Temas & Noticias



CINE EN EL CINE

CINE EN EL CINE

CINE EN EL CINE

CINE EN EL CINE

En la pantalla grande se exhibe la excelente película “12 años de esclavitud”. Están también “Philomena”, “Código sombra” y “La gran aventura Lego”.

12_anos_de_esclavitud_12 AÑOS DE ESCLAVITUD”**** Jóvenes 16 años.

12 Years a Slave

Ficha técnica:

Duración: 133 min.

Género: Biográfico | Drama | Histórico

Año: 2013

País: EE.UU.

Dirección: Steve McQueen (II)

Intérpretes: Chiwetel Ejiofor, Brad Pitt, Benedict Cumberbatch, Michael Fassbender, Paul Dano, Paul Giamatti, Scoot McNairy, Sarah Paulson,Taran Killam, Garret Dillahunt, Michael Kenneth Williams, Quvenzhané Wallis, Alfre Woodard, Ruth Negga

Sinopsis:

Norte de los Estados Unidos. Solomon Northup es un hombre negro, casado y con dos hijos, que goza de una buena posición. Con la excusa de ofrecerle un atractivo trabajo, y aprovechando la ausencia de su familia, dos desalmados le secuestran y es vendido como esclavo. A lo largo de 12 años pasará por distintas plantaciones sureñas, sirviendo a distintos amos. No perderá la esperanza de recobrar la libertad, pero la supervivencia pasa por no mostrarse como alguien con educación, y por el dilema moral de cuál debe ser su reacción ante tremendas injusticias de las que es testigo.

Comentario valórico:

Formidable película, quizá el mejor drama que se ha filmado en cine sobre la esclavitud en Estados Unidos, destinado a tener el impacto que sobre el holocausto tuvo La lista de Schindler. Se basa en una historia real, que contó el propio Solomon Northup en un libro publicado en 1853.

Steve McQueen (II) ha probado sobradamente sus capacidades como cineasta en Hunger —las huelgas de hambre de terroristas del IRA— y Shame —las adicciones sexuales—. Aquí se aplica con realismo en describir las penalidades de un hombre libre reducido al estado de esclavitud sin que pueda hacer nada por impedirlo, lo que supone una inmersión en el infierno de algo socialmente aceptado, disponer de las personas como si pudieran ser propiedad de alguien. Hay innegable crudeza en varios pasajes —las flagelaciones, el impuesto despojo de la intimidad…—, pero justificable y medianamente elegante.

Lejos del director y de su guionista John Ridley caer en la sensiblería, o en el trazo caricaturesco del hombre blanco. Hay un esfuerzo claro por la objetividad, se procura penetrar en el punto de vista de la época sin condenas explícitas, ya sea el del propietario buena persona pero con problemas económicos, que no considera que sea labor suya cambiar las cosas; el capataz pendenciero de enorme ego; el depravado dueño de una plantación, y su no menos depravada esposa, por los celos que alimenta hacia una esclava de la que abusa el otro; los que usan del engaño para servir a sus propios fines; y los que tienen claro que no existen diferencias reales entre los blancos y los negros. Mientras que entre los esclavos las actitudes oscilan entre el extremo de la desesperación y el intento de la huida, y el de aceptación de lo que hay.

McQueen demuestra maestría en la composición de muchos planos —repite colaboración con su operador habitual Sean Bobbitt—, verdaderos cuadros “pintados” con talento, podemos citar dos ejemplos sorprendentes, el de la carta que arde quedando reducida a unos rescoldos, y finalmente llevando a la oscuridad, algo en lo que casi coincide el estado anímico de su autor; o el del esclavo semiahorcado, sosteniéndose de puntillas para no ahogarse, mientras alrededor sus demás compañeros, despojados de la libertad, despliegan una inusitada actividad.

El completo reparto hace un trabajo extraordinario. Incluido Brad Pitt, a quien hay que felicitar aún más por ser productor de la película, o sea, uno de los responsables de su existencia. Pero puestos a destacar a alguien, es obligado mencionar al protagonista, formidable Chiwetel Ejiofor, y Michael Fassbender, que compone a un sádico al que te puedes creer.

http://www.cinemark.cl/movies/12-anos-de-esclavitud

philomena_afiche_chilePHILOMENA”**** Jóvenes 16 años.

Philomena

Ficha técnica:

Duración: 98 min.

Género: Biográfico | Drama

Año: 2013

País: Reino Unido

Dirección: Stephen Frears

Intérpretes: Judi Dench, Steve Coogan, Charlie Murphy, Simone Lahbib,Amy McAllister

Sinopsis:

Philomena Lee es una mujer irlandesa cuya falta de precaución le provocó un embarazo no esperado. Este acontecimiento viene marcado por la etapa en la que se produce el embarazo, en plena adolescencia. Debe dar al bebé en adopción a pesar de sus reticencias a la hora de tomar esta difícil situación.

Cuando definitivamente deja al niño en adopción un fuerte remordimiento comienza a atormentar a nuestra protagonista, sabe que cometió un error y tendrá que retomar sus pasos para solucionarlo. Espera una información que nunca llegará, si quiere recuperarlo tendrá que hacerlo por sí misma.

Harta de esperar se dedica a buscar hasta la friolera de 50 años, su única manera de morirse tranquila será disfrutar aunque sólo sean durante unos instantes de aquel niño que un día engendró.

Comentario valórico:

La película está basada en hechos reales Philomena Lee fue una madre irlandesa que buscó sin cesar a su hijo perdido. Martin Sixsmith escribió el libro a partir del que se basó el filme.

Philomena (Judi Dench) es una mujer de edad que en su juventud fue madre soltera mientras vivía en el convento de Roscrea en Irlanda. Fue abandonada por su padre por la vergüenza que significaba el embarazo, y obligada por las monjas a trabajar como lavandera hasta pagar la deuda que mantenía con ellas. El número de madres solteras en el convento era significativo. Había un grupo de religiosas que cuidaban a los pequeños en una guardería, lo trágico del asunto es que estos pequeños eran vendidos a matrimonios norteamericanos que no podían tener hijos. Uno de los niños vendidos fue Michael, hijo de Philomena.

Así parte esta dramática historia basada en un hecho real que inspiró el libro “The Lost Child of Philomena Lee” del periodista Martin Sixsmith, quien es interpretado por Steve Coogan. Es en una fiesta en donde Martin conoce a la hija de Philomena, dando inicio a una investigación que lo llevará desde el convento de Roscrea en Irlanda hasta los Estados Unidos, siempre acompañado por la “adorable” y cristiana Philomena. Es en este viaje donde está concentrada la acción de la película y es donde se enfrentan dos puntos de vista completamente antagónicos, por una parte la personalidad bondadosa y querendona de la anciana y por otro el escepticismo de un desencantado de la vida.

Es la mirada, el tono y punto de vista de ambos personajes lo que nos entrega la posibilidad de observar un mismo fenómeno desde dos ángulos, dos miradas para distintas situaciones que tienen que ver con nuestra cotidianidad y como nos relacionamos entre nosotros. Philomena no puede y, quizás, no quiere entender a Martin, criticando y cuestionando su negatividad hacia la vida y, por su parte, Martin trata de ser empático con una anciana que constantemente lo saca de quicio y que representa casi todo lo que él detesta.

Catolicismo y ateísmo se dan cita en este viaje que juega demasiado con los sentimientos básicos de los seres humanos, y en donde suele abundar un sentimentalismo que por momentos resulta agotador, sobre todo si te identificas con Martin. El director de la película Stephen Frears —“Relaciones peligrosas” (1988) y “Alta fidelidad” (2000)— claramente opta por el personaje de Philomena, entregando su respeto e identificación a este personaje extremadamente cristiano que llega a asustar, quien al final sale victorioso desde el punto de vista moral, castigando de cierta forma al atribulado Martin.

“Philomena” es una película con momentos bien triste, asegurado es que más de alguno derramará sus lágrimas y apreciará lo maravilloso de la vida. En ocasiones brotan tintes de comedia que Coogan (también guionista) sabe explotar de buena manera. Lamentablemente, “Philomena” es de esas películas tan bien intencionadas que terminan transformándose en un producto obvio y predecible.

CODIGO SOMBRA”** Jóvenes 16 años.

Jack Ryan: Shadow Recruit

Ficha técnica:

Duración: 105 min.

Género: Acción | Thriller

Año: 2014

País: EE.UU., Rusia

Dirección: Kenneth Branagh

Intérpretes: Chris Pine, Keira Knightley, Kevin Costner, Kenneth Branagh, Nonso Anozie, Lenn Kudrjawizki, Peter Andersson, Elena Velikanova, Alec Utgoff, Colm Feore, Seth Ayott, Mikhail Baryshnikov

Sinopsis:

El joven héroe de guerra Jack Ryan es reclutado por el agente de la CIA William Harper para realizar labores de analista. Gracias a su tapadera en una gran empresa de Wall Street descubrirá ciertos tejemanejes bursátiles con sus socios rusos y de ahí colegirá que se acerca un gran peligro para la seguridad de los Estados Unidos. Marchará a Rusia para investigar y allí se verá obligado a convertirse en el más letal agente de campo para salvar su vida y la de su país.

Lejos en el tiempo quedan los días en que el actor y director Kenneth Branagh ofrecía adaptaciones de Shakespeare o películas originales, con personajes singulares y diálogos muy elaborados, tales como Morir todavía o Los amigos de Peter. Tan hollywoodiense se ha vuelto Branagh que se lanza a adaptar al personaje de acción más célebre del escritor Tom Clancy, el analista de la CIA Jack Ryan, ya llevado al cine anteriormente en películas como La caza del Octubre Rojo, Juego de patriotas o Pánico nuclear. Desgraciadamente el resultado no alcanza las cotas de esas películas, de las que la última es probablemente la más lograda, la más verosímil. Precisamente Branagh ha optado por primar la acción por encima de cualquier otra consideración, cosa que no ocurría con la película protagonizada por Ben Affleck, por seguir con la comparación.

Comentario valórico:

Falta mayor entidad dramática en el guión del experimentado David Koepp y del debutante Adam Cozad, pues las iniciales explicaciones empresariales, términos bursátiles y sesudos temores al futuro, en realidad no son más que excusas para repartir los tortazos de siempre. Reina al fin y al cabo un esquematismo alucinante en la trama y en los personajes de Jack Ryan: Juego de sombras, mientras que la narración va adelgazando en seriedad hasta convertirse en un juego plano de buenos y malos, en donde la resolución de las escenas es de lo más ligera (véase el engaño de chiste en la cena del restaurante, el rescate de la chica, las inverosímiles superdeducciones en la camioneta, la casual localización del terrorista, etc.), un cúmulo de momentos límite al más puro cine de palomitas.

Dicho lo cual, el film es un entretenido divertimento, pura evasión. Las escenas de acción están bien rodadas, alguna de modo espectacular. Está claro que Hollywood busca “encontrar” su 007 yanqui en Jack Ryan y en este sentido se emula en ciertas fases el estilo realista del agente interpretado por Daniel Craig, como en la lucha cuerpo a cuerpo en la habitación del hotel. Pero, en fin, Chris Pine no alcanza a tener el carisma necesario para sacar adelante un personaje tan delicado, siempre en riesgo de caer en el ridículo de tan listo que es (al tipo no se le escapa ni una). Kenneth Branagh se reserva, como a él le gusta, el personaje del ruso malvado, un tipo malencarado con reminiscencias muy tópicas de la Guerra Fría. Mientras que Keira Knightley aporta poco más que su glamour femenino y casi dan ganas de pedir más protagonismo a un sólido Kevin Costner, aquí reducido a maduro espía tras las bambalinas.

http://www.cinemark.cl/movies/jack-ryan-codigo-sombra

La_Gran_Aventura_LegoLA GRAN AVENTURA LEGO”

The Lego Movie

Ficha técnica:

Género: Animación | Comedia | Cine Familiar

Año: 2014

País: EE.UU.

Dirección: Phil Lord, Chris Miller (III)

Sinopsis:

Emmet, el protagonista de la película, trabaja como constructor en la ciudad Lego, pero sus conocimientos de construcción no van más allá de colocar las fichas atendiendo pormenorizadamente las instrucciones de edificación. Sin embargo, sin saber cómo ni por qué, Emmet es confundido con un “Master Builder” e introducido como cabecilla de una misión que tiene por objetivo evitar que un malvado acabe con la ciudad de bloques. Por suerte, los habitantes de tan atípico lugar no están solos. Los mismísimos Superman y Batman han tomado la forma de muñecos Lego para tomar parte de esta gran aventura.

El actor Chris Pratt pone voz al personaje principal del film, Emmet. Por su parte, Will Arnet interpreta a Batman y Channing Tatum es Superman. Participan también en el proyecto Morgan Freeman, dando voz a un personaje llamado Vitruvio, y Elizabeth Banks.

Comentario valórico:

De entrada debería decir que no es lógico que guste una película que parece un anuncio comercial (por más bien elaborado que esté). Es extraño, A nadie le haga especial ilusión ir a ver “La McDonalds Película”. Puesto que uno es perfectamente consciente de que, por detrás el artefacto fílmico, en el fondo te están vendiendo de forma impúdica un producto concreto. Y he ahí el primer gran triunfo de esta magnífica película: que ya no es que alcance una máxima complicidad por parte del espectador frente a su brillante operación de marketing, sino que además consigue otorgar a la misma una filosofía Lego-existencialista que justifica a la perfección tanto la construcción estética y el delirio narrativo del invento para, finalmente, provocar una catarsis lúdica que defiende el juguete de una manera de entender la vida. Una apología de la ilusión sujeta por un armazón fantástico que defiende la libertad creativa (tanto individual como colectiva) y la pasión por el juego.

http://www.cinemark.cl/movies/la-gran-aventura-lego

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)

Humor

En el 449, el emperador Valentín III, enemigo acérrimo de Atila, condenó al exilio a su propia hermana, Honoria. Ésta, en venganza, entregó su anillo a un oficial de los hunos para que se lo mostrara a su jefe como prueba de que ella era hermana de su enemigo. Atila entendió que la joya era una oferta de matrimonio y, desgraciadamente para Honoria, dijo “sí quiero”.
------------------------------------------------------

Hessy Taft, una guagua de padres judíos, apareció en las portadas de las revistas nazis y en los afiches del Tercer Reich al ganar el concurso “Modelo de raza Aria”.

Todo sucedió porque el fotógrafo, sin la autorización de los padres, envió la foto al concurso pensando que sería una buena lección que lo ganara una niña judía como modelo del ario perfecto. --------------------------------------------------------