Temas & Noticias



MISS EE.UU., VISTA DESDE EL LÍBANO

MISS EE.UU., VISTA DESDE EL LÍBANO

MISS EE.UU., VISTA DESDE EL LÍBANO

MISS EE.UU., VISTA DESDE EL LÍBANO

Sin título-1Como primera árabe americana que consquista el título de Miss EEUU, la elección de Rima Fakih ha dado lugar a choques ideológicos nunca vistos en concursos de belleza. Pero en su país de origen es “una hija del Líbano” que triunfa en América.

Cuando le preguntaron a Rima Fakih qué pensaba de ser la primera árabe norteamericana que ganaba el concurso de Miss EE.UU. dijo que le agradaba dar a conocer que entre los árabes hay de todo, gente guapa por fuera y por dentro también, que se sienten muy norteamericanos y aman a su país.

En el Líbano, cada grupo ha mirado a la Miss desde su particular ideología.

Para un editorialista de una conocida publicación política en Beirut, se trata de una treta del gobierno estadounidense para agradar a los árabes no radicales, y atraerlos a su posición. De hecho el Primer Ministro libanés suní Saad Hariri, pro occidental, se mostró en público con ella en su reciente visita a EE.UU., para honrar a “esta hija del Líbano”.

Tal vez Rima sabía lo que le esperaba. Tiene 25 años, es de familia musulmana shií, del sur del Líbano, pero ha vivido en los Estados Unidos desde muy pequeña. Se considera norteamericana…y árabe, para gran horror de los representantes del Partido de Dios (Hezbollah), que inmediatamente rechazaron el entusiasmo de la reina por sacar a la luz sus raíces. “No compartimos sus valores, que son los occidentales”, dijeron sus líderes, a lo que todos los chiitas asintieron devotamente, rechazando la manera como se ha presentado Rima en público. Pero en el pueblo de origen de la familia Fakih, shií pero situado en zona cristiana, hubo festejo, la bandera americana en las ventanas recibía a los visitantes a los que se les repartieron baclavas (dulces árabes), mientras felicitaban a los familiares, porque a fin de cuentas no todo el mundo llega a conquistar el título de Miss USA.

Un columnista británico-libanés habla de la polémica que Rima ha levantado, no tanto por la acostumbrada crítica de mujer-objeto, sino porque rompe los esquemas de los “wasp” (“White-anglo-saxon-protestant”), que aprovechan la oportunidad para descargar en la nueva miss, lo que realmente piensan del triunfo de Obama. Aunque no lo quieran entender, América es otra y así se va viendo a diferentes niveles.

Millones de internautas han dado su opinión sobre Rima Fakih. La más virulenta en contra ha sido una conocida blogista americana de origen judío, que ha llegado a decir que esta candidata ha sido financiada por Hezbollah, que es una terrorista y que no ha dicho públicamente que está contra la actitud de este partido, ¡con el suceso de la flotilla circulando aún por los medios!

Rima Fakih es norteamericana, como los millones de inmigrantes que ha acogido Estados Unidos. Es de origen libanés, como la actriz Salma Hayek, el cantante Mika, el profesor Nassim Taleb (Autor de El Cisne Negro) y tantos otros. Tiene sus ideas propias, y las mantiene de manera personal, no representa a un partido ni a una ideología, ni a una religión. ¿Se la considera el ideal de mujer musulmana observante? Claramente, no. Pero es parte de esa mezcla que produce el Líbano, una chica inteligente, guapa, ambiciosa. Tal vez muchas mujeres árabes, latinas, extranjeras de color que viven en los Estados Unidos, pueden verse reflejadas en esta representante del sueño americano en versión femenina. “Yes, they can” parece que quieren decir Donald Trump y los organizadores del concurso. Mientras tanto, nos siguen usando para pasar los mensajes, y nosotras nos dejamos.■■■■■

Helene Daboin

Beirut

Forum Libertas

08/06/2010

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------