Temas & Noticias



MONSEÑOR GERHARD LUDWIG MÜLLER, NUEVO PREFECTO DE LA CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE

MONSEÑOR GERHARD LUDWIG MÜLLER, NUEVO PREFECTO DE LA CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE

MONSEÑOR GERHARD LUDWIG MÜLLER, NUEVO PREFECTO DE LA CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE

MONSEÑOR GERHARD LUDWIG MÜLLER, NUEVO PREFECTO DE LA CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE

iglesiaEl hasta ahora obispo de Regensburg es elevado a la dignidad de arzobispo y sustituye al cardenal William Joseph Levada, cuya renuncia por llegar al límite de edad ha sido aceptada por Benedicto XVI

El Papa Benedicto XVI ha nombrado como nuevo prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y presidente de la Comisión Pontificia “Ecclesia Dei”, de la Comisión Pontificia Bíblica y de la Comisión Teológica Internacional a monseñor Gerhard Ludwig Müller, hasta ahora obispo de Regensburg, elevándolo al mismo tiempo a la dignidad de arzobispo.

El nombramiento se ha producido tras la renuncia presentada por el cardenal William Joseph Levada a los mismos cargos, por haber llegado al límite de edad, según informa la agencia Zenit.

Gerhard Ludwig Müller nació el 31 de diciembre de 1947, en Finthen, una ciudad de Mainz. Después de graduarse de la Escuela Episcopal de alta Willigis de Maguncia, Müller estudió filosofía y teología en Mainz, Munich y Friburgo. En 1977, recibió su doctorado en Teología en Karl Lehmann, por su tesis sobre el teólogo protestante Dietrich Bonhoeffer.

Fue ordenado sacerdote para la diócesis de Mainz, el 11 de febrero 1978 justo después de su cumpleaños número 30 por el cardenal Hermann Volk. Después de su ordenación, trabajó como capellán en tres parroquias.

En 1986 Müller recibió una llamada de la cátedra de teología dogmática en la Universidad Ludwig-Maximilian de Munich, donde sigue siendo profesor honorario.

Juan Pablo II le nombró obispo de Ratisbona el 1 de octubre 2002. Fue ordenado sacerdote el 24 de noviembre de 2002 con el cardenal Friedrich Wetter, como consagrante principal. Entre los co-consagrantes estaban el cardenal Karl Lehmann, obispo de Vinzenz Guggenberger, y el obispo emérito de Ratisbona Manfred Müller. Para su lema episcopal, Müller optó Dominus Iesus (Jesús es el Señor, Romanos 10:9).

El 20 de diciembre de 2007, Müller fue reelegido por otros cinco años, miembro de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y el 17 de enero de 2009 se convirtió también en miembro del Consejo Pontificio de la Cultura. En Alemania, Müller tiene reputación de defensor de la ortodoxia católica.

El 12 de junio 2012, el obispo Müller fue nombrado miembro de la Congregación para la Educación Católica. El mismo día también fue nombrado miembro del Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos.

Como amigo personal del Benedicto XVI, ha sido encargado de preparar la publicación de la ‘Opera Omnia’, una colección que recoge, en una sola edición, todos los escritos del actual Papa. Müller mismo ha escrito más de 400 obras de teología dogmática, el ecumenismo, la revelación, la hermenéutica, el sacerdocio y el diaconado.

También fue discípulo de Gustavo Gutiérrez, el ‘padre’ de la teología de la liberación de América Latina, con quien tiene una larga y estrecha amistad.▄▀

Forum Libertas

03 07 2012

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------