Temas & Noticias



VENEZUELA, UNA HERENCIA TRÁGICA Y PELIGROSA

VENEZUELA, UNA HERENCIA TRÁGICA Y PELIGROSA

VENEZUELA, UNA HERENCIA TRÁGICA Y PELIGROSA
marzo 07

VENEZUELA, UNA HERENCIA TRÁGICA Y PELIGROSA

venezuelaToda persona muerta merece respeto y al mismo tiempo exige un balance de su acción humana, todavía más cuando se trata de un personaje público, de un gobernante que ha acumulado en su propia persona mucho poder.

El balance de Chávez es profundamente desequilibrado y, por tanto, peligroso. Ha hecho cosas buenas, positivas. Sin duda, las misiones han sido un elemento de ayuda para la población más marginada, sobre todo en aquello que afecta a la sanidad. Ha conseguido también algo que todavía vale más, dar conciencia política, ciudadana, ha empoderado, podríamos decir, a todo un grueso de venezolanos que por su situación económica estaban al margen y ellos mismos se consideraban al margen, y esto es bueno. También se ha reducido la población en situación de pobreza, del 48,7% en el año 1999 al 27,4% en el 2011. Algo más de 21 puntos porcentuales en doce años y eso está muy bien. También ha crecido la renta per cápita, de 6.260 euros a algo más de 10.000 en el mismo periodo de tiempo.

Pero todo esto es muy frágil, se trata de un crecimiento irregular, oscilante, que está estrictamente en función del precio del barril de petróleo, porque ésta es la única actividad productiva que impera hoy en Venezuela. A lo largo de todos estos años, Chávez ha gozado de un privilegio extraordinario, el de unos precios singularmente buenos de los hidrocarburos. A pesar de ello, no solo no ha conseguido diversificar la economía sino que al revés, ha acentuado el monocultivo, porque no le ha importado para nada el desarrollo de su país en términos de una concepción económica equilibrada, o sea buscando el bien común, sino puramente en cuanto a su uso para el poder. El esquema es muy sencillo: se extrae petróleo, se vende —su principal comprador es su teórico gran enemigo, Estados Unidos— y con este dinero se subvenciona a espuertas a la población, directa o indirectamente a través de los productos básicos. El petróleo, a su vez, viene registrando una caída importante y la previsión para 2015 es una de las más bajas de su historia desde 1965, debido a la falta de inversiones y a la deficiente gestión de la empresa pública.

Pero estos recursos extraordinarios no han servido para capitalizar al Estado sino todo lo contrario. Venezuela es uno de los países que ha registrado un aumento de la deuda pública más rápido de América Latina en estos últimos años. Podríamos decir que es la perfecta antítesis de Noruega. Mientras en ese estado nórdico el petróleo sirve para diversificar la economía y sobre todo para crear una reserva económica con perspectivas de futuro, Chávez, como en una familia manirrota, se lo gasta todo en consumo y aún ha de pedir crédito. Esto conlleva que la inflación sea extraordinariamente elevada, del orden del 26%, es decir que cada tres años y medio, más o menos, duplica el precio de los productos. Una consecuencia de esto es la devaluación de la moneda. El Gobierno ya ha hecho la primera, un 30%, pero resulta absolutamente insuficiente. Con esta perspectiva, la situación económica y por lo tanto social es francamente peligrosa, porque hay todo un sector de la población acostumbrado a vivir de la subvención, a que las cosas no cuesten nada o muy poco, y esto va a ser imposible de mantener en el futuro.αὨ

Forum Libertas

Editorial

06 03 2013

Sin duda, uno de los problemas más graves que tiene es político. Se trata de la división brutal de la sociedad. El Gobierno ha declarado que en la oposición son malvados y sigue ahora, con la muerte de Chávez, profundizando en esta línea, que solo puede acabar en el enfrentamiento civil. De ahí que en estos momentos la mejor política para Venezuela, la única que no la puede llevar a la catástrofe, es aquella que predique una reconciliación razonable, es decir viable. Esto y terminar con la violencia. No deja de ser una paradoja que un país militarizado, con los servicios de información cubanos controlándolo todo, con una milicia popular armada tan o más numerosa que el Ejército, y por lo tanto bajo un control férreo, registre al mismo tiempo un índice de violencia delictiva tan tremendo. Caracas es una ciudad muchísimo más peligrosa que Ciudad de México, a pesar de que este último país sale mucho más en el periódico porque sus hechos son más espectaculares; pero muertos, de haberlos, hay muchos más en el país caribeño en proporción a su población.

La sociedad venezolana ha funcionado a base de un estado autoritario sin separación de poderes, con los derechos básicos conculcados basados en el caudillismo. Solamente un ciego o una persona muy sectaria ideológicamente es incapaz de reconocer estos hechos, al lado de lo que hay de positivo. Pero es evidente que hay personas que lo ven así. En España, por ejemplo, hay una monja, Teresa Forcades, que, por un lado, no se cansa de hacer declaraciones pidiendo democracia en el seno de la Iglesia y criticando el hecho de que el Papa ostente, según ella, demasiado poder; y, por otra, es una forofa incorregible del ahora fallecido presidente, al que ha declarado, sin el más mínimo pudor intelectual, uno de los gobernantes más inteligentes del mundo. Si esto sucede con personas que no viven en Venezuela, aquellas que sí lo hacen y que han visto su vida extraordinariamente recompensada a lo largo de estos años no es difícil creer que su cerrazón será como mínimo igual sino peor. Y esto es una dificultad añadida. Solo si los venezolanos se reconocen entre ellos por una fraternidad superior a la de sus ideas políticas e intereses económicos, e intentan encontrar un denominador común para una convivencia fructífera donde la política no sea un juego de exterminio del otro sino de proyectos distintos para conseguir el bien común, solo si esto se da, y es muy difícil, la herencia de Chávez no terminará en catástrofe.

Social

Para leer en familia



Ver mas artículos

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Psiquiatra Marian Rojas Explica Que Es La Ideología De Genero
LA DEVOCION MARIANA DE UN SANTO
Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal

Humor

Un irlandés entra a un bar en Dublín y pide tres shops de cerveza, se sienta en un rincón y toma un trago de cada shop por turnos.

Cuando pide otros tres shops, el barman le advierte que es mejor que beba de uno solo a la vez, porque la cerveza después de servida pierde su sabor. El irlandés responde:

-Verá, somos 3 hermanos y dos se han ido a Australia. Cuando se fueron, prometimos beber en esta forma para acordarnos de los tiempos en que lo hacíamos juntos.

Esta rutina se repite durante varios meses, hasta que un día el irlandés pide solo 2 shops. Pensado en lo peor, el barman se acerca y le dice:

-No quiero inmiscuirme en su pena, pero quería darle mis condolencias.

El irlandés parece confundido al principio, pero luego replica alegremente:

-¡Ah no! Todos están bien. Lo que pasa es que yo dejé de tomar.

---------------------------------------------------