Temas & Noticias



CINE EN EL CINE

CINE EN EL CINE

CINE EN EL CINE

CINE EN EL CINE

Esta semana dos buenos estrenos en la pantalla grande: un delicado y profundo drama “Serafine” y una de acción muy bien hecha: “Robin Hood”. A pesar de dar un giro en “La vida de los peces” se nota que le falta mucho al cine chileno para dar el salto que, por ejemplo, ha dado el cine argentino.


Sin título-1ROBIN HOOD***                                                  Jóvenes 16 años.

Ficha técnica:

Titulo Original:           Robin Hood

Duración:                    140 Min.

Género            :                       Drama, Acción

Año:                           2010

País:                            Inglaterra y Estados Unidos.

Elenco:                       Russell Crowe, Cate Blanchett, Vanessa Redgrave, Mark Strong, Oscar Isaac.

Director:                     Ridley Scott.

Sinopsis:

Robin Longstride es un hombre del pueblo, valiente soldado de a pie, que regresa de la cruzada emprendida por su rey, el inglés Ricardo Corazón de León. Antes de llegar a su país, el monarca se ‘entretiene’ asaltando un castillo francés, envite en el que pierde la vida. Es la ocasión que Robin y otros ‘alegres camaradas’ aprovechan para desertar. Pero una serie de circunstancias les llevan a suplantar a la comitiva que debía dar la noticia del deceso del monarca. Juan será el nuevo rey, y Robin debe dirigirse a casa del padre de un fallecido caballero del que tomó su identidad, para cumplir cierta promesa. Allí conocerá a la bella mujer fuerte lady Marian.

De modo que el ritmo es trepidante, con una magnífica puesta en escena que saca todo el rendimiento a la ambientación medieval, fantástica dirección artística. Se hace muy atractiva la campiña inglesa —recuerda a la Comarca de El Señor de los Anillos, y es lógico, pues J.R.R. Tolkien se inspiró en ella—, las escenas de batallas están perfectamente coreografiadas —el ataque al castillo, y la batalla en la playa, que recuerda al día D imaginado por Steven Spielberg en Salvar al soldado Ryan—, y el vuelo de las flechas está muy logrado.

El film acierta completamente en su reparto, todos los actores están perfectos, casi parece injusto empezar a hacer aquí la glosa de las virtudes de cada uno, por el riesgo inevitable de dejar a alguien fuera. Pero resaltemos la química Russell Crowe-Cate Blanchett, que permite plantear alguna simpática escena de guerra de sexos; el villano fuerte de Mark Strong y el voluble de Oscar Isaac; el anciano ciego de Max Von Sydow; el político pragmático de William Hurt; o el grandullón Pequeño Juan Kevin Durand. Entretenida inmersión de Ridley Scott en el mito Robin Hood, que imagina cómo el personaje llegó a ser el proscrito refugiado en el bosque de Sherwood, y eternamente perseguido por el sheriff de Nottingham. El planteamiento del cineasta británico combina el puro espectáculo de acción concebido para el gran público —donde el referente inmediato sería Gladiator, también protagonizado por Russell Crowe— y la mirada del medievo acorde con la sensibilidad moderna —al estilo de El reino de los cielos, pero con más sutileza—.

Comentario valórico:

Entretenida inmersión de Ridley Scott en el mito Robin Hood, que imagina cómo el personaje llegó a ser el proscrito refugiado en el bosque de Sherwood, y eternamente perseguido por el sheriff de Nottingham. El planteamiento del cineasta británico combina el puro espectáculo de acción concebido para el gran público —donde el referente inmediato sería Gladiator, también protagonizado por Russell Crowe— y la mirada del medievo acorde con la sensibilidad moderna —al estilo de El reino de los cielos, pero con más sutileza—. La mirada contemporánea no falta en el guión de Brian Helgeland, no en vano hay que recordar que en 2001 firmó el libreto de Destino de caballero. Aquí se ha tomado como referente un marco histórico que da un realismo al film que lo aleja de la simple aventura, pero el enfoque es el de alguien del tercer milenio, lo que se subraya al presentar a Robin y a su progenitor como precedentes de la democracia, nada menos, al reclamar una carta de derechos para todos los hombres. Se habla así de libertad, de derecho a una vida digna, y a no ser ‘freído’ a impuestos. De modo que se pone el acento en el individuo y sus libertades, y se critica a los que ostentan la autoridad, reyes, gobernantes y jerarquía eclesiástica, que se atreven a invocar el nombre de Dios para justificar sus acciones sangrientas o de expolio. Todo muy políticamente correcto —incluido el toque feminista—, con un esfuerzo para no ‘herir’ demasiado a nadie.■


Nueva imagenSERAPHINE****                             Jóvenes 18 años.

Ficha técnica:

Titulo original:                        Séraphine.

Duración:                               125 Min.

Género            :                                  Biopic, drama.

Año:                                       2008

País:                                        Bélgica y Francia.

Elenco:                                   Yolande Moreau (Séraphine), Ulrich Tukur (Wilhem Uhde), Anne Bennent (Anne Marie), Geneviève Mnich (Sra. Duphot), Nico Rogner (Helmut Kolle), Adélaïde Leroux (Minouche), Serge Larivière (Duval), Françoise Lebrun (madre superiora).

Director.                                 Martin Provost

Sinopsis:

Séraphine Louis es una sencilla mujer de pueblo, nacida en Senlis, Francia. De condición humilde, la han educado en una sencilla piedad cristiana sus padres y las monjas con las que estudió. Pero su destino, desde la adolescencia, fue siempre trabajar como sirvienta, en un convento y en distintas casas. Sin embargo Séraphine, en su simplicidad, es una mujer muy especial. Tiene una enorme sensibilidad, profesa un gran cariño a la Virgen María, y se siente en comunión con la naturaleza, el viento, los árboles, las flores, los insectos, le comunican cosas que nadie más puede oír. En su escaso rato libre Séraphine pinta cuadros, según explica, por indicación de su ángel de la guarda. Nadie presta atención a sus pinturas hasta que Winhelm Uhde, un marchante alemán al que sirve, descubre una de sus obras. Uhde está seguro de haber dado con una gran artista. Y se pone a promocionarla, pero el estallido de la Primera Guerra Mundial le obliga a abandonar Senlis. Pasarán los años sin contacto entre Séraphine y Winhelm, pero ella seguirá pintando, y él entretanto ocupará una buena posición en el mercado del arte.

Comentario valòrico:

Sorprendente película basada en hechos reales, y que arrasó en los premios César al hacerse con ocho estatuillas, incluidas las de mejor película y actriz, una soberbia Yolande Moreau. El director y coguionista Martin Provost maneja la historia con exquisita sensibilidad y sin prejuicios. Conmueven los pequeños detalles —el modo en que Séraphine fabrica sus colores, cómo detecta y ayuda a quien lo pasa mal, la paciencia infinita con el tendero o una señora a la que sirve…—, la película acierta en no convertirse en una serie de hitos más o menos hilvanados. Se llega al alma del personaje brusco, simple y sensible —no nos cansaremos de alabar el trabajo de la Moreau, transfigurada en Séraphine, con una autenticidad que impresiona—, y está muy bien perfilada la evolución de su relación con Uhde, que huye del tópico: allí conviven el distante trato inicial, con la admiración, y las crecientes y originales exigencias de Séraphine, en un engrase perfecto y rebosante de humanidad. Escenas como aquélla en que Séraphine se siente ofendida por haber malinterpretado a Uhde sirven a Provost para hacer un paralelismo entre personas diferentes, ella con un don que nadie es capaz de detectar, él con una inclinación homosexual apuntada con agradable elegancia. La estructura narrativa, que abraza varias décadas, funciona, aunque la llegada de la locura resulta algo brusca e inesperada, está teñida de cierta fatalidad. Y hay imágenes muy bellas, como la de la silla del jardín y la protagonista abrazada a un árbol.■


Nueva imagenLA VIDA DE LOS PECES ***                                   Jóvenes 18 años.

Ficha técnica:

Titulo Original:                       La Vida de los Peces

Distribuidor:                           BFD.

Duración:                               85 Min.

Género            :                                  Drama

Año:                                       2009

País:                                        Chile.

Elenco:                                   Blanca Lewin, Santiago Cabrera

Director:                                 Matías Bize

Sinopsis:

La Vida de los Peces y se trata de un joven que, después 10 años viviendo en Alemania, vuelve a Chile a cerrar asuntos pendientes al ir al cumpleaños de un íntimo amigo que por algunos motivos dejó de ver por años, ahí cuando esta a punto de despedirse de la fiesta tiene el reencuentro con el amor de su vida.

Comentario valórico:

Matías Bize vuelve a dedicarse de nuevo a las frustraciones amorosas, desde distintos ángulos, esta vez menos dolorosos, menos vulgar que “En la cama”,  más sencilla pero no deja de ser un triste drama. Vuelve a insistir en el sexo, con las preguntas de los hijos chicos de sus amigos. Es una obsesión del cine chileno y de Matias Bize, los espacios íntimos de las parejas, y como siempre en Bize  la historia se desarrolla en un solo espacio, casi en tiempo real.■■■■■

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)

Humor

Hacia 1770, la moda de las pelucas empolvadas de la aristocracia francesa e inglesa habían alcanzado tal magnitud, que las pelucas podían alcanzar 1,2 metros de alto, y se decoraban hasta con pájaros embalsamados, réplicas de jardines, platos de fruta o barcos a escala.

La falta de higiene (no se las quitaban por semanas o meses) y el volumen de estas pelucas ocasionaba que no sólo piojos y pulgas las infestaran, sino que hasta pequeños ratones hicieran de ellas su hogar.

----------------------------------------------------

Cuando los conquistadores ingleses llegaron a Australia se asombraron al ver unos extraños animales que daban saltos increíbles.

Inmediatamente llamaron a uno nativos e intentaron preguntarles mediante señas qué era eso.

Al notar que siempre decían “Kan Ghu Ru” adoptaron el vocablo inglés “kangaroo” (canguro). Los lingüistas determinaron tiempo después que los indígenas querían decir “No le entiendo”.

----------------------------------------------------