Temas & Noticias



EL CONSEJO DE LA SEMANA, POR GATO DUMAS

EL CONSEJO DE LA SEMANA, POR GATO DUMAS

EL CONSEJO DE LA SEMANA, POR GATO DUMAS
agosto 10

EL CONSEJO DE LA SEMANA, POR GATO DUMAS

dumasEl Colegio de Cocineros Gato Dumas comparte con nosotros los secretos para preparar un plato de Mejillones a la Marinera.

Primero debemos confeccionar una base aromática, para ello, en una cacerola caliente con aceite de oliva sudamos unas cebollas y un ajo bien picados.
Es importante que los salteemos a fuego bajo para que se tiernicen y liberen sus jugos.

Finalmente añadimos media copa de vino blanco. Evaporamos el alcohol y agregamos un poco de caldo de verduras. En éste fondo de cocción vertemos los mejillones vivos y perfectamente limpios. Dejamos que rompa hervor, tapamos y dejamos cocinar durante cinco minutos. Al abrirse, los mejillones liberarán sus jugos al fondo de la marinera, enriqueciendo su sabor. Se sigue cocinando el fondo, al que se enriquece con manteca, perejil picado y abundante pimienta negra molida. Debemos desechar aquellos mejillones que permanezcan cerrados, ya que significa que estaban muertos al momento de cocinarlos y por lo tanto su consumo es tóxico.

Para más información gastronómica, visiten la página web www.gatodumas.com, del Colegio de Cocineros Gato Dumas, o llamen al 4 783 3357, Buenos Aires, Argentina.

Ahí podrán encontrar información acerca de numerosos cursos para aficionados o profesionales.▄▀

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)

Humor

Hacia 1770, la moda de las pelucas empolvadas de la aristocracia francesa e inglesa habían alcanzado tal magnitud, que las pelucas podían alcanzar 1,2 metros de alto, y se decoraban hasta con pájaros embalsamados, réplicas de jardines, platos de fruta o barcos a escala.

La falta de higiene (no se las quitaban por semanas o meses) y el volumen de estas pelucas ocasionaba que no sólo piojos y pulgas las infestaran, sino que hasta pequeños ratones hicieran de ellas su hogar.

----------------------------------------------------

Cuando los conquistadores ingleses llegaron a Australia se asombraron al ver unos extraños animales que daban saltos increíbles.

Inmediatamente llamaron a uno nativos e intentaron preguntarles mediante señas qué era eso.

Al notar que siempre decían “Kan Ghu Ru” adoptaron el vocablo inglés “kangaroo” (canguro). Los lingüistas determinaron tiempo después que los indígenas querían decir “No le entiendo”.

----------------------------------------------------