Temas & Noticias



CINE EN EL CINE

CINE EN EL CINE

CINE EN EL CINE

CINE EN EL CINE

Esta semana  hay cuatro estrenos, lo mejor “La isla siniestra” de Martin Scorsese. “Mi vida en ruinas”, “Amelia”, “Camino a la redención”  son de poca calidad.


Nueva imagen“LA ISLA SINIESTRA”****             Jóvenes 16 años.

Ficha técnica:

Titulo Original:  Shutter Island

Distribuidor:    UIP

Duración:    138 Min.

Género:    Suspenso

Año:   2009

País: EE.UU.

Elenco:   Leonardo di Caprio, Mark Ruffalo, Ben Kingsley, Michelle Williams

Director   Martin Scorsese

Sinopsis:

Verano de 1954. Teddy y Chuck, agentes del FBI, acuden a Shutter Island, una apartada isla de la bahía de Boston, donde tiene su sede Ashecliffe, un centro psiquiátrico para criminales peligrosos. La paciente-prisionera Rachel se ha fugado del modo más misterioso, y a pesar de que los guardias han rastreado hasta el último rincón de la isla, no han dado con ella. En realidad la presencia de Teddy en la isla no es casual: él mismo, veterano de la Segunda Guerra Mundial, solicitó que le asignaran el caso, pues sospecha que en ese particular manicomio se realizan experimentos comparables a los perpetrados por los criminales nazis.

Se trata de la cuarta ocasión en que trabajan juntos Martin Scorsese y Leonardo DiCaprio. Este último sigue confirmando su estatura interpretativa, su personaje se mueve en un delgadísimo filo de navaja con enorme soltura, su composición está muy matizada. Le apoya un notable reparto, de esos que obligan a quitarse el sombrero

Comentario valórico:

Inteligente adaptación de la novela de Dennis Lehane a cargo de Martin Scorsese, que maneja un buen guión de Laeta Kalogridis. El título de la filmografía de Martin que más se parece al que nos ocupa tal vez sea “El cabo del miedo”, pero por fortuna Shutter Island es muy superior. El director italoamericano sabe crear desde el primer momento un ambiente opresivo muy adecuado, a lo que ayudan mucho esos cielos encapotados que anuncian tormenta y los sonidos de la partitura musical.

De modo que se desarrollan bien, dentro de una atmósfera gótica con elementos de terror y cine negro, las dudas de dónde radican los límites de locura y cordura que proporcionan nuestros traumas y construcciones mentales, del alcance que puede tener una conspiración de proporciones colosales, del tratamiento que necesita una mente enferma. Hay sorpresas narrativas que no es cuestión de desvelar, preparadas sin trampa ni cartón, y los personajes son sólidos, no hay villanos de opereta ni héroes sin fisuras.■


“MI VIDA EN RUINAS “**          jóvenes 18 años.

Ficha técnica:

Titulo original:   My Life in Ruins

Distribuidor:    BF Distribution

Duración:    95 Min.

Género:    Comedia, Romance

Año:     2009

País:    EE.UU., España

Elenco:   Nia Vardalos, Richard Dreyfuss, Rachel Dratch, Harland Williams

Director    Donald Petrie

Sinopsis:

Siete años antes de está película, la actriz de origen griego Nia Vardalos dio la campanada con la pequeña comedia Mi gran boda griega, que estuvo respaldada por el matrimonio Tom Hanks-Rita Wilson en la producción. Aquello prometía una carrera en el género para Vardalos, pero la serie televisiva que nació del film se estrelló en audiencia. El intento aquí de repetir la fórmula en el cine, de nuevo con la ayuda de los Hanks, no resulta muy afortunado. Donald Petrie (Miss agente especial, Dos viejos gruñones) fracasa en su esfuerzo por atrapar el espíritu mágico que hacía de Mi gran boda griega una película muy grata. Pero Mi vida en ruinas parece justamente eso, las ruinas de lo que podía haber sido una comedia con gracia.

Georgia es una profesora de arte e historia griegos, que ha tenido que conformarse con trabajar de guía turística en la patria de Aristóteles y compañía. No le gusta nada su trabajo, sobre todo porque los turistas, más que deseos de cultura, lo que pretenden es diversión, playa, compras, recuerdos y demás zarandajas. Encima hay otro guía, Nico, que le hace la vida imposible para forzar su despido. El caso es que debe llevar al grupo B de una expedición, y aunque de entrada forman una amalgama insoportable -dos hispanas divorciadas y pechugonas, unos australianos que no hay quien los entienda, el típico ‘gracioso’, los americanos ignorantes, una adolescente enfurrañada con sus padres, y un conductor de autobús con pinta de troglodita…-, al final Georgia encontrará su “feji”, que parece que es como se dice en griego “mojo”, “chispa”, “luz interior”, o lo que sea.

Comentario valórico:

El planteamiento podía haber dado pie a gags simpáticos —cualquiera puede reconocer ciertas situaciones ‘padecidas’ cuando se hace un tour turístico—, e historias humanas, quizá sensibleras pero razonables. Pero una vez presentado el terreno en el que nos movemos, con las notas exóticas de rigor, el conjunto consiste en una serie de tópicos donde rivalizan la frivolidad con lo zafio, empañando lo que pretende ser una historia ‘amable’, de buenas vibraciones. Sin ir más lejos: ¿Quién se puede conmover con el personaje viudo de Richard Dreyfuss, que añora a su esposa muerta, si “se lo hace” simultáneamente con las dos turistas españolas, a pesar de ser un anciano? Y lo que parece una crítica a cierto turismo incapaz de apreciar la belleza y la historia queda completamente rebajada, porque en el fondo se acepta tal planteamiento, se supone que hay que aderezar las explicaciones con anécdotas picantes, en caso contrario aquello es una lata, sin ningún interés.■


“AMELIA” **                          Jóvenes 16 años.

Ficha técnica:

Titulo original:   Amelia

Distribuidor:    Fox

Duración:    111 Min.

Género:    Drama biográfico

Año:    2009

País:  EE.UU.

Elenco:   Hilary Swank, Richard Gere, Ewan McGregor, Virginia Madsen, Christopher Eccleston.

Director:  Mira Fair.

Sinopsis:

Biopic de la piloto norteamericana Amelia Earhart, una de las mujeres más famosas de su tiempo, de quien ya se hizo una película con el título Amelia Earhart: el vuelo final. Si Charles Lindbergh alcanzó la celebridad el 20 de mayo de 1927 al ser el primer hombre que cruzó en solitario el Oceáno Atlántico en avión, Amelia ocupó idéntico puesto en cuanto al género femenino en 1932 —el mismo día en que se cumplían cinco años de la gesta de Lindbergh—, cuando voló en su pequeño monoplaza Lockheed Vega desde Newfoundland (Canadá) hasta tierras irlandesas. Amelia estuvo casada con el empresario y editor George Puttnam, quien le dio su primera oportunidad para cruzar el Atlántico en 1929 (aunque esa vez sólo en calidad de pasajera) y supo después cómo sacar mucho partido comercial y económico a las aventuras de su mujer, gracias al cual pudieron financiarse numerosos vuelos en avión y otras actividades pioneras para las mujeres que deseaban ser pilotos.

Comentario valórico:

La directora india Mira Nair (La boda del monzón, La feria de las vanidades) dirige este film con corrección y elegancia, pero no puede evitar que resulte bastante aburrido. Quizá sea el guión sin sorpresas, quizá sean los personajes demasiado distantes, quizá sea el modo frío y decimonónico de narrar, pero el resultado carece por completo de garra. Se centra, claro está, en el personaje de Amelia, pero prestando especial atención a su faceta rebelde y feminista. El film muestra a una mujer que basa su libertad en la falta de compromisos, y en su ansia algo irracional y temeraria por volar, lo que acaba por resultar un poco superficial e incluso infantil. Hay una fotografía cuidada, una estudiada música de Gabriel Yared y algunas buenas tomas aéreas, pero todo está como ‘embotellado’ y también resultan empalagosas y artificiales las frases en off sobre la belleza, la libertad, la plenitud…, a propósito de la mirada de la piloto hacia el cielo, las nubes, las aguas del mar, etc. En cuanto al reparto, Hilary Swank se esfuerza como siempre, aunque esta vez en vano, y los personajes secundarios son más secundarios que nunca. Quizá Richard Gere da más el pego como el marido de Amelia, pero resulta muy banal el personaje encarnado por Ewan McGregor.■


Nueva imagen“CAMINO A LA REDENCIÓN”**         Adultos

Ficha técnica:

Titulo original:   The Burning Plane

Distribuidor:    Impacto Cine

Duración:    111 Min.

Género:    Drama, Romance, Suspenso

Año:    2008

País:  EE.UU.

Elenco:   Charlize Theron, Kim Bassinger, Joaquim de Almeida

Director:    Guillermo Arriaga

Sinopsis:

Sylvia es la gerente, altamente cualificada, de un restaurante de postín en una ciudad costera. A pesar de su afabilidad con los clientes, su vida personal es un desastre. Por razones ignotas, mantiene relaciones sexuales prácticamente con cualquiera que se ponga a tiro; además uno de los cocineros, casado, también le tira los tejos. Por otro lado, dos adolescentes en la frontera con México, Mariana y Santiago, van a quedar profundamente marcados por la muerte de la madre de ella, Gina, y el padre de él, Nick, que mantenían una relación adúltera, y que perdieron la vida carbonizados en la caravana donde se encontraban clandestinamente; y, para escándalo de sus familias, nacerá un afecto mutuo entre ambos, de imprevisibles consecuencias.

Guillermo Arriaga, guionista de Alejandro González Iñárritu en Amores perros, 21 gramos y Babel, debuta en la dirección con un libreto suyo, como era de esperar. De nuevo repite esquema desestructurado y fragmentado, donde hilos narrativos aparentemente inconexos y en planos temporales diversos despiertan la curiosidad del espectador, que trata de descubrir lo que los une. En tal aspecto, el de guión sólido y bien trabado, Arriaga demuestra un gran dominio. Quizá donde se le va un tanto la mano es a la hora de acumular elementos trágicos, algo también presente en sus trabajos previos, pero que aquí alcanza un grado de truculencia y, hasta cierto punto, arbitrariedad, excesivo. También le perjudica a la trama su previsibilidad, prácticamente desde que uno tiene noticia del incendio intuye cómo pudo producirse esa tragedia; lo que invita a cuestionar la relación de Santiago y Mariana, ya de entrada bastante inverosímil, así como su posterior evolución. Mientras que a la “aventura” Gina-Nick le falta un mayor fundamento, son algo tópicas las razones de ella, mientras que las de él, sencillamente, no aparecen.

No obstante, hay ideas poderosas, como la utilización del fuego como elemento de múltiples significados: memoria, castigo, sufrimiento… Sorprende la bien construida que está la escena en que Sylvia recibe en su casa a un hombre que le sigue, Carlos, tomándole por un “moscón” más que desea sexo. Y los actores se toman muy en serio a sus personajes —no hay más que ver a Charlize Theron, que se comprometió hasta el punto de figurar como productora ejecutiva del film—, se apropian de sus muchas cuitas.

Comentario valórico:

La película, más allá de los numerosas desarreglos afectivos que describe, conyugales, extramaritales, filiales y paternales, ata todos estos elementos por la idea fuerte del perdón, una actitud conmovedoramente humana, pero tan difícil de llevar a la práctica cuando pugnan por dominar pasiones como la del resentimiento y el afán de venganza, cuando no la actitud acomodaticia de huir y no pararse a pensar, estado narcótico al que puede ayudar una insana adicción al sexo.■■■■■

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)

Humor

En el 449, el emperador Valentín III, enemigo acérrimo de Atila, condenó al exilio a su propia hermana, Honoria. Ésta, en venganza, entregó su anillo a un oficial de los hunos para que se lo mostrara a su jefe como prueba de que ella era hermana de su enemigo. Atila entendió que la joya era una oferta de matrimonio y, desgraciadamente para Honoria, dijo “sí quiero”.
------------------------------------------------------

Hessy Taft, una guagua de padres judíos, apareció en las portadas de las revistas nazis y en los afiches del Tercer Reich al ganar el concurso “Modelo de raza Aria”.

Todo sucedió porque el fotógrafo, sin la autorización de los padres, envió la foto al concurso pensando que sería una buena lección que lo ganara una niña judía como modelo del ario perfecto. --------------------------------------------------------