Temas & Noticias



AYUDA PARA CONCEPCIÓN POR AIRE Y TIERRA

AYUDA PARA CONCEPCIÓN POR AIRE Y TIERRA

AYUDA PARA CONCEPCIÓN POR AIRE Y TIERRA
marzo 04

AYUDA PARA CONCEPCIÓN POR AIRE Y TIERRA

Nueva imagen (1)Reportaje de BBC Mundo: Llegaron a la ciudad de Concepción por tierra y por aire, en aviones Hércules o en camiones de carga alineados en convoy. Toneladas de productos de primera necesidad: la esperada ayuda para los damnificados del terremoto de Chile arribó a destino..

“Esto ha sido ejemplar. Un modelo de cooperación entre los militares y la sociedad civil que debemos repetir en todas partes si queremos superar esta emergencia”. Guillermo Ramírez, general del ejército chileno.

Ocurrió más de cuatro días después de los temblores devastadores en Chile, que dejaron más de 800 muertos y afectaron con particular crudeza las regiones de Maule y Bío Bío, de ésta última Concepción es capital.

Para algunos, cuatro días es mucho tiempo. El gobierno de la presidenta Michelle Bachelet fue criticado por mostrar una “reacción lenta” ante la catástrofe. Entre las voces reprobatorias se alzó la de la alcaldesa de la misma Concepción, Jacqueline van Rysselberghe, quien dijo a BBC Mundo que esta comuna sureña no había recibido “ni una bolsa de té” para repartir a su gente.

Desde el Ejecutivo, alegaron que poner en marcha un programa de esta magnitud, en un país extenso y con vías de comunicación dañadas, implica un despliegue logístico descomunal.

“Esto ha sido ejemplar. Un modelo de cooperación entre los militares y la sociedad civil que debemos repetir en todas partes si queremos superar esta emergencia”, dijo a BBC Mundo el general Guillermo Ramírez, mientras supervisaba el centro de acopio habilitado para el plan de distribución.

Lo cierto es que, embaladas en estructuras de madera y gruesos plásticos, a Concepción llegaron 16.000 toneladas de mercancía despachadas por el gobierno, para paliar el desabastecimiento y la angustia de los habitantes de una ciudad golpeada no sólo por el sismo sino también por una oleada de saqueos y desorden civil.

MUCHAS MANOS

El centro comercial El Trébol, sobre una ruta de acceso, es normalmente lugar de compras y esparcimiento. Hoy es un hervidero de voluntarios que corren bajo el sol rabioso.

En el estacionamiento funciona el centro de acopio en el que se reciben las mercancías para separarlas, clasificarlas, empaquetarlas. De allí pasarán a las autoridades municipales, escala previa a su destino final: los hogares de los pobladores en emergencia.

Soldados chilenos ayudan con la distribución de víveres

Son cientos de manos que llevan paquetes de arroz, tarros de café, latas de tomate, azúcar en panes, cartones de leche, artículos de aseo. Los soldados empujan carritos de supermercado. Los civiles más jóvenes desembalan, los mayores llevan el recuento.

Algunos aguardan junto a las pilas de víveres y entregan: dos de los productos de primera necesidad, sólo uno de los más prescindibles. Otros caminan sin pausa cargando una bolsa abierta de par en par, y reciben. Las “canastas” destinadas a cada familia van cobrando forma.

Es un procedimiento aceitado e incesante, interrumpido sólo por el veloz ir y venir de los coches grúa que llevan la carga pesada, los paquetes al por mayor que luego serán diseccionados.

“Necesitamos manos de todo tipo para armar canastas, limpiar los supermercados… todavía queda mucho por hacer”, dice Alejandra Palacios, voluntaria, en una pausa para recuperar el aliento y beber agua.

“La gente lo necesita y somos jóvenes, tenemos la fuerza para ayudar”, acota Marcelo Durán Fuentes, mientras desembala y reparte botellas de aceite.

CON ESCALAS

Según las autoridades, en las últimas horas llegaron hasta el centro de acopio más de 400 camiones. A la ayuda gubernamental se suma la de empresas y particulares; las hay de toda magnitud y procedencia: desde la mercancía a granel de una gran cadena de supermercados a los más humildes aportes de un club de cueca de Osorno.

“La comunidad tiene que entender que si no nos organizamos desde las bases vamos a demorar más tiempo en recuperarnos”, opina Gabriel Prudencio, director de la Fundación Un Techo para Chile, que tiene aquí decenas de miembros calzados con chalecos de trabajo.

Según detalló a BBC Mundo el coronel Alejandro Flores, encargado del operativo, desde Concepción saldrán “bolsas familiares” para los distintos municipios y provincias del Bío Bío.

¿Cuánto más demorará el proceso? “Nada”, responde. “Ya están entregando en algunas localidades y a partir de ahora se irá a provincias más apartadas, en columnas de vehículos que garantizan la llegada de los bienes”.

Las autoridades locales evalúan el reparto casa por casa durante las horas de toque de queda: una manera de evitar aglomeraciones y asegurarse que cada quien recibe lo suyo.

A LA INTEMPERIE

Sin embargo, no todos confían en que se beneficiarán con el plan de emergencia.

En un descampado junto a un puente, un grupo de familias desplazadas reclama que las autoridades no han llegado a ver sus necesidades. Son vecinos de unos apartamentos cercanos, de construcción barata, que hoy tienen grietas y desprendimientos suficientes como para desalentar a cualquiera de seguir habitándolos.

El trabajo de los voluntarios fue incansable.

“No entiendo por qué Chile es el primero en ofrecer ayuda cuando pasa algo en Haití y no se preocupa por los mismos chilenos”, reclama Karina Venegas, una veinteañera que carga dos niños y por estos días vive bajo un plástico azul sostenido por estacas.

En otro rincón de Concepción, a resguardo tras una reja, Maximiliano Torres hace señas. Ofrece cigarrillos, pero no quiere que se note mucho: en su pequeño almacén todavía hay stock y eso vale mucho en esta ciudad desabastecida.

“No quiero que me vean vendiendo porque entonces me van a venir a robar. Yo espero que la llegada de esa ayuda, los alimentos, todo lo que necesita la gente, acabe de una vez con los saqueos que vimos estos días”, dice el tendero.

El toque de queda extendido y el extraordinario despliegue de 14.000 soldados han logrado sosegar los brotes de violencia. Ahora, la llegada de bienes primarios será un paso más en los anhelos de Concepción de recuperar su calma.■■■■■

Valeria Perasso
Enviada especial de BBC Mundo a Chile
04/03/2010

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)

Humor

En el 449, el emperador Valentín III, enemigo acérrimo de Atila, condenó al exilio a su propia hermana, Honoria. Ésta, en venganza, entregó su anillo a un oficial de los hunos para que se lo mostrara a su jefe como prueba de que ella era hermana de su enemigo. Atila entendió que la joya era una oferta de matrimonio y, desgraciadamente para Honoria, dijo “sí quiero”.
------------------------------------------------------

Hessy Taft, una guagua de padres judíos, apareció en las portadas de las revistas nazis y en los afiches del Tercer Reich al ganar el concurso “Modelo de raza Aria”.

Todo sucedió porque el fotógrafo, sin la autorización de los padres, envió la foto al concurso pensando que sería una buena lección que lo ganara una niña judía como modelo del ario perfecto. --------------------------------------------------------