Temas & Noticias



INTROMISIÓN IRRESPONSABLE EN PARAGUAY

INTROMISIÓN IRRESPONSABLE EN PARAGUAY

INTROMISIÓN IRRESPONSABLE EN PARAGUAY

INTROMISIÓN IRRESPONSABLE EN PARAGUAY

herrazurizEscribe Hernán Felipe Errázuriz: “Brasil, Chile, Colombia, Perú y Uruguay debieron aportar sensatez, impidiendo un consenso latinoamericano en contra de Paraguay”.

La intromisión en los asuntos internos de Paraguay por Unasur y Mercosur es irresponsable, abusiva, atenta contra la soberanía y la paz en Paraguay y es contraria al derecho internacional. No aceptaríamos algo semejante.

El ex Presidente Lugo fue removido en un proceso constitucional por amplísima mayoría, y nunca se cuestionó la facultad del Congreso para ejercer el juicio político que lo destituyó; con normas análogas a todo régimen presidencial. Además, el Presidente Franco tiene la misma legitimidad que el Presidente depuesto: fue elegido popular y simultáneamente para el evento de remplazarlo.

Lugo declaró respetar el procedimiento. Alentado por Chávez, Correa, Morales y Fernández, y por ambigüedades del resto de Sudamérica, incluidos Brasil y Chile, tomó después una actitud desafiante, exponiendo a su pueblo a enfrentamientos. No lo ha logrado: prevalece la calma y el ex obispo cuenta con total libertad y protección como ex Jefe de Estado. No hay denuncias de uso de la fuerza ni de transgresiones a los derechos humanos, los militares no han intervenido, y el nuevo gobierno se ha comprometido a respetar el derecho.

Patética y humillante fue la visita de los cancilleres sudamericanos a Asunción a apoyar al Presidente Lugo. Esa presión contraproducente condujo a la extrema rapidez del juicio político. Mal hizo el Gobierno de Chile y otros al enviar representantes y declarar que no se había respetado el debido proceso, un asunto interno, y que es contradictorio con haber privado al nuevo gobierno de defenderse en las cumbres del Mercosur y de Unasur. Bien ha hecho el Presidente Piñera al descartar sanciones económicas contra Paraguay; coherente con rechazar el embargo a Cuba y sensible a no perjudicar al pueblo paraguayo.

Detrás de la irresponsable reacción latinoamericana está el que Paraguay, después de Bolivia, es la nación más vulnerable del continente; que Lugo es de izquierda y cercano al eje del ALBA, que encabeza Chávez y que pretende heredar Correa. También concurren el corporativismo y la paranoia de presidentes como Cristina Fernández y Morales, que se creen amenazados por rebeliones o protestas internas. Ya dijo el canciller argentino: “No van a golpear a Cristina como lo hicieron con Lugo y Zelaya”. Algo parecido han declarado Evo, Chávez y Correa. Dos de ellos derribaron gobiernos constitucionales y los cuatro han realizado golpes institucionales al controlar todos los poderes públicos. A ninguno le importa la suerte del pueblo paraguayo ni la de su democracia.

Brasil, Chile, Colombia, Perú y Uruguay debieron aportar sensatez, impidiendo un consenso latinoamericano en contra de Paraguay y reconociendo a su gobierno constitucional condicionado a la observancia de la democracia, de los derechos humanos y de sus obligaciones internacionales. Ésas serían buenas señales de seriedad de Latinoamérica y de que no somos rehenes de Cristina Fernández ni del ALBA.▄▀

Hernán Felipe Errázuriz

El Mercurio”

30 06 2012

Social

Para leer en familia



Ver mas artículos

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Discurso del Papa Francisco en la Vigilia de la JMJ Cracovia 2016
Eduardo Verástegui con Susana Gimenez (parte 2)
Asistir a misa es bueno para la salud

Humor

El escritor Franz Kafka acudió una tarde a visitar a un amigo pero, sin querer, al llegar despertó al padre de éste, que dormía en un diván.

Con los brazos en alto, como para disculparse, atravesó la estancia de puntillas, mientras le decía al anciano:

-Perdone, considéreme un sueño.

-----------------------------------------------------

El filósofo Ludwig Wittgenstein se encontraba en la estación de Cambridge esperando el tren con una colega. Se enfrascaron en una discusión tan acalorada que no se dieron cuenta de la salida del tren. Al ver que éste comenzaba a alejarse, Wittgenstein y su acompañante echaron a correr y el filósofo consiguió subirse al tren, pero su colega no.

Al ver la cara de desconsuelo de la mujer, un joven que estaba en el andén le dijo:

– No se preocupe, dentro de diez minutos sale otro.

– Lo que pasa- le contestó ella – es que él había venido a despedirme.-

-----------------------------------