Temas & Noticias



EL BUEN LADRÓN

EL BUEN LADRÓN

EL BUEN LADRÓN
junio 10

EL BUEN LADRÓN

Sin título-1Con el mérito de personajes bien dibujados lo que es “dickensiano”, es una novela de aventuras. Buena lectura para todo público, en especial adolescentes dados a leer…

Se ha dicho de esta novela que es dickensiana y que debe algo a esos mundos extraños y bellos que Tim Burton sabe recrear en el cine. En realidad es una novela de aventuras —a veces algo macabras, aunque sin morbo, porque los protagonistas se dedican a robar cadáveres para venderlos a la “ciencia”—, ideal para quienes gustan de ese género, sobre todo en la subespecie gótica.

Además, la novela tiene el mérito —y eso sí que es dickensiano— de unos personajes tan bien dibujados que resultan inolvidables: Ren, el niño manco protagonista, el misterioso y seductor Benjamín, el ex maestro borracho Tom, el asesino por vocación Dolly, la señora Sands, que siempre habla a gritos, el enano que vive en el tejado…

La trama no es complicada y las aventuras se suceden a buen ritmo. Algunos desenlaces de esa trama son previsibles, para lectores experimentados, pero, en general, el interés se mantiene vivo.

Si hay un valor que destaca por encima de todos es el de la amistad, algo que Ren, el niño de 12 años, abandonado por sus padres y criado en un hospicio, tiene casi por naturaleza. Sabe hacerse amigos de todos y ayudar a todos. Por eso, aunque los mayores le han motivado en su antigua afición de ladrón, es un buen ladrón. Hasta que deja de serlo porque al final resulta que…

La novela, muy contenida en los pasajes en los que podría haber sido cruda, es para un público amplio, a partir del buen lector adolescente.■■■■■

Rafael Gómez Pérez

Forum Libertas

02/06/2010

The Good Thief

Autor: Hannah Tinti

Anagrama. Barcelona (2010).

356 págs. 19,50 €.

Traducción: Jesús Zulaika.

Social

Para leer en familia



Ver mas artículos

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Discurso del Papa Francisco en la Vigilia de la JMJ Cracovia 2016
Eduardo Verástegui con Susana Gimenez (parte 2)
Asistir a misa es bueno para la salud

Humor

El escritor Franz Kafka acudió una tarde a visitar a un amigo pero, sin querer, al llegar despertó al padre de éste, que dormía en un diván.

Con los brazos en alto, como para disculparse, atravesó la estancia de puntillas, mientras le decía al anciano:

-Perdone, considéreme un sueño.

-----------------------------------------------------

El filósofo Ludwig Wittgenstein se encontraba en la estación de Cambridge esperando el tren con una colega. Se enfrascaron en una discusión tan acalorada que no se dieron cuenta de la salida del tren. Al ver que éste comenzaba a alejarse, Wittgenstein y su acompañante echaron a correr y el filósofo consiguió subirse al tren, pero su colega no.

Al ver la cara de desconsuelo de la mujer, un joven que estaba en el andén le dijo:

– No se preocupe, dentro de diez minutos sale otro.

– Lo que pasa- le contestó ella – es que él había venido a despedirme.-

-----------------------------------