Temas & Noticias



ASTRONAUTAS DE LA ESTACIÓN ESPACIAL INTERNACIONAL INTENTAN REPARAR UNIDAD ENERGÉTICA

ASTRONAUTAS DE LA ESTACIÓN ESPACIAL INTERNACIONAL INTENTAN REPARAR UNIDAD ENERGÉTICA

ASTRONAUTAS DE LA ESTACIÓN ESPACIAL INTERNACIONAL INTENTAN REPARAR UNIDAD ENERGÉTICA

ASTRONAUTAS DE LA ESTACIÓN ESPACIAL INTERNACIONAL INTENTAN REPARAR UNIDAD ENERGÉTICA

espacialAstronautas de la Estación Espacial Internacional iniciaron un segundo paseo espacial para instalar una nueva unidad de energía después de un intento fallido.

La unidad es una de las cuatro que proveen a la estación con energía procedente de paneles solares.
El intento de la semana pasada fue frustrado por un tornillo atascado.

Los astronautas esperan solucionar el problema limpiando los tornillos con cepillos, incluyendo uno que se adaptó a partir de un cepillo de dientes.

La agencia espacial estadounidense, NASA, declaró que la estación no se encuentra en peligro pero que necesita toda la energía para poder llevar a cabo todas sus funciones de forma simultánea.

Los ingenieros Suni Williams, de la NASA, y Aki Hoshide, de la agencia espacial japonesa, salieron del compartimento Quest de la EEI a las 11:15 GMT y la jornada de trabajo fuera de la estación debe durar unas seis horas y media.

La EEI, un proyecto de más de US$100.000 millones que cuenta con la participación de 16 países, orbita a más de 27.000k/h a unos 400km de la Tierra.▄▀

Redacción
BBC Mundo
0Última actualización:5 09 2012

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado


el collar
Los arboles más bellos y hermosos del mundo
¿Qué es la ideología de género?

Humor

Aprovechando una visita a Londres, la reina Luisa de Suecia decidió hacer una escapadita por la ciudad para visitarla. Salió de “excursión” sin escolta ni documentación y al atravesar una calle, un autobús estuvo a punto de atropellarla.

Así que, como precaución, se colgó un letrero en su cartera que decía:

«Soy la reina de Suecia»

-------------------------------------------

Cada vez que salía de caza, el rey Luis XIV mandaba llevar consigo 40 botellas de vino, las cuales no solía beberse y que acababan siendo consumidas por sus criados.

Un día tuvo sed y pidió un vaso de vino.

-Se acabó, majestad- le contestó su ayudante

-¿Pues no trajeron las 40 botellas que he mandado?

-Sí, señor, pero…

-En lo sucesivo- concluyó el rey -que se traigan 41, para que haya una para mí.

--------------------------------------------