Temas & Noticias



EL CINE ESPAÑOL VIVE DE LAS SUBVENCIONES PÚBLICAS

EL CINE ESPAÑOL VIVE DE LAS SUBVENCIONES PÚBLICAS

EL CINE ESPAÑOL VIVE DE LAS SUBVENCIONES PÚBLICAS

EL CINE ESPAÑOL VIVE DE LAS SUBVENCIONES PÚBLICAS

cineespanolCuatro ministros en la fiesta de los Goya: un escaparate de las ayudas estatales a una producción cinematográfica que recauda menos que lo que recibe del Estado. Los ingresos de taquilla en 2010 han sido un 34% más bajos que en 2009

Agusti Villaronga besa el Goya por su película Pa Negre

Nora Navas, con su estatuilla como mejor actriz

La ministra de Cultura y Álex de la Iglesia, del brazo en la gala, aunque tienen sus más y sus menos por la “Ley Sinde”

El domingo, 13 de febrero, se ha celebrado en el Teatro Real de Madrid la XXV edición de los Premios Goya de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, presentada en esta ocasión por el showman Andreu Buenafuente.

La gran vencedora de la noche fue la película Pa negre (Pan negro), de Agustí Villaronga, que se ha llevado 9 galardones de las 14 nominaciones a las que optaba. Ha obtenido estatuillas como Mejor Película, Mejor Dirección, Interpretación Femenina Protagonista (Nora Navas), Actor y Actriz Revelación, Actriz de Reparto (Laia Marull), Mejor Dirección Artística, Mejor Guión Adaptado, y Mejor Dirección de Fotografía.

Icíar Bollaín, (También la lluvia) y Álex de la Iglesia (Balada triste de trompeta, la gran favorita), han sido los perdedores de la gala, con tres y dos galardones respectivamente. Por su parte, el filme Biutiful, del director mexicano Alejandro González Iñárritu, se hizo con la Mejor Interpretación Masculina Protagonista, que se llevó Javier Bardem, nominado también a los Oscar por este filme.

Una foto, espejo de las ayudas al cine

cineespanolA la gran fiesta de los Goya asistieron hasta cuatro ministros del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero: Ángeles González-Sinde (Cultura), Elena Salgado (vicepresidenta y ministra de Economía), Leire Pajín (Sanidad) y Miguel Sebastián (Industria).

Todos ellos se fotografiaron junto a quien ejercía todavía en la gala de los Premios Goya como presidente de la Academia de Cine, Alex de la Iglesia, y la vicepresidenta, Iciar Bollaín.

La imagen de los cuatro ministros en la alfombra roja junto a los máximos responsables de la Academia de Cine es un buen reflejo del interés del Gobierno por tener contento al mundo del cine; un interés que se refleja también en las cuantiosas ayudas estatales a una producción cinematográfica que recauda menos que lo que recibe del Estado.

Las películas españolas recaudaron en 2010 un total de 69,7 millones de euros, mientras que el total del fondo de subvenciones otorgadas por Cultura fue de 89,39 millones, según informaba el diario “La Razón” el pasado 7 de febrero.

Lo primero que hay que considerar es que los ingresos de taquilla en 2010 fueron un 34% más bajos que en 2009, lo que da una pauta de la aceptación de público que tiene el actual cine español.

Teniendo en cuenta que el año pasado se estrenaron un total de 106 películas en España, a una media de más de dos por semana, la recaudación media por película fue de 657.547 euros, mientras que cada filme obtuvo una subvención media de 843.302 euros. Al mismo tiempo, el coste medio por película es de tres millones de euros.

cineespanolTodas estas cifras llevan a concluir que, a diferencia de cualquier otra actividad productiva, y el cine no deja de ser una industria, el Estado en este caso compra la mayor parte de la producción cinematográfica española. De esta manera, la industria del cine español vive de las subvenciones públicas mientras millones de personas siguen en paro.

De hecho, con el dinero de todos se están pagando las aventuras cinematográficas de una serie de directores que ofrecen un producto que luego no se rentabiliza en taquilla, cuando lo lógico sería que la industria del cine ajustara su oferta a la demanda o bien que ajustara el coste de sus películas.

Se puede entender que el cine se subvencione como séptimo arte, pero lo cierto es que en España las ayudas estatales al cine están fracasando en sus objetivos. De hecho, ninguno de los largometrajes españoles aparece en el top ten de los más vistos.

Esta realidad en torno a las subvenciones al cine contrasta de forma más preocupante si tenemos en cuenta la otra realidad, la que muestra a su vez la crisis económica, con casi 4,7 millones de parados según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA).

SUBVENCIONES POLÍTICAS

Así, no se entiende que las subvenciones en España en algunos sectores concretos funcionen más por razones políticas que por las que deberían atender a la lógica, y un ejemplo de ello son las que el Ministerio de Cultura destina a los artistas ‘de la ceja’ y al cine.

Pero, hay más. En los tiempos de crisis que corren, tampoco parecen razonables las subvenciones al carbón, a pesar de ser la fuente de energía más contaminante de las que hay actualmente y de las declaraciones del Gobierno y del propio Zapatero defendiendo políticas para combatir el cambio climático.

El gobierno español malgasta el dinero con este tipo de subvenciones y en los últimos cuatro años las ayudas a este sector han costado más de 1.350 millones de euros.

Una más que probable explicación a este dispendio tiene que ver con que la poca minería que queda está defendida por UGT, y cabe recordar que las visitas anuales de Zapatero a la localidad leonesa de Rodiezmo, puño en alto en supuesta solidaridad con los trabajadores, se han convertido en un clásico, a excepción de este último año.

Otro ejemplo lo tenemos en el Plan de Empleo Rural (PER) andaluz, que subvenciona económicamente en Andalucía y Extremadura el insuficiente trabajo agrario existente a lo largo del año creando una situación de subocupación remunerada del excedente de mano de obra.

Así, con este sistema de subocupación y subdesarrollo, el Gobierno ha cronificado un estilo de vida que es contrario a cualquier economía productiva, algo que, lejos de poder llamarse solidaridad, se ha convertido en normalizar el que la gente viva de las subvenciones.▄

Isabel Ordóñez

Forum Libertas

17 02 2011

Social

Para leer en familia



Ver mas artículos

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Psiquiatra Marian Rojas Explica Que Es La Ideología De Genero
LA DEVOCION MARIANA DE UN SANTO
Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal

Humor

Doña María Manuela Kirkpatrick, condesa de Montijo, acudía a todos los actos sociales que se celebraban con el propósito de ‘colocar’ a sus hijas Francisca y Eugenia.

Durante una recepción en el Palacio del Elíseo, en 1849, el Presidente de la República Francesa, futuro Napoleón III, fijó sus ojos en su benjamina Eugenia, y quedó prendado de ella.

En un encuentro posterior, el maduro pretendiente quiso ir más allá con la joven, a la que llevaba 18 años de diferencia, y le preguntó cómo podría llegar hasta su alcoba. Sin inmutarse, Eugenia de Montijo contestó: -Por la Iglesia.

El 30 de enero de 1853, él ya convertido en Emperador de los franceses, Napoleón III y la bella española se casaron en la catedral de Notre Dame.

---------------------------------------------------------