Temas & Noticias



REINO UNIDO: MÁS APOYO A LOS NIÑOS Y A LAS FAMILIAS

REINO UNIDO: MÁS APOYO A LOS NIÑOS Y A LAS FAMILIAS

REINO UNIDO: MÁS APOYO A LOS NIÑOS Y A LAS FAMILIAS

REINO UNIDO: MÁS APOYO A LOS NIÑOS Y A LAS FAMILIAS

Nueva imagenEl nuevo gobierno británico, formado por la coalición entre conservadores y liberal-demócratas, está retocando su ambicioso plan de recortes para sanear la economía del país. Pero el viceprimer ministro Nick Clegg no está dispuesto a que la siguiente generación pague los platos rotos. Por eso, acaba de hacer pública en un discurso oficial (17-06-2010) la puesta en marcha de una comisión de expertos que estudiará medidas para apoyar a los niños y las familias.

Durante la campaña electoral, el liberal-demócrata Nick Clegg fue quizá el candidato que habló con más claridad sobre los recortes del gasto público que habría de acometer el futuro gobierno. Ahora bien, “eso no significa —aclara— que tengamos que condenar a la siguiente generación a cargar con tipos de intereses más altos, peores servicios públicos y menos empleo”.

“Hemos de preguntarnos cómo van a vivir los que vienen detrás, por lo menos con el mismo interés —si no mayor— con que nosotros nos preocupamos por nuestras condiciones de vida. Nuestra generación se ha olvidado de esta responsabilidad. Hemos convertido a Gran Bretaña en un país que no es apropiado para que los niños crezcan”.

“Tenemos que invertir la tendencia a hacer a las familias cada vez más dependientes del Estado”

La idea de Clegg es “redescubrir el espíritu de la infancia, para que cada niño tenga oportunidades de prosperar. Somos realistas: no es misión del gobierno crear familias felices. Pero vamos a quitar los obstáculos que impiden a las familias ofrecer a sus hijos el mejor comienzo. Os vamos a dar poder. Este gobierno va a hacer posibles vuestras elecciones”.

A juzgar por el tono del discurso, podría parecer que el viceprimer ministro sigue todavía en campaña. Pero no cabe duda de que habla en serio. En parte porque, durante los últimos años, diversos organismos internacionales como UNICEF o la OECD han sacado los colores a Gran Bretaña situándola entre los países ricos que menos se preocupan de la infancia.

El propio Clegg admite que estos reproches están justificados. “Actualmente, uno de cada cinco niños [en este país] vive en la pobreza. Dos millones tienen viviendas pobres: habitaciones abarrotadas, condiciones miserables e incluso edificios peligrosos. Estos comienzos pueden ser un lastre para los niños durante el resto de sus vidas”.

El gobierno quiere prevenir los divorcios cuando sea posible y, cuando no lo sea, hacerlos menos traumáticos

También es preocupante, añade Clegg, que muchos niños sean víctimas del acoso de los matones de su clase; que la obesidad siga aumentando entre los adolescentes; o que uno de cada 10 menores padezca un trastorno mental diagnosticado”.

DECIDIRÁN LAS FAMILIAS

Según Clegg, la creciente desprotección de la infancia responde a diversas tendencias que han ido moldeando a la sociedad británica durante las últimas décadas. Entre otros factores, destaca las dificultades para conciliar familia y trabajo; la pérdida del sentido de comunidad; y el impacto de la publicidad que ha llevado a los niños a verse, desde edades muy tempranas, como meros consumidores.

Fiel a sus principios liberales, Clegg cree que el gobierno no está para decirle a nadie cómo tiene que vivir. Lo que sí puede hacer es dar más poder a los padres para que sean ellos quienes hagan sus elecciones. “Tenemos que invertir la tendencia a hacer a las familias cada vez más dependientes del Estado”.

El viceprimer ministro pone como ejemplo las deducciones fiscales por hijo. Actualmente, nueve de cada 10 familias puede optar a ellas, lo cual —para Clegg— es una locura. El nuevo gobierno prefiere otra vía: aumentar la parte de los ingresos exenta de impuestos, para que las familias se queden con más dinero desde el principio y ellas mismas decidan cómo emplearlo.

“Familias independientes, pero apoyadas. Esta es la fórmula del nuevo gobierno de coalición, a la que hemos llegado con gran naturalidad. (…) “[David Cameron] ha dicho muchas veces que quería hacer de Gran Bretaña un país más familiar; y yo siempre he defendido que una sociedad debe ser juzgada en función de cómo trata a los niños”.

AYUDAS PRÁCTICAS

Con este planteamiento, Cameron y Clegg han creado la Childhood and Families Task Force, un grupo de trabajo en el que participarán diversos expertos así como los ministros de cada ramo. El objetivo de esta comisión, presidida por el propio Cameron, es identificar las necesidades más acuciantes de las familias. Después los expertos elaborarán una serie de propuestas —que entregarán el próximo otoño—, destinadas a aliviar a las familias de sus apuros cotidianos.

Lo más probable es que de esta comisión no salga una política familiar basada en grandes ideas y principios; algo en lo que difícilmente se habrían puesto de acuerdo conservadores y liberal-demócratas. Ambos líderes han optado por un enfoque pragmático, aunque con propuestas novedosas que tendrán un efecto beneficioso en la vida de las familias.

En su discurso, Clegg señaló las cinco áreas principales de trabajo de la comisión. La primera son los permisos paternos. Para facilitar el reparto de tareas entre padre y madre, el gobierno quiere impulsar estos permisos desde los primeros momentos del embarazo.

En la misma línea, la comisión buscará —asesorada por diversas empresas— fórmulas de trabajo flexible para todos los empleados, y no sólo para las mujeres. La idea es convertirlas en algo habitual, para que ningún padre que desee conciliar familia y trabajo se vea estigmatizado.

La segunda área está dirigida a mejorar las ayudas a los niños discapacitados. Para aliviar a las familias con hijos en esta situación, el gobierno va a potenciar la figura de los cuidadores y los servicios comunitarios de asistencia social.

La tercera se centra en la protección de los niños en casos de rupturas familiares. El gobierno quiere “prevenir las rupturas cuando sea posible y, cuando no lo sea, hacerlas menos traumáticas”. Entre otras medidas, los servicios de terapia familiar recibirán apoyo económico para que sean accesibles también a las familias pobres.

La cuarta estudiará cómo reciclar espacios abiertos donde los niños puedan jugar a sus anchas, y donde las personas de distintas generaciones puedan reunirse tranquilamente. Aquí, advierte Clegg, cada municipio tendrá que ingeniárselas como pueda, dada la escasez de dinero público.

La última área pretende proteger a los niños “de las presiones de los adultos por hacerles crecer a más velocidad de lo que les corresponde”. En concreto, Clegg denuncia la irresponsabilidad de los anuncios con contenidos eróticos o de los que crean en niños y niñas la obsesión por tener un aspecto atractivo.

Habrá que ver en qué queda el trabajo de la Childhood and Families Task Force. Ciertamente, los objetivos son ambiciosos: reducir el gasto público, proteger el futuro de los niños y fortalecer a la familia. Pero, como dice Clegg, “si desde el gobierno no intentamos lograr esto, ¿para qué estamos aquí?”.■■■■■

Aceprensa

22 06 2010

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)

Humor

En el 449, el emperador Valentín III, enemigo acérrimo de Atila, condenó al exilio a su propia hermana, Honoria. Ésta, en venganza, entregó su anillo a un oficial de los hunos para que se lo mostrara a su jefe como prueba de que ella era hermana de su enemigo. Atila entendió que la joya era una oferta de matrimonio y, desgraciadamente para Honoria, dijo “sí quiero”.
------------------------------------------------------

Hessy Taft, una guagua de padres judíos, apareció en las portadas de las revistas nazis y en los afiches del Tercer Reich al ganar el concurso “Modelo de raza Aria”.

Todo sucedió porque el fotógrafo, sin la autorización de los padres, envió la foto al concurso pensando que sería una buena lección que lo ganara una niña judía como modelo del ario perfecto. --------------------------------------------------------