Temas & Noticias



GRACIAS, BLOODY MARY

GRACIAS, BLOODY MARY

GRACIAS, BLOODY MARY
junio 20

GRACIAS, BLOODY MARY

Después de una noche agitada, dicen que el Bloody Mary refresca cuerpo y alma. Hoy, la receta del que preparan en Down Town Matía, en Buenos Aires.


bloody mary


Amado por los norteamericanos, el Bloody Mary es un trago que cada día arrastra a más fanáticos.

Cuentan en Down Town Matías que un grupo de norteamericanos pasó durante una semana todas las noches por el bar, detrás de ricas copas de Dry Martini.

Agitadas noches las de los estadounidenses que al mediodía siguiente aparecían cabizbajos en busca de un Bloody Mary que los rescatara. Así, a la noche estaban listos para otra vuelta de Dry Martini.

De esta manera, el Bloody Mary, además de delicioso, se convirtió en salvador y protector de las buenas noches.

Hoy, para todos los amantes de la coctelería sin barreras, la receta del Bloody Mary que preparan en Down Town Matías para novatos y de los otros.

Ingredientes

  • Jugo de tomate (tres medidas)
  • Vodka (una medida)
  • Jugo de limón (un toque)
  • Pimienta y sal (un toque de cada una)
  • Salsa Perry (5 gotitas)
  • Salsa tabasco (tres gotitas)
  • Gajo de apio para decorar (un tallo de 10 cm.)
  • Pimienta negra (para decorar al final)

Preparación

  • 1

Todos los ingredientes se baten en la coctelera y se sirve.

  • 2

Salud!

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)

Humor

En el 449, el emperador Valentín III, enemigo acérrimo de Atila, condenó al exilio a su propia hermana, Honoria. Ésta, en venganza, entregó su anillo a un oficial de los hunos para que se lo mostrara a su jefe como prueba de que ella era hermana de su enemigo. Atila entendió que la joya era una oferta de matrimonio y, desgraciadamente para Honoria, dijo “sí quiero”.
------------------------------------------------------

Hessy Taft, una guagua de padres judíos, apareció en las portadas de las revistas nazis y en los afiches del Tercer Reich al ganar el concurso “Modelo de raza Aria”.

Todo sucedió porque el fotógrafo, sin la autorización de los padres, envió la foto al concurso pensando que sería una buena lección que lo ganara una niña judía como modelo del ario perfecto. --------------------------------------------------------