más de un ser humano, en plural… lo que nada tiene que ver con altura de miras, sino con chatura de miras. Simple y llana… chatura de miras. Pero como ese tema me va a dar para muchísimas columnas, volvamos por ahora al sótano. Quiero decir al video.

El ministro secretario general de gobierno, Álvaro Elizalde, salió al ruedo con la siguiente frase (entre otras, por supuesto): “El Gobierno tiene la obligación de informar y vamos a seguir haciéndolo”.

Estudié Periodismo y no creo que en apenas unas décadas el concepto de “información” haya degenerado en desinformación, como la que muestra el video de marras. ¿No estaremos —al menos en materia informativa, ya que no quiero entrar en el área política— retrocediendo a algunas décadas del siglo pasado, a ciertas situaciones que (perdón, pero no encuentro un término más moderno) hasta me retrotraen a la palabra bolchevique?

Muchos pensarán que me he vuelto termocéfala. No creo. Sólo tengo, por gracia o desgracia, una excelente memoria.

Hoy hasta los demócratacristianos dicen que han logrado convivir en una misma Nueva Mayoría con los comunistas que, me parece, fueron quienes primero acuñaron ese término. ¿Y quiénes son los vencedores de toda esta majamama? ¿Los demócratacristianos, los correligionarios de la mandataria, los comunistas, los PPD o los radicales?

Han transcurrido apenas un par de meses desde la asunción del nuevo gobierno y no podemos decir que el juego esté empatado cero a cero. A un simple vistazo parece que van ganando los bolcheviques. T

Lillian Calm

Periodista

Temas.cl

07 05 2014

Social

Para leer en familia



Ver mas artículos

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Reabren la joya barroca de la Ópera del Margrave
Psiquiatra Marian Rojas Explica Que Es La Ideología De Genero
LA DEVOCION MARIANA DE UN SANTO
Asombroso lo que hizo

Humor

Un conocido en apuros económicos acudió en busca de consejo a John D. Rockefeller sénior. Su problema era que un individuo que le debía cincuenta mil dólares se había ido a Constantinopla, y él no tenía ningún comprobante o reconocimiento de deuda que le permitiera exigir su pago. Rockefeller le aconsejó:

—Escríbale una carta reclamándole los cien mil dólares que le debe. Seguro que él le contestará diciéndole que está en un error, que no son cien mil, que sólo son cincuenta mil. Y así ya tendrá usted su reconocimiento de deuda.

-----------------------------------------------

Cuando Jean-Baptiste Colbert (1619-1683) se hizo cargo de las finanzas de Francia, hizo llamar a los principales hombres de negocios del reino. A fin de congraciarse con ellos y para ganar su confianza, les preguntó:

—Caballeros, que puedo hacer por ustedes.

—Le rogamos, señor —le contestaron todos a una—, que no haga nada. Déjenos que lo hagamos nosotros.

------------------------------------------------------------