Temas & Noticias



SILVA BASCUÑÁN

SILVA BASCUÑÁN

SILVA BASCUÑÁN
septiembre 16

SILVA BASCUÑÁN

saengerEscribe Fernando Saenger Gianoni: “Ha fallecido uno de nuestros más extraordinarios juristas. Quiero aprovechar la ocasión para reproducir el pensamiento de don Alejandro ante el 11 de septiembre.

Ha fallecido uno de nuestros más extraordinarios juristas, don Alejandro Silva Bascuñán, ampliamente conocido en nuestro país.

Tuve el privilegio de tratarlo y de trabajar con él en muchas oportunidades. Le rindo un sincero homenaje.

Quiero aprovechar la ocasión para reproducir el pensamiento de don Alejandro ante el 11 de septiembre.

En documento oficial del Colegio de Abogados de octubre de 1973, y publicado en la Revista de Derecho y Jurisprudencia, correspondiente al mismo mes y año, señaló: “Han concurrido, pues, a juicio del Colegio de Abogados, en el caso de Chile, todas las condiciones doctrinarias para estimar como legítima la rebelión armada que depuso al Gobierno anterior”. Y es obvio que, como dice un autor, “si es legítimo deponer a una autoridad ilegítima, quien la reemplace a través del ejercicio legítimo del derecho de rebelión, necesariamente tendrá que tener un título de origen legítimo (que es posterior a la rebelión). Sería absurdo que existiera un derecho legítimo de rebelión y no se pudiera reemplazar la autoridad ilegítima, ya que no se puede dejar vacante el ejercicio del poder”.

“Por todos los antecedentes y consideraciones que se acaban de exponer, el Colegio de Abogados de Chile ha prestado su patriótica adhesión al nuevo Gobierno y le ha ofrecido toda la colaboración técnica que le pueda ser requerida”.

Reproduzco lo anterior sin mayores comentarios.

Fernando Saenger Gianoni

Abogado

Cartas

El Mercurio”

13 09 2013

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)

Humor

Hacia 1770, la moda de las pelucas empolvadas de la aristocracia francesa e inglesa habían alcanzado tal magnitud, que las pelucas podían alcanzar 1,2 metros de alto, y se decoraban hasta con pájaros embalsamados, réplicas de jardines, platos de fruta o barcos a escala.

La falta de higiene (no se las quitaban por semanas o meses) y el volumen de estas pelucas ocasionaba que no sólo piojos y pulgas las infestaran, sino que hasta pequeños ratones hicieran de ellas su hogar.

----------------------------------------------------

Cuando los conquistadores ingleses llegaron a Australia se asombraron al ver unos extraños animales que daban saltos increíbles.

Inmediatamente llamaron a uno nativos e intentaron preguntarles mediante señas qué era eso.

Al notar que siempre decían “Kan Ghu Ru” adoptaron el vocablo inglés “kangaroo” (canguro). Los lingüistas determinaron tiempo después que los indígenas querían decir “No le entiendo”.

----------------------------------------------------