Temas & Noticias



SIN IMPUESTOS

SIN IMPUESTOS

SIN IMPUESTOS

SIN IMPUESTOS

Nueva imagenEl economista Javier Fuenzalida A., escribe sobre diversas vías que permiten financiar el costo de 30 mil millones que significó el terremoto que asoló Chile el 27 de febrero, formulas para continuar como país serio, en el que se respetan el derecho de propiedad y los contratos.

Aumentar la tributación es lo más fácil, pero es pésimo. Hasta ahora, se informa que los daños causados por el terremoto del pasado 27 de febrero, suman US$30.000 millones, US$9.000 millones de menor valor de la producción que no se generará y  activos con daños por US$21.000 millones.  De éstos, US$10.000 millones son públicos y US$11.000 millones del sector privado.  US$8.000 millones suman los seguros del sector privado, de modo que la demanda neta se compone de US$10.000 millones del Estado y US$3.000 millones del sector privado.

Las empresas con cotización bursátil pueden ofrecer nuevas acciones, bonos y efectos de comercio que las AFP pueden comprar. Hoy las inversiones en valores nacionales representan el 28% de los US$115.000 millones de los fondos de pensiones, suma que crece en US$800 millones mensuales.  Si  no fuera suficiente, se puede ampliar el margen de inversión en estos valores, sin tener que recurrir al mercado financiero externo que puede repercutir negativamente en el tipo de cambio. La reconstrucción de las Pymes requerirá del financiamiento con créditos de instituciones oficiales, cuyo monto no se conoce, pero que de los US$3.000 millones señalados no más de un tercio correspondería a ellas.

En cuanto al sector público, la reasignación presupuestaria y postergación de gastos aportará US$1.000 millones. El Estado, en su rol subsidiario, no necesita ser empresario, por lo que debe concluir las privatizaciones inconclusas en los sectores portuario, aeropuertos, eléctrico y sanitario e iniciar la participación real de los chilenos en la propiedad de Codelco, Enami, Enap, TVN, Banco Estado, Zofri, Polla, etc. Una colocación inicial de un 5%  le permite transferir capital hacia funciones sociales por más de US$5.000 millones. No hay ningún argumento inteligente que justifique la empresa estatal postergando las inversiones en infraestructura, educación, salud, vivienda y asistencia social. Los US$4.000 millones restantes los puede obtener del mercado internacional, sin que ello produzca un terremoto cambiario. En 2009 el gobierno repatrió una suma semejante para amortiguar la recesión, sin que el Banco Central tuviera que efectuar operaciones de esterilización para compensar la presión a la baja del dólar. Debe tenerse presente que la reconstrucción no implica desembolsos instantáneos, sino que se programan en el tiempo en un lapso que irá de dos a tres años.

Otra fuente es licitar la prospección y explotación de hidrocarburos y el litio, cuya reserva para el Estado es como el perro del hortelano. También se debe avanzar en más concesiones en hospitales, cárceles, escuelas y otras obras de infraestructura pública.

De esta forma se elimina el aumento de los impuestos, cuyo efecto sobre el PIB y el crecimiento económico es negativo y, además, se mantiene la invariabilidad tributaria de las inversiones extranjeras que optaron por esa modalidad en el pasado. Así Chile se reconstruye y continúa siendo un país serio donde se respeta el derecho de propiedad y los contratos.■■■■■

Javier Fuenzalida A.

Profesor Universidad Finis Terrae

31/03/2010

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------