Temas & Noticias



ECONOMÍA DE JAPÓN CRECIÓ MENOS DE LO PREVISTO

ECONOMÍA DE JAPÓN CRECIÓ MENOS DE LO PREVISTO

ECONOMÍA DE JAPÓN CRECIÓ MENOS DE LO PREVISTO

ECONOMÍA DE JAPÓN CRECIÓ MENOS DE LO PREVISTO

sdfvEl crecimiento económico de Japón se debilitó de manera significativa en el último trimestre, según datos oficiales.

Entre abril y junio, el Producto Interno Bruto (PIB) japonés creció 0,1%, bastante menos de lo esperado.

Según el corresponsal de la BBC en Tokio, Roland Buerk, Japón confió parte de su recuperación en un aumento de las exportaciones.

Sin embargo, la apreciación del yen, la divisa japonesa, que esta semana alcanzó su valor máximo frente al dólar de los últimos 15 años, hizo que este sector fuera menos competitivo a nivel internacional.

En cambio, dos de los rivales más cercanos de Japón, Estados Unidos y Alemania, crecieron 2,2 y 2,4% respectivamente en el mismo periodo.

De acuerdo con Buerk, aunque Japón sigue siendo uno de los países más ricos y prósperos del mundo, su crecimiento en los últimos años fue débil.

China pisa los talones

Los datos del Banco Mundial muestran que la economía del país asiático se expandió sólo 5% en los primeros ocho años de este siglo, mientras que la de su vecino, China, aumentó 261%.

Tras la publicación de los datos que muestran la evolución del PIB, el ministro de Finanzas de Japón, Satoshi Arai, aseguró que el gobierno tomará medidas para contrarrestar la subida del yen.

“La apreciación de la moneda japonesa podría afectar negativamente a las exportaciones también en el último semestre de este año fiscal”, indicó Takeshi Minami, economista del Instituto de Investigaciones Financieras Norinchuki.

Las últimas cifras publicadas dan credibilidad a quienes aseguran que China adelantará pronto a Japón como segunda economía mundial.■■■■■

Redacción
BBC Mundo
17 08 2010

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------