Temas & Noticias



DESTITUCIÓN DEL MINISTRO DE EDUCACIÓN EN EL SENADO

DESTITUCIÓN DEL MINISTRO DE EDUCACIÓN EN EL SENADO

DESTITUCIÓN DEL MINISTRO DE EDUCACIÓN EN EL SENADO
abril 18

DESTITUCIÓN DEL MINISTRO DE EDUCACIÓN EN EL SENADO

beyer

La votación permitió la aprobación de un libelo mal fundamentado en lo jurídico e injustamente dirigido contra un ministro que mostró un dinamismo inusual.

Constituido como jurado para definir el destino de la acusación constitucional planteada por diputados opositores en contra del titular de Educación, el Senado finalmente destituyó al ministro Harald Beyer, en una votación cuyo resultado se mantuvo en la incertidumbre hasta el final. El efecto inmediato de esta dura derrota para el gobierno es la remoción del secretario de Estado y su imposibilidad de ejercer cargos públicos por cinco años. La mayoría que obtuvo la acusación en el tercero de sus cargos permitió la aprobación de un libelo que desde el comienzo estuvo mal fundamentado en lo jurídico e injustamente dirigido contra un secretario de Estado que ha hecho más que todos sus predecesores por fiscalizar a las universidades.

La acusación aprobada la semana antepasada por la Cámara de Diputados señalaba que el titular de Educación había faltado a sus obligaciones, apuntándolo como culpable de tres cargos por haber “infringido la Constitución y dejado sin ejecución las leyes”. Resulta contradictorio que una denuncia de este tipo fuera levantada contra un ministro que ha gestionado ante el Congreso la aprobación de proyectos de ley como el que pretende crear la Superintendencia de Educación Superior, que ha intervenido para denunciar las irregularidades detectadas en el caso de la Universidad del Mar y que actuó con determinación para enfrentar las graves faltas a la probidad detectadas al más alto nivel en la Comisión Nacional de Educación. Estas medidas muestran a un ministro con un dinamismo que jamás exhibieron quienes estuvieron a cargo de esa cartera durante los gobiernos de la Concertación, que fue cuando se habría originado la mayor parte de las conductas que la oposición exigió sancionar. La autoridad, por su parte, construyó su defensa señalando que la ley no le entrega herramientas para fiscalizar de la manera en que le demandaba la acusación, afirmando que por ello carecía de sustento.

La destitución deja a medio camino el trabajo emprendido por el ministro y pone en evidencia las dificultades que se manifestarán de ahora en adelante entre el Ejecutivo y la oposición, en especial considerando la intensa actividad electoral que se avecina. No es descartable que este episodio provoque retrasos en la intensa agenda legislativa pendiente en el tema, pues se han roto las confianzas y no queda demasiado tiempo para reconstituirlas. Por lo mismo, para un gobierno al que le restan sólo meses, la caída del ministro constituye una dura derrota. La oposición, en cambio, la celebró como un triunfo. Sin embargo, la manera en que se dio la votación debe motivar reflexiones en su interior. La valiente conducta del senador DC que votó en contra subraya la existencia de disidencias relevantes que no pueden pasarse por alto en una coalición donde en este tema se alineó con las exigencias planteadas desde la calle por los sectores más radicales y que está ante la disyuntiva de si construir nuevas alianzas más allá de la Concertación.

La votación fue decidida, finalmente, por un senador independiente cuya conducta ayer pareció estar más concentrada en buscar protagonismo que en votar en conciencia, como lo exige el mandato constitucional. Es una cruel ironía para el oficialismo que quien pusiera el último clavo en el ataúd político del ministro Beyer fuera un parlamentario que resultó elegido en un cupo de la Alianza. Es de suponer que ésta habrá aprendido la lección y aspirará a una mayor profundidad en las coincidencias con quienes comparte hábitos y principios en su coalición política.◙

Editorial

La Tercera”

18 04 2013

Social

Para leer en familia



Ver mas artículos

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Psiquiatra Marian Rojas Explica Que Es La Ideología De Genero
LA DEVOCION MARIANA DE UN SANTO
Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal

Humor

Doña María Manuela Kirkpatrick, condesa de Montijo, acudía a todos los actos sociales que se celebraban con el propósito de ‘colocar’ a sus hijas Francisca y Eugenia.

Durante una recepción en el Palacio del Elíseo, en 1849, el Presidente de la República Francesa, futuro Napoleón III, fijó sus ojos en su benjamina Eugenia, y quedó prendado de ella.

En un encuentro posterior, el maduro pretendiente quiso ir más allá con la joven, a la que llevaba 18 años de diferencia, y le preguntó cómo podría llegar hasta su alcoba. Sin inmutarse, Eugenia de Montijo contestó: -Por la Iglesia.

El 30 de enero de 1853, él ya convertido en Emperador de los franceses, Napoleón III y la bella española se casaron en la catedral de Notre Dame.

---------------------------------------------------------