Temas & Noticias



TRIGO

TRIGO

TRIGO

TRIGO

lasmonedasEscribe Javier Fuenzalida: “El trigo ha sido protegido con bandas de precios o con la intervención de Cotrisa comprando a un precio superior al vigente. ¿Era necesario? No”.

El modelo económico chileno produjo una exitosa revolución en la agricultura, aún en curso, cuyos resultados han sido una exitosa penetración en los mercados internacionales. Uvas, vinos, frutas con carozos, manzanas, kiwi, cerezas, arándanos, paltos, semillas genéticas, aves, cerdos, etc. en forma de productos frescos, congelados, deshidratados, enlatados. Este proceso ha significado una continua reasignación del uso de la tierra, en que los cultivos tradicionales han ido cediendo lugar a las nuevas producciones con buenos retornos. El trigo ha sido uno de ellos, a pesar de los adelantos tecnológicos en su cultivo, selección de variedades genéticas y técnicas de manejos que han aumentado su rendimiento por hectárea. Aun así, no ha podido competir con el trigo internacional y ha sido protegido con bandas de precios o con la intervención de Cotrisa comprando a un precio superior al vigente. ¿Era necesario? No.

Hay tierras en que se obtienen altos rendimientos, pero que no logran competir cuando hay imperfecciones no resueltas por la protección estatal, como es el precio actual para el trigo nacional de $14.000 por qq, cuando el precio internacional equivalente es de $ 19.000 y cuya causa es la estacionalidad de la oferta durante la cosecha anual y no la productividad.

La precariedad de la infraestructura de acopio no permite a los productores resolver los efectos de la estacionalidad. Cotrisa tiene apenas una capacidad de almacenamiento de 280.000 toneladas en sus centros de Parral, Los Angeles y Lautaro, equivalentes al 25% de la producción nacional. Comparado con el desarrollo que muestran otros productos agropecuarios nos preguntamos, ¿por qué los trigueros no han invertido en centros de acopio para el manejo de la distribución? ¿Por qué la autoridad no ha promovido la infraestructura de acopio? ¿Para qué el Estado posee un banco que no ha liderado la introducción de productos financieros que permitan el fraccionamiento de las ventas?
En el caso de la industria forestal, hubo un vigoroso impulso con la dictación del DL 701. Ha habido incentivos en casi todas las actividades productivas. Si resuelto el problema de distribución queda en evidencia que Chile tiene ventajas comparativas, entonces el Estado debería fomentar la construcción de los centros de acopio. Cotrisa podría ser el punto de partida, aumentando el capital a ser suscrito por inversionistas, incluyendo los trigueros, complementado con una emisión de deuda para financiar la ampliación de su capacidad de acopio, o incentivar las inversiones por terceros en este tipo de activos. Sospecho que hoy Cotrisa no ha tomado la iniciativa, entre otras razones, porque sus accionistas, además de Corfo, son los molineros que se benefician con esta situación anómala.
Desarrolladas las empresas de acopio, los trigos tempranamente almacenados podrán utilizarse como garantía para las líneas de créditos que sus productores demandan como capital de trabajo. Algo parecido a las sociedades de garantías recíprocas. De esta manera, no será necesario otorgar subsidios a los precios o incluso perder dinero comprando caro y vendiendo barato a costa de Moya.▄

Javier Fuenzalida
Profesor Universidad Finis Térrea
27 01 2011

Video de la semana

KATICA ILLÉNYI theremin - O sole mio

Video Recomendado





JUAN PABLO II
Párroco: "Tenemos que mirar para adelante, decir que es la parroquia de Karadima es tendencioso"

Humor

Durante el mandato de Napoleón Bonaparte se pintó un banco de los jardines del Palacio de las Tullerías (por aquel entonces residencia imperial). Para evitar que alguna de las damas de la corte manchara su vestido al sentarse, ordenó colocar a un soldado de guardia con el propósito de avisar que la pintura todavía estaba fresca.

Cuando la emperatriz Eugenia, esposa de Napoleón III se instaló en el Palacio de las Tullerías se percató que había un soldado de guardia frente a un banco del jardín.

Tras observar varios días seguidos que dicho asiento siempre estaba vigilado por alguno de los soldados del palacio, se interesó por el asunto y descubrió que aquella orden dada por Napoleón I cuarenta años atrás ¡nadie se había ocupado de anularla!

------------------------------------------------------