Temas & Noticias



MADRE Y EMPRESARIA, MÁS FÁCIL EN COMPAÑÍA

MADRE Y EMPRESARIA, MÁS FÁCIL EN COMPAÑÍA

MADRE Y EMPRESARIA, MÁS FÁCIL EN COMPAÑÍA

MADRE Y EMPRESARIA, MÁS FÁCIL EN COMPAÑÍA

MAMA-EMPRESARIAMuchas mumpreneurs —mamás-empresarias—, con los años han ido desarrollando una red de servicios para ayudarse unas a otras. Su gran aliado: Internet.

Durante una etapa de crisis económica, la conciliación entre la vida familiar y el trabajo se hace especialmente difícil. Más aún si se es madre de niños pequeños. En estas circunstancias, una alternativa es la creación de un negocio propio que permita trabajar desde casa, o al menos disfrutar de un horario flexible. Eso hacen muchas mumpreneurs —mamás-empresarias–. Con los años han ido desarrollado una red de servicios para ayudarse unas a otras. Su gran aliado: Internet.

El fenómeno de los mumpreneurs groups tiene especial fuerza en Reino Unido. Ya sea a través de páginas web o de congresos presenciales, muchas madres empresarias se mantienen en contacto, y comparten información, ejemplos… y posibilidades de negocio.

Y es que estas madres no quieren renunciar a su carrera profesional por haber decidido tener hijos. Por eso, rechazan la idea de que sus negocios sean un simple entretenimiento para no estar ociosas durante el tiempo que pasan en casa con los más pequeños. Con sus empresas, la mayoría de ellas persiguen lo mismo que cualquier otro empresario: un negocio rentable. Pero incluyen en esa rentabilidad la posibilidad de disfrutar de sus hijos.

Algunas páginas web dan cuenta de la vitalidad y comunicación de estos grupos de madres-empresarias. Es el caso de www.familyfriendlyworking.co.uk o www.mumpreneuruk.com, ambas radicadas en el Reino Unido. Entrar en una de estas páginas es encontrarse con un foro lleno de propuestas atractivas tanto para madres que ya regentan un negocio como para aquellas que están planteando convertirse en nuevas mumpreneurs.

Además de dar espacio publicitario a empresas de mumpreneurs, se ofrecen cursos —en algunos casos gratuitos— para hacer atractiva la página web del negocio o para ponerlo en marcha sin morir en el intento. Se publican noticias o artículos relacionados con el mundo empresarial, con consejos para optimizar los recursos —“los cinco mandamientos para las ventas”, “seleccionar el nombre del negocio”, “estrategias comerciales en Twitter”, todos ellos en mumpreneuruk.com—. Se añaden enlaces a sitios web de empresas de trabajo a tiempo parcial o especializadas en horarios flexibles. También se habilitan foros para compartir ideas o recomendaciones.

Otra iniciativa con éxito son los concursos relacionados con actividades empresariales y maternidad. Un ejemplo son los Mumpreneur Awards, organizados desde 2009 por mumpreneuruk.com., que premian las mejores iniciativas empresariales llevadas a cabo por madres. Algo parecido a lo que hacen los Mum and Working Awards. Otro ejemplo son los premios Whats’s on 4, con 18 secciones que van desde “la mejor actividad pre-natal” hasta “el mejor after-school club”.

El objetivo que persiguen todas estas actividades es proporcionar a las mumpreneurs una red de apoyos que les pueda servir de ayuda en su propósito de conciliar vida familiar y trabajo.

Solas es muy difícil, en compañía todo se hace más sencillo. Este es la enseñanza que transmite Amanda Farren, una de las “mamás-empresarias inspiradoras” a la que se entrevista en mumpreneursuk.com. Cuándo le preguntan qué consejo daría a quienes se estén planteando seguir su mismo camino, Amanda no duda: “Contactos. Es vital para la salud y la prosperidad de cualquier madre empresaria. Contactos en Internet. Contactos a nivel local. Contactos donde quiera y cuando quiera que puedas. Hay tantos grupos de contactos sobre conciliación familiar y laboral […] que no hay razón para no acudir a ellos”.▄

Aceprensa
17 02 2011

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------