Temas & Noticias



REQUETÉS

REQUETÉS

REQUETÉS
julio 06

REQUETÉS

Sin título-1Un libro de Pablo Larraz Andía y Víctor Sierra-Sesúmaga para superar tópicos y entender qué llevó a miles de españoles a empuñar las armas contra el gobierno de la República

Este libro recoge los testimonios, fotografías, cartas y recuerdos de un centenar de hombres y mujeres. De diferente procedencia geográfica, condición social y circunstancias personales, el único punto en común de todos es el haber vivido la guerra de España de 1936 desde unidades de combate u organizaciones carlistas.

A través de la autenticidad y la frescura de lo vivido, narrado por sus propios protagonistas e ilustrado con imágenes inéditas y documentos excepcionales, “Requetés. De las trincheras al olvido” supone un retrato sociológico y humano poco habitual en la historiografía actual, imprescindible para superar tópicos y entender qué llevó a miles de españoles a empuñar las armas contra el gobierno de la República.

Voluntarios de primera línea, enfermeras en hospitales de guerra, cautivos, evadidos, heridos en combate, mujeres de la retaguardia… Sus recuerdos y testimonios, setenta años después del final de la contienda, suponen un heterogéneo e impresionante fresco de la tragedia colectiva de 1936.■■■■■

Forum Libertas

30 06 2010

Pablo Larraz Andía y Víctor Sierra-Sesúmaga

Requetés

Editorial La esfera de los libros

956 páginas

Video de la semana

KATICA ILLÉNYI theremin - O sole mio

Video Recomendado





JUAN PABLO II
Párroco: "Tenemos que mirar para adelante, decir que es la parroquia de Karadima es tendencioso"

Humor

La empresa británica Rolls-Royce buscaba introducir uno de sus modelos en Alemania, concretamente el Silver Mist ( «Niebla Plateada»). Sin embargo, se percató afortunadamente a tiempo, de que mist significa «estiércol» o «porquería» en alemán. Desgraciadamente el remedio que propusieron era aún peor. Lo rebautizaron como Mist-Stick, sin advertir que la traducción germana de ese término era «bastón de mierda». Es lógico pensar que nadie se identificaría con un coche que transmitía unos valores, digamos, tan poco glamurosos.

-------------------------------------------

Auguste Lumière (1862-1954), coinventor del cinematógrafo en 1895 junto a su hermano Louis, ni se imaginaba la repercusión que tendría su innovación ni, mucho menos, los miles de millones que se moverían anualmente gracias al cine. Para él las expectativas eran mucho más modestas:

—Mi invención será explotada durante un cierto tiempo como una curiosidad científica, pero, aparte de esto, no tiene ningún valor comercial.

-------------------------------------------------------

Del mismo modo, el productor de cine estadounidense de origen polaco Harry Warner (1881-1958), cofundador de la productora y distribuidora cinematográfica estadounidense Warner Brothers, dijo en 1927:

—¿Cine hablado? Pero ¿quién diablos querría escuchar a los actores hablar?

------------------------------------------------