Temas & Noticias



MULTITUDINARIA REUNIÓN DE SACERDOTES

MULTITUDINARIA REUNIÓN DE SACERDOTES

MULTITUDINARIA REUNIÓN DE SACERDOTES

MULTITUDINARIA REUNIÓN DE SACERDOTES

Nueva imagenConsiderada la más numerosa de la historia, nueve mil sacerdotes participan entre el 9 y 11 de junio, en un Encuentro Internacional en Roma en la conclusión del Año Sacerdotal.

Nueve mil sacerdotes participarán en el Encuentro Internacional que comenzó en Roma mañana entre el 9 y 11 de junio como conclusión del Año Sacerdotal, convocado por el Papa Benedicto XVI por el 150° aniversario del dies natalis de Juan María Vianney, el santo patrón de todos los párrocos del mundo, que en esta ocasión será proclamado por el Papa “patrono de todos los sacerdotes del mundo”.

El acontecimiento, promovido por la Congregación para el Clero y confiado en su organización técnico-logística a la Opera Romana Pellegrinaggi, se pone en continuidad con los encuentros internacionales del clero precedentes que, entre 1996 y 2004, han tenido lugar en Fátima (Portugal), Yamoussoukro (Costa de Marfil), Guadalupe (México), Nazaret, Belén y Jerusalén (Tierra Santa), Roma (con ocasión del gran jubileo del 2000) y, finalmente, Malta.

El Encuentro Internacional de los Sacerdotes vuelve de nuevo a Roma, corazón de la cristiandad, con el tema “Fidelidad de Cristo, Fidelidad del Sacerdote” que es la reunión de sacerdotes más numerosa que se haya realizado nunca, además del acontecimiento eclesial más numeroso del año actual.

Roma se preparó para acoger a los sacerdotes procedentes de 19 países, empezando por el Alcalde de Roma, Gianni Alemanno, que acogerá una delegación en la Sala Pietro da Cortona de los Museos Capitolinos.

Los lugares de celebración de estos “tres días sacerdotales” son las basílicas de San Pablo Extramuros, la de San Juan de Letrán y la de San Pedro.

El 9 y 10 de junio las basílicas de San Pablo Extramuros y la de San Juan de Letrán, unidas por videoconferencia, acogieron la meditación de la mañana, a la que seguirán la adoración eucarística y la Santa Misa.

La tarde del 10 a las 20,30 h tiene lugar una vigilia en la Plaza de San Pedro con la presencia del Santo Padre, que el día 11, a las 9,30, de nuevo en la Plaza, preside la Misa conclusiva del Encuentro, concelebrada con los sacerdotes.

Inmediatamente después de la Misa, la Opera Romana Pellegrinaggi cierra el encuentro sacerdotal con un momento de encuentro en el Castel Sant’Angelo.

El encuentro ha estado abierto no sólo a los religiosos, sino también a los seminaristas, a los diáconos permanentes, a las religiosas y a los laicos que trabajan en sostener a los sacerdotes en sus comunidades parroquiales, así como la ciudadanía en general, que participa en los encuentros de la Plaza de San Pedro.

También tienen lugar iniciativas promovidas por movimientos y otros organismos eclesiales, coordinados por la Congregación para el Clero. Entre ellas, tuvo lugar un retiro, en la Basílica de San Juan de Letrán, de la Renovación Carismática Católica (ICCRS), así como un congreso en el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum, propuesto por el Instituto Sacerdos.

También hubo una manifestación en el Aula Pablo VI, por parte de los movimientos de los Focolares y de Schönstatt.

Finalmente, en estas jornadas la Opera Romana Pellegrinaggi propone también algunas experiencias de peregrinación en Roma y en el extranjero, como las propuestas de Roma Cristiana, o la continuación de la peregrinación a Tierra Santa, a Lourdes, o a Asís y a San Giovanni Rotondo, en Italia.■■■■■

Roma

Zenit

09/06/2010

Social

Para leer en familia



Ver mas artículos

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Psiquiatra Marian Rojas Explica Que Es La Ideología De Genero
LA DEVOCION MARIANA DE UN SANTO
Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal

Humor

Doña María Manuela Kirkpatrick, condesa de Montijo, acudía a todos los actos sociales que se celebraban con el propósito de ‘colocar’ a sus hijas Francisca y Eugenia.

Durante una recepción en el Palacio del Elíseo, en 1849, el Presidente de la República Francesa, futuro Napoleón III, fijó sus ojos en su benjamina Eugenia, y quedó prendado de ella.

En un encuentro posterior, el maduro pretendiente quiso ir más allá con la joven, a la que llevaba 18 años de diferencia, y le preguntó cómo podría llegar hasta su alcoba. Sin inmutarse, Eugenia de Montijo contestó: -Por la Iglesia.

El 30 de enero de 1853, él ya convertido en Emperador de los franceses, Napoleón III y la bella española se casaron en la catedral de Notre Dame.

---------------------------------------------------------