Temas & Noticias



LA REINVENCIÓN DE KIRCHNER EN UNASUR

LA REINVENCIÓN DE KIRCHNER EN UNASUR

LA REINVENCIÓN DE KIRCHNER EN UNASUR

LA REINVENCIÓN DE KIRCHNER EN UNASUR

Nueva imagen“Se trata de un ex Presidente cuya gestión estuvo ya no sólo caracterizada por su escaso interés en las relaciones exteriores (sus desaires a dignatarios extranjeros fueron recurrentes), sino que derechamente se involucró en conflictos con sus vecinos”.

Analistas argentinos hablan del «enigma Unasur” y, en verdad, a primera vista resulta a lo menos curiosa la designación de Néstor Kirchner como secretario general del bloque.

Se trata de un ex Presidente cuya gestión estuvo ya no sólo caracterizada por su escaso interés en las relaciones exteriores (sus desaires a dignatarios extranjeros fueron recurrentes), sino que derechamente se involucró en conflictos con sus vecinos, se hayan desarrollado en relativa sordina (los recortes en los envíos de gas a Chile) o en abierta confrontación: el choque con Uruguay por la papelera Botnia. Además, se añade la compleja situación que vive como figura política en su propio país: humillado en las parlamentarias de 2009 (salió elegido diputado pero lo superó un candidato opositor) y enfrentado a acusaciones de corrupción.

Una primera explicación para la unanimidad lograda tiene que ver con el empeño puesto en la causa por su esposa, la Presidenta Cristina Fernández. Durante este año, la Mandataria desarrolló toda una estrategia (firmemente apoyada por Hugo Chávez y Rafael Correa) para destrabar la opción de su marido en Unasur, la misma que había quedado bloqueada en 2008, cuando por primera vez se levantó la candidatura y el entonces Jefe de Estado uruguayo, Tabaré Vázquez, lo vetó. A diferencia de su cónyuge, en lugar de agudizar el conflicto con Montevideo, Fernández limó asperezas, acercándose al sucesor de Vázquez, José Mujica, y garantizándole su acatamiento del fallo del caso Botnia dictado hace unos días por la Corte de La Haya, pese a que en los hechos éste fue perjudicial para Argentina. Paralelamente, se preocupó de reparar antiguas tensiones con Perú por la venta de armas a Ecuador durante la guerra del Cénepa (viajó a Lima en señal de “desagravio”) y hasta extremó las señales a Chile en cuanto a que las diferencias ideológicas con Sebastián Piñera no enturbiarían las relaciones bilaterales. Así, logró que —consideraciones estratégicas de por medio— nadie le volviera a poner obstáculos a un candidato que estaba lejos de entusiasmarlos a todos.

Pero aparte de la ofensiva diplomática de su esposa (cuyo fin sería el de levantar la debilitada imagen de Kirchner y eventualmente reinstalarlo en la carrera presidencial), hay un segundo elemento, algo más perturbador, planteado por los analistas a la hora de explicar la designación: el alicaído estado en que se encuentra el grupo y el consiguiente desinterés por su conducción. Visto por muchos como una suerte de «invento» de Lula Da Silva para proyectar el liderazgo brasileño, su operatividad (tal vez con la excepción de la crisis boliviana de 2008, en cuya resolución, y a instancias de Michelle Bachelet, el bloque sí jugó un rol activo) ha sido baja. Países que lo integran, como el propio Chile, aún no ratifican el tratado constitutivo. Las cumbres han servido para los despliegues histriónicos de Chávez, y los conflictos de éste y de Correa con Colombia han tendido a paralizar al bloque. En la última gran crisis latinoamericana, la de Honduras, Unasur compartió sin éxito la cuestionada postura brasileña. Y aún hoy, sintomáticamente, varios de sus integrantes se niegan a reconocer al gobierno elegido democráticamente en ese país, incluso amenazando con boicotear la cumbre Latinoamérica-Unión Europea por haber sido invitado el Mandatario hondureño.

Durante la reunión de Buenos Aires de esta semana el Presidente Piñera, que hacía su debut en el grupo, planteó la necesidad de fijarse metas y plazos para avanzar de verdad en temas como la consolidación democrática y el combate al subdesarrollo. Sus palabras significaban una implícita pero acertada crítica a lo logrado hasta ahora por Unasur. Está por verse, sin embargo, si Kirchner es el hombre adecuado para enmendar rumbos.■■■■■

“La Segunda”

Editorial

06/07/2010

Social

Para leer en familia



Ver mas artículos

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Psiquiatra Marian Rojas Explica Que Es La Ideología De Genero
LA DEVOCION MARIANA DE UN SANTO
Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal

Humor

Doña María Manuela Kirkpatrick, condesa de Montijo, acudía a todos los actos sociales que se celebraban con el propósito de ‘colocar’ a sus hijas Francisca y Eugenia.

Durante una recepción en el Palacio del Elíseo, en 1849, el Presidente de la República Francesa, futuro Napoleón III, fijó sus ojos en su benjamina Eugenia, y quedó prendado de ella.

En un encuentro posterior, el maduro pretendiente quiso ir más allá con la joven, a la que llevaba 18 años de diferencia, y le preguntó cómo podría llegar hasta su alcoba. Sin inmutarse, Eugenia de Montijo contestó: -Por la Iglesia.

El 30 de enero de 1853, él ya convertido en Emperador de los franceses, Napoleón III y la bella española se casaron en la catedral de Notre Dame.

---------------------------------------------------------