Temas & Noticias



SOFÁ Y AHORA CABALLOS SIN ALCOHOLEMIA

SOFÁ Y AHORA CABALLOS SIN ALCOHOLEMIA

SOFÁ Y AHORA CABALLOS SIN ALCOHOLEMIA

SOFÁ Y AHORA CABALLOS SIN ALCOHOLEMIA

lillianLillian Calm comenta que le parece más natural que caballos y burros obstruyan una autopista que… un sofá. Sí, que un sofá.

No me extrañó oír en la radio que en una autopista de Santiago se encontrara circulando una quincena de caballos y, además, me parece que dos burros. Habrían ingresado a la altura de Cerro Navia. Me parece mucho más natural que esos animales obstruyan la circulación que… un sofá. Sí, que un sofá.

Ya me había sorprendido a mí misma manejando cada vez con mayor cautela, mirando hacia uno y otro lado, temerosa de que me ocurriera lo que le sucedió al hijo de unos grandes amigos míos: lo chocó un sofá. Y, aparentemente, su único recurso que tuvo algún efecto fue enviar una carta al diario, ya que la autopista concesionada en la cual se produjo el accidente —casualmente frente al mismo diario que publicó la carta— ni siquiera grabó los hechos. Mejor suerte corrieron los animales, de los cuales sí parece haber grabaciones.

Eran las 23:45 horas de un sábado (cuando aún no empieza el carrete) y el auto se desplazaba hacia arriba a muy mediana velocidad (¡afortunadamente!), cuando el vehículo que iba más adelante hizo una rápida maniobra para sortear no a una persona, ni un perro, ni un gato, sino ¡un sofá!

La única explicación plausible es que el sofá de marras debe haber ido en avanzado estado de intemperancia. Si no, no se habría atravesado en la autopista. Como no quedó grabación del hecho (¡harto raro, ya que esas autopistas suelen grabar todo!) y personal alguno de la concesionaria se hizo presente, nadie se preocupó de hacerle la alcoholemia al mueble; tampoco quedó claro si éste había sacado su TAG, porque por lo que yo entiendo hasta las vacas, si las hubiera, tendrían que cruzar por ahí con TAG.

El hijo de mis amigos, un universitario más que responsable, no pudo esquivar el objeto y todas las materias primas con que se había fabricado el sofá, en este caso el hechor, saltaron esparcidas por todas partes: madera y esponja y clavos, todos los cuales quedaron parcialmente incrustados debajo del auto. El impacto, por supuesto, destrozó el parachoques y los focos delanteros (no se sabe, en cambio, que los pobres animales hayan quedado abollados).

Pienso que a los sofás ebrios habría que penarlos con cárcel efectiva. Me parece que la ley aún no lo contempla. Son los vacíos de nuestra legislación. Es más, leí hace poco en la prensa que, transversalmente, los diputados Marcela Sabat (RN), Fidel Espinoza (PS) e Iván Moreira (UDI) le pidieron al Gobierno que ponga urgencia al proyecto de ley que aumenta las sanciones a quienes conducen en estado de ebriedad (no dicen nada de los sofás, pero me imagino que el proyecto los incluye).

La iniciativa contempla la eliminación de la distinción entre conducir bajo influencia del alcohol y estado ebriedad sobre 1,0 gramo. A partir de ahora, el que conduzca sobre 0,5 miligramos de alcohol por litro de sangre comete un delito y no una mera falta, como era antes (ignoro si se determinaron los gramos del sofá). Además, se prohíbe invocar la atenuante de la reparación del mal causado y, por último, se determina la cancelación a perpetuidad de la licencia en casos graves.

En este caso los cuatro ocupantes del vehículo salieron ilesos. No así el automóvil ni el hechor. Tampoco apareció ambulancia alguna que haya derivado el objeto a la UTI de una fábrica de muebles cercana.

No he sabido que la autopista haya indemnizado al hijo de mis amigos para que al menos pueda costear las reparaciones del auto; tampoco que se haya querellado contra quien no amarró bien la carga, como seguro va a suceder con los propietarios de los animales, que sin duda no andaban pastando en la vía concesionada.

En todo caso, quien esperaba el sofá ya recibió su sanción: debe encontrarse con su living absolutamente mocho.▄▀

Lillian Calm

Temas.cl

19 05 2011

Video de la semana

KATICA ILLÉNYI theremin - O sole mio

Video Recomendado





JUAN PABLO II
Párroco: "Tenemos que mirar para adelante, decir que es la parroquia de Karadima es tendencioso"

Humor

Cuando notificaron a Luis XIV la muerte del cardenal Mazarino, sucesor de Richelieu en el gobierno de Francia, le dijeron:

- Majestad, el cardenal ha entregado su alma a Dios. Y el rey, que no sentía demasiada simpatía por el cardenal, respondió:

- ¿Estáis seguro de que Dios la ha aceptado?

----------------------------------------------------

En una ocasión Luis XIV mostró a Nicolás Boileau unos versos que acababa de escribir. El ensayista, tratando de no mentir y al mismo tiempo de no ofender al Rey, le dijo:

- Nada hay imposible para vuestra majestad. Habéis querido hacer unos malos versos y ¡con qué facilidad lo habéis logrado!

----------------------------------------------------------------------