Temas & Noticias



LA REVOLUCIÓN DEVORA A SUS HIJOS

LA REVOLUCIÓN DEVORA A SUS HIJOS

LA REVOLUCIÓN DEVORA A SUS HIJOS
diciembre 19

LA REVOLUCIÓN DEVORA A SUS HIJOS

revolucionEscribe Víctor Farías: “¿Sabrán algo de esto quienes también en Chile —lo quieran o no— abren grandes alamedas al fracaso y la traición de sus propios principios?”

Señor Director:

Cuando el camarada Jang Song-thaek estaba frente al pelotón de fusilamiento, había de recordar aquella tarde remota en que su abuelo lo llevó a ese antiquísimo templo budista en que escuchó la palabra sagrada: “¡La mayor de todas las virtudes es la piedad!”

Años más tarde llegaron a su pueblo los comunistas, marchando con platillos y tambores, y citando a Lenin: “En el comunismo se realizarán todos los ideales de las grandes religiones”. Pero al sonar la descarga, solo pudo escuchar la sentencia de su amado sobrino Kim Jong-un: “No soy yo el que te mata, tío, es la Revolución”. Se dio cuenta entonces de que había ofrendado toda su vida a una ideología incapaz de respetar la moral y que por eso estaba —desde su inicio— condenada a no repetirse nunca más.

¿Sabrán algo de esto quienes también en Chile —lo quieran o no— abren grandes alamedas al fracaso y la traición de sus propios principios?◙

Prof. Dr. Víctor Farías

Universidad Andrés Bello

El Mercurio”

16 12 2013

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)

Humor

En el 449, el emperador Valentín III, enemigo acérrimo de Atila, condenó al exilio a su propia hermana, Honoria. Ésta, en venganza, entregó su anillo a un oficial de los hunos para que se lo mostrara a su jefe como prueba de que ella era hermana de su enemigo. Atila entendió que la joya era una oferta de matrimonio y, desgraciadamente para Honoria, dijo “sí quiero”.
------------------------------------------------------

Hessy Taft, una guagua de padres judíos, apareció en las portadas de las revistas nazis y en los afiches del Tercer Reich al ganar el concurso “Modelo de raza Aria”.

Todo sucedió porque el fotógrafo, sin la autorización de los padres, envió la foto al concurso pensando que sería una buena lección que lo ganara una niña judía como modelo del ario perfecto. --------------------------------------------------------