Temas & Noticias



“LA PASIÓN” DE OBERAMMERGAU

“LA PASIÓN” DE OBERAMMERGAU

“LA PASIÓN” DE OBERAMMERGAU
mayo 27

“LA PASIÓN” DE OBERAMMERGAU

Sin título-1La representación, que se celebra cada diez años, permanecerá en la ciudad bávara hasta este octubre: 2.500 alemanes se convierten en actores.

Entre el 15 de mayo al 3 de octubre de este año, la ciudad alemana de Oberammergau (Baviera) celebra su propia versión de “La Pasión”, una representación que en esta ocasión se llevará a cabo hasta 102 veces.

El espectáculo titulado “La representación del sufrimiento, muerte y resurrección de nuestro Señor Jesucristo”, se celebra desde 1634 con una periodicidad de diez años.

En el evento colaboran 2.472 bávaros —la mitad de la ciudad— de los que 638 son niños. Para participar hay que haber nacido en Oberammergau o haber vivido allí por lo menos 20 años.

La representación tiene su origen en un voto de agradecimiento del pueblo por haberse librado de la peste que afectó con especial crudeza la región de Baviera.

La Pasión dura todo el día: empieza a las 14:30 y, con una pausa de 3 horas en medio, termina a las 22:30.

LAS PALABRAS DEL DIRECTOR

Nueva imagenEl director de la Pasión de Oberammergau 2010, Christian Stückl (en la fotografía), comenta que “lo más apasionante de esta tarea consiste en cómo tratar a la figura de Jesús de Nazaret”.

Después de leer múltiples libros, ver películas sobre la Pasión de Gibson, Scorsese, Pasolini o tener conversaciones con diferente gente, “siempre vuelve la pregunta: ¿cómo conseguir que sea Él? Mostrarlo totalmente hombre, totalmente Dios es una tarea difícil”. Quiere huir de la Pasión como mera representación histórica, pero “¿cómo conseguir poner fe en una escena, cómo mostrar la última cena o la resurrección?”. Ahí está el reto.

Las escenas que lucen más en este tipo de representación son las que cuentan con muchos personajes. Una de las más vivas es la entrada de Jesús en el mercado del Templo con mercaderes, niños correteando, ovejas y cabras en movimiento hasta que Jesús hace el gesto más simbólico al final: liberar palomas al cielo de Oberammergau.

LA TRADICIÓN DE LA REPRESENTACIÓN

Nueva imagenLa representación de la Pasión de Oberammergau se hizo famosa en Europa ya en el s. XVIII. A principio del XIX corrientes anticlericales intentaron suprimirla sin éxito.

A finales del mismo siglo despertó la curiosidad del rey de Baviera Ludwig II, amigo de Wagner, que pidió una representación privada.

El siglo pasado acusó el periodo de guerras. En la representación del 1930, por ejemplo, Hitler asistió con su sobrina y Goebbels, futuro ministro de la Propaganda nazi.

En la Pasión de 1950 fueron invitados el canciller de la Alemania Oeste y Dwight D. Eisenhower, futuro Presidente de los Estados Unidos.

Por lo que respecta al escenario, las primeras representaciones tenían lugar en la iglesia parroquial. Muy pronto, la afluencia de espectadores obligó a trasladar la Pasión al aire libre, en el cementerio que lindaba con la iglesia.

En 1800 se construyó un teatro, construcción que fue totalmente rehecha en 1930. Actualmente, el teatro cuenta con las técnicas más recientes y tiene una capacidad de 4.800 localidades a cubierto. El escenario se mantiene al aire libre contando con las montañas, cielo y nubes como escenografía natural.

Toni Bardia

Forum Libertas

26/05/2010

N. del D: El realismo logrado en estas presentaciones es tan perfecto que los asistentes viven los hechos ocurridos previos a la muerte de Cristo, un espectáculo que emociona, digno de apreciar en toda su grandiosidad y en sus detalles, el trabajo de actores y movimientos de multitudes es notable. ■■■■■

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------