Temas & Noticias



LA REVOLUCIÓN DEVORA A SUS HIJOS

LA REVOLUCIÓN DEVORA A SUS HIJOS

LA REVOLUCIÓN DEVORA A SUS HIJOS
diciembre 19

LA REVOLUCIÓN DEVORA A SUS HIJOS

revolucionEscribe Víctor Farías: “¿Sabrán algo de esto quienes también en Chile —lo quieran o no— abren grandes alamedas al fracaso y la traición de sus propios principios?”

Señor Director:

Cuando el camarada Jang Song-thaek estaba frente al pelotón de fusilamiento, había de recordar aquella tarde remota en que su abuelo lo llevó a ese antiquísimo templo budista en que escuchó la palabra sagrada: “¡La mayor de todas las virtudes es la piedad!”

Años más tarde llegaron a su pueblo los comunistas, marchando con platillos y tambores, y citando a Lenin: “En el comunismo se realizarán todos los ideales de las grandes religiones”. Pero al sonar la descarga, solo pudo escuchar la sentencia de su amado sobrino Kim Jong-un: “No soy yo el que te mata, tío, es la Revolución”. Se dio cuenta entonces de que había ofrendado toda su vida a una ideología incapaz de respetar la moral y que por eso estaba —desde su inicio— condenada a no repetirse nunca más.

¿Sabrán algo de esto quienes también en Chile —lo quieran o no— abren grandes alamedas al fracaso y la traición de sus propios principios?◙

Prof. Dr. Víctor Farías

Universidad Andrés Bello

El Mercurio”

16 12 2013

Social

Para leer en familia



Ver mas artículos

Video de la semana

Video Recomendado




JUAN PABLO II
Párroco: "Tenemos que mirar para adelante, decir que es la parroquia de Karadima es tendencioso"
Reabren la joya barroca de la Ópera del Margrave

Humor

Detrás de esa aura de inviolable dignidad y severidad de la reina Isabel II, se esconde su alma de bromista implacable y desconcertante.

La actriz Sheila Hancock recuerda que cuando fue invitada al Palacio de Buckingham, pisó a uno de los perros de la reina.

-“Me sentí mortificada y le ofrecí disculpas a la reina, pero ella contestó, sin que se le moviera un párpado:

- ‘Es su culpa (de la mascota), por ser del mismo color de la alfombra’

---------------------------

Durante una visita a una exposición de pinturas de Lucien Freud, Isabel se detuvo frente a sus característicos desnudos. El curador de la muestra le preguntó:

- “¿No fue usted pintada por Freud?”

- “Sí, pero no como a ellos”, contestó la Reina, muy seria.

--------------------------------------------------------