Temas & Noticias



CONGRESISTA FUJIMORI Y COMANDANTE HUMALA

CONGRESISTA FUJIMORI Y COMANDANTE HUMALA

CONGRESISTA FUJIMORI Y COMANDANTE HUMALA

CONGRESISTA FUJIMORI Y COMANDANTE HUMALA

lillianEscribe Lillian Calm: El domingo 5 en Perú “concluirá esta lucha singular en que Keiko ha debido reconocer los errores de su padre y Humala ha procurado, no sé con qué éxito, dejar en claro su equidistancia de Chávez”.

Si me encargaran escribir una novela, quizás con un tema garcía-marquiano, imaginaría como protagonista a un escritor de renombre, tal vez un Nobel de Literatura, que décadas antes de ser laureado hubiera fracasado en sus intentos por alcanzar la presidencia de su país. Y no se repondría no sólo por haberla perdido, sino por haber sido derrotado por un desconocido de raíces orientales, que habría subido como espuma cuando todas las encuestas le daban el triunfo a nuestro protagonista imaginario. Para este último habría sido demasiado y, enceguecido, incluso un cuarto de siglo después la ofuscación lo dominaría.

El escenario un cuarto siglo después ya aparece diferente: supongamos que para entonces el escritor de marras habría obtenido nada menos que el Nobel con el reconocimiento de la Academia sueca, y su ex contendor no sólo habría dejado de ser su rival, sino que estaría entre rejas. Por eso su blanco ahora pasarían a ser sus descendientes y a pesar de su ideología ultra liberal, el escritor se habría lanzado a apoyar apasionadamente (aunque fuera un ultra anti liberal) al candidato opositor de quien pudiera al menos recordarle a ese intruso que un día lo había batido en las urnas.

Mejor llegar hasta aquí no más con la ficción. Es una trama demasiado descabellada, de esas que no se dan en la realidad. No tengo paciencia para novelar y lucubrar historias con los pies tan poco puestos en la tierra. No. Nada de intentos literarios. En esta columna es preferible que me centre en las próximas elecciones presidenciales peruanas, hecho real por mucho que tenga su ingrediente surrealista.

El domingo en la noche la programación se presentaba más que atrayente. Por fin un programa televisivo me mantuvo absorta, quizás por mi declive hacia el Perú. La congresista y el comandante (como se llamaron uno al otro en forma reiterada) se enfrentaron sin tregua en sus pullas. Tiendo a pensar que el resultado virtual fue favorable a Keiko, pero no podría afirmar hacia qué lado se inclinó la balanza del voto a voto. Lo que sucede es que es imposible predecir hacia dónde se ladeará el indeciso electorado peruano no registrado en las últimas encuestas.

El domingo próximo, el 5, sí que vamos a ver televisión de excelencia. Minuto a minuto, las trasmisiones desde el Perú y, finalmente, el nombre vencedor. Y, por supuesto, también el del perdedor, si es que todo se atiene a un juego democrático.

Concluirá así esta lucha singular en que Keiko ha debido reconocer los errores de su padre y Humala ha procurado, no sé con qué éxito, dejar en claro su equidistancia de Chávez. Del propio Hugo, de Venezuela, que obligó a Ollanta a afirmar, siempre en el ánimo de apartarse de su fantasma, que los suyos serán cinco años y punto, y que no irá a la reelección, lo que fue a su vez reiterado por Keiko a su potencial electorado.
Ella lució segura. “No confunda, usted, comandante Humala a la población”, llegó a espetar. El comandante fue de menos a más, un poco monótono y aburrido a ratos, y sus agresiones al fujimorismo fueron respondidas con fuerza, sin piedad, por la candidata presidencial.

Un tema quedó sin tocarse: Chile. Pero no hace muchos días ella había tenido la osadía de dar a entender que no le guarda rencor a Chile por conceder la extradición de padre. Lo políticamente correcto habría sido sostener un “le guardo rencor a Chile”, frase que le habría acarreado más dividendos (léase votos, en este caso), ya que el rencor a nuestro país, sea por lo que fuere, trae dividendos políticos entre los peruanos. Quizás el que los Fujimori no hubieran llegado aún al Perú en tiempos de la Guerra del Pacífico pueda limar asperezas que otros se esmeran en profundizar.

Humala, a quienes muchos peruanos definen como un “rojazo” que está tratando de posar de “moderado”, se desdice sucesivamente de sus propias afirmaciones categóricas. Sus alusiones anti-chilenas (aunque aclara, curiosamente, que él no es antichileno) han sido reiteradas y luego enmendadas. Incluso por ahí procuró diferenciar entre clase política chilena y pueblo chileno. Difícil seguirlo. Difícil calibrar el riesgo que tendría una presidencia suya, pero tampoco se sabe a ciencia cierta, al menos para Chile, quién es y hacia dónde irá Keiko.

Afortunadamente en esta comedia ya no habrá más personajes secundarios. Es que los balotajes son de a dos y llegado el momento hasta los Premios Nobel deben hacerse a un lado, para dejar que los pueblos avancen o retrocedan, cada cual según su propia historia democrática. Cada cual con la epopeya que por angas o por mangas se merecen.▄▀

Lillian Calm
Temas.cl
01 06 2011

Social

Video de la semana

Video Recomendado

Párroco: "Tenemos que mirar para adelante, decir que es la parroquia de Karadima es tendencioso"
Reabren la joya barroca de la Ópera del Margrave
Psiquiatra Marian Rojas Explica Que Es La Ideología De Genero
LA DEVOCION MARIANA DE UN SANTO

Humor

La joven milenial al enamorado que le propone matrimonio:
-Me encanta lo simple, pero no como marido.
--------------------------------------------
El político y economista francés Jean-Baptiste Colbert (1619-1683), confesaba que:
—El arte de los impuestos consiste en desplumar el ganso en orden a obtener el máximo de plumas con el mínimo de alaridos.
El jefe de gobierno de la Unión Soviética, Nikita Kruschov (1894-1971) decía:
—Cuando despellejes a tus contribuyentes, déjales algo de piel para que crezca de nuevo; así podrás hacerlo más veces.
-------------------------------------------------------