Temas & Noticias



EN BUSCA DE UN FELIZ AÑO NUEVO

EN BUSCA DE UN FELIZ AÑO NUEVO

EN BUSCA DE UN FELIZ AÑO NUEVO

EN BUSCA DE UN FELIZ AÑO NUEVO

AÑO-NUEVO¿Podemos dejar la felicidad en manos de los acontecimientos buenos o malos que durante el año nos van a visitar? ¿Es lógico vivir la felicidad personal en un mundo donde la violencia y el sufrimiento están en cada esquina?

“Feliz año nuevo” parece ser la jaculatoria preferida por todo el mundo para expresar, sin distinción alguna, los máximos deseos de felicidad desde la Nochevieja hasta los primeros días de enero. Con la palabra felicidad invocamos para nuestro entorno ‘lo mejor’ sin especificar demasiado qué es y cómo obtenerlo. Diría que en muchos casos se establece un dialogo de sordos; uno desea lo mejor y el receptor entiende lo que quiere.

Quizá hablando de la felicidad, que es la aspiración más buscada por todo el mundo, podríamos concretar algo más, pero aún en el caso que podamos concretar aquello que se intuye como ‘felicidad’ nos invaden otras preguntas que ponen en duda este axioma:

¿Podemos dejar la felicidad en manos de los acontecimientos buenos o malos que durante el próximo año nos van a visitar?

¿Es lógico vivir la felicidad personal en un mundo donde la violencia y el sufrimiento están en cada esquina?

¿Hablamos de una felicidad irreal, una utopía, un engaño, una contradicción en un mundo lleno de dolor?

En busca de soluciones para mi vida y del laberinto de nuestra sociedad actual con caminos a ninguna parte, constato que he detectado felicidad cuando he practicado algunas de las propuestas incluidas en las Bienaventuranzas. Siempre he pensado que no hace falta ser un creyente para buscar la felicidad en este camino; felices los pobres, los que lloran, los humildes, los que buscan la paz y la justicia, los perseguidos, los compasivos, los limpios de corazón. En definitiva, un plan para alcanzar la felicidad con un mundo al revés de los intereses que priman en nuestra sociedad.

Podríamos coincidir creyentes y no creyentes, que si Dios existe estará al lado de este programa. Un Dios universal que como la lluvia lo invade todo y a todos invita a una felicidad sin exclusiones. Pero la gente está harta de propuestas teóricas y busca las experiencias reales de vida que avalan las propuestas, y yo quisiera aportar algo en este sentido. Ciertamente he vivido experiencias de dolor que me han amargado algunos momentos de mi vida, y otras de alegría donde he gozado de felicidad, pero siempre he experimentado que la felicidad más o menos estable, por más que queramos, no depende solamente de nosotros.

Es como un don que se adquiere y a la vez se nos concede, que nos hace vivir nuestra vida de otra manera. Una vida que no se ahoga en el presente y que se agarra en otra realidad superior que lo armoniza todo. Para nosotros los creyentes “un Dios que nos bendice y guarda, un Dios que alza su rostro hacia nosotros y nos da la paz” (Números 6; 24-26) en cualquier circunstancia.

Os deseo a todos un Feliz Año Nuevo y que la Felicidad llegue a vosotros sin exclusiones.▄

Ignasi Garcia Rafanell
Aceprensa
05 01 2011

Social

Para leer en familia



Ver mas artículos

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Psiquiatra Marian Rojas Explica Que Es La Ideología De Genero
LA DEVOCION MARIANA DE UN SANTO
Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal

Humor

Doña María Manuela Kirkpatrick, condesa de Montijo, acudía a todos los actos sociales que se celebraban con el propósito de ‘colocar’ a sus hijas Francisca y Eugenia.

Durante una recepción en el Palacio del Elíseo, en 1849, el Presidente de la República Francesa, futuro Napoleón III, fijó sus ojos en su benjamina Eugenia, y quedó prendado de ella.

En un encuentro posterior, el maduro pretendiente quiso ir más allá con la joven, a la que llevaba 18 años de diferencia, y le preguntó cómo podría llegar hasta su alcoba. Sin inmutarse, Eugenia de Montijo contestó: -Por la Iglesia.

El 30 de enero de 1853, él ya convertido en Emperador de los franceses, Napoleón III y la bella española se casaron en la catedral de Notre Dame.

---------------------------------------------------------