Temas & Noticias



EL CONGRIO FRITO CHILENO

EL CONGRIO FRITO CHILENO

EL CONGRIO FRITO CHILENO
marzo 15

EL CONGRIO FRITO CHILENO

congrioEn las vacaciones me dediqué a consumir pescado y lo que más me gustó fue esta angila frita, la acompaño con puré de papas. Otros prefieren papas fritas o ensalada a la chilena: Tomate y cebolla. He aquí la receta.

El congrio se suele preparar de varias formas diferentes. Una de ellas es el congrio frito que lo pueden preparar con la receta que verán a continuación. Los ingredientes del congrio frito, para unas seis personas son : 6 presas de congrio de 180 gramos cada una, sal y pimienta para marinar. Para batido: 180 gr harina, 125 cc de cerveza, 1 yema, 2 claras, 20 cc de aceite, 700 cc de aceite para freír.

El modo de preparación del congrio frito es : Como primer paso se deberá dejar en adobo el pescado con los aliños. Prepare el batido: mezclando la harina cernida con lo yema y la cerveza, si queda con grumitos simplemente cuélelo. Cubra con unos 20 cc de aceite y deje en un lugar tibio por unos 15 a 20 minutos aproximadamente. Mientras espera bata las claras a nieve con una pizca de sal (como para merengue, que quede algo durito), y mezcle las dos cosas.

Luego estile y seque el pescado con toalla de papel, pase todas las presas por harina, y retire el exceso. Después caliente el aceite y mientras está a la temperatura adecuada (180º C), agregue al batido la cerveza, esto es mejor hacerlo a última hora para que no se le vaya el gas y el batido quedará mas crocante y rico. Por último hay que pasar todas las presas por el batido y fría. Después póngalas sobre un papel absorbente para retirar el exceso de aceite. ▀▄

Fuente : CocinArte
Foto : TastingChile

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------