Temas & Noticias



GRACIAS, BLOODY MARY

GRACIAS, BLOODY MARY

GRACIAS, BLOODY MARY
junio 20

GRACIAS, BLOODY MARY

Después de una noche agitada, dicen que el Bloody Mary refresca cuerpo y alma. Hoy, la receta del que preparan en Down Town Matía, en Buenos Aires.


bloody mary


Amado por los norteamericanos, el Bloody Mary es un trago que cada día arrastra a más fanáticos.

Cuentan en Down Town Matías que un grupo de norteamericanos pasó durante una semana todas las noches por el bar, detrás de ricas copas de Dry Martini.

Agitadas noches las de los estadounidenses que al mediodía siguiente aparecían cabizbajos en busca de un Bloody Mary que los rescatara. Así, a la noche estaban listos para otra vuelta de Dry Martini.

De esta manera, el Bloody Mary, además de delicioso, se convirtió en salvador y protector de las buenas noches.

Hoy, para todos los amantes de la coctelería sin barreras, la receta del Bloody Mary que preparan en Down Town Matías para novatos y de los otros.

Ingredientes

  • Jugo de tomate (tres medidas)
  • Vodka (una medida)
  • Jugo de limón (un toque)
  • Pimienta y sal (un toque de cada una)
  • Salsa Perry (5 gotitas)
  • Salsa tabasco (tres gotitas)
  • Gajo de apio para decorar (un tallo de 10 cm.)
  • Pimienta negra (para decorar al final)

Preparación

  • 1

Todos los ingredientes se baten en la coctelera y se sirve.

  • 2

Salud!

Social

Para leer en familia



Ver mas artículos

Video de la semana

Video Recomendado




JUAN PABLO II
Párroco: "Tenemos que mirar para adelante, decir que es la parroquia de Karadima es tendencioso"
Reabren la joya barroca de la Ópera del Margrave

Humor

Detrás de esa aura de inviolable dignidad y severidad de la reina Isabel II, se esconde su alma de bromista implacable y desconcertante.

La actriz Sheila Hancock recuerda que cuando fue invitada al Palacio de Buckingham, pisó a uno de los perros de la reina.

-“Me sentí mortificada y le ofrecí disculpas a la reina, pero ella contestó, sin que se le moviera un párpado:

- ‘Es su culpa (de la mascota), por ser del mismo color de la alfombra’

---------------------------

Durante una visita a una exposición de pinturas de Lucien Freud, Isabel se detuvo frente a sus característicos desnudos. El curador de la muestra le preguntó:

- “¿No fue usted pintada por Freud?”

- “Sí, pero no como a ellos”, contestó la Reina, muy seria.

--------------------------------------------------------