Temas & Noticias



A LOS 15 AÑOS DE LA CONFERENCIA DE PEKÍN: LA MUJER,EN EL OJO DEL HURACÁN

A LOS 15 AÑOS DE LA CONFERENCIA DE PEKÍN: LA MUJER,EN EL OJO DEL HURACÁN

A LOS 15 AÑOS DE LA CONFERENCIA DE PEKÍN: LA MUJER,EN EL OJO DEL HURACÁN

A LOS 15 AÑOS DE LA CONFERENCIA DE PEKÍN: LA MUJER,EN EL OJO DEL HURACÁN

user_images_file_name_5142Del 1 de marzo al 12 de marzo, se llevacabo una reunión de seguimiento a la Conferencia Mundial de la ONU sobre la Mujer en Pekín, China, en 1995. Esa conferencia fue organizada por la Comisión de la ONU sobre el Status de la Mujer. Esta próxima reunión convocará a más de 2,000 feministas de ideología antivida, que llevarán a cabo un intenso cabildeo ante la ONU a favor del aborto.

La mujer vive sometida al hombre, la maternidad y la familia en muchos puntos del planeta, y, para conquistar la ansiada igualdad, necesita la anticoncepción e incluso el aborto. Este mensaje es el que se transmitió hace 15 años a las mujeres del mundo desde la Conferencia de Pekín, y seguramente se reeditará, la semana que viene, en la ONU. Pero, en estos 15 años, ajeno al discurso oficial, se ha ido fortaleciendo un nuevo feminismo que ha enterrado el hacha de guerra y que defiende que, para encontrar su lugar en la sociedad, la mujer tiene que saber primero quién es.

El próximo lunes comienza en Nueva York una reunión de la Comisión de las Naciones Unidas sobre el Estatus de las Mujeres, con el objetivo de revisar, 15 años después, lo conseguido desde la Conferencia sobre la Mujer de Pekín. El hecho de que este encuentro se esté llamando Pekín +15 indica el carácter casi fundacional que tuvo dicha conferencia para el feminismo, a pesar de ser la cuarta convocada por la ONU sobre el tema de la mujer. Si siente curiosidad, querido lector, sobre el porqué de esta preeminencia, recuerde que fue esta conferencia donde se institucionalizó el concepto de derechos sexuales y reproductivos.

Doña Lola Velarde, Presidenta de la Red Europea del Instituto de Política Familiar (IPF), cree que Pekín +15 puede ser, asimismo, un momento importante, pues «ahora, con la Administración Obama, está tomando mucho peso y protagonismo toda la agenda radical de género», en tres vertientes: los derechos reproductivos, que tapan la promoción del aborto fundamentalmente en los países en vías de desarrollo. la promoción de la educación sexual al margen de la familia; y los derechos sexuales, que plantean que todas las orientaciones sexuales están al mismo nivel. «Ésta es una oportunidad de relanzar esta agenda; y, por nuestra parte, de frenarla».Estas citas suelen ser escenario de un auténtico desembarco de los lobbies de la cultura de la muerte, que cuentan con grandes fondos para permitírselo; pero los provida han aprendido la lección, y están haciendo un gran esfuerzo para hacer oír su voz, que es la de muchas mujeres. Por ejemplo, de todo México acudirán cerca de un centenar de jóvenes, mientras que una sola asociación de Estados Unidos ha logrado movilizar a unas 80. Desde España, en la delegación del IPF, irán unas 20 universitarias, procedentes en su mayoría de la asociación Mujeres en Europa, de la Universidad Francisco de Vitoria, y lideradas por doña Isabel Mayor, hija del líder popular don Jaime Mayor Oreja. A sus 25 años, doña Isabel ha coordinado toda la formación de las jóvenes, centrándose sobre todo en «qué ha pasado desde Pekín» en los distintos ámbitos que afectan a la mujer.

Soplan nuevos vientos

Parece que los defensores de la vida no tienen problema para conseguir nuevos apoyos y encontrar relevo generacional, que en cambio sí es un problema para el lobby feminista radical. Por ejemplo, la proabortista Organización Nacional de la Mujer, de Estados Unidos, vio cómo entre 1992 y 2004 sus donativos privados quedaron reducidos de 327.000 a 44.000 dólares, según datos del Wall Street Journal en 2005. Los dirigentes de otro gigante de la promoción del aborto en Estados Unidos, NARAL Pro Choice, se han visto obligados a subrayar la necesidad de «reunir una nueva generación de mujeres jóvenes », cada vez más alejadas de su causa. Signos de que, aun conservando una gran influencia política, el feminismo radical puede haber empezado el siglo XXI perdiendo presencia social. Las propuestas que salieron de Pekínse basaban en una imagen de la mujer para la cual «el matrimonio y la familia suponen una lacra que le impide desarrollarse como persona –explica la señora Velarde–. Por una tradición heredada de la lucha de clases, se ve al hombre como opresor del que liberarse. Es como una lucha de poder ». Doña Gloria Juste, Presidenta de la Asociación Mujer, Familia y Trabajo, matiza que esta visión es una corrupción de un primer feminismo, necesario: «Al principio sí hacía falta una lucha por nuestros derechos, y estamos aquí gracias a ella, pero esa reivindicación se nos fue de las manos » y ha terminado dañando a la mujer, la familia y la sociedad. Ahora, las cosas están cambiando, entre ellas «el concepto y las aspiraciones de las mujeres. Se ha roto el cliché de superwoman, de ejecutiva agresiva, que nos habían vendido» y que, en el fondo, es masculino. «Para corregir esos defectos históricos, y otras cuestiones que no estaban bien planteadas, fue fundamental –añade doña Lola Velarde– el papel de Juan Pablo II».

Toma de conciencia universal

Una visión que, el mismo año 1995, el Papa Juan Pablo II reiteró en su Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz y en la Carta a las mujeres que escribió con motivo de la Conferencia de Pekín. En esta última, señalaba que la promoción de la mujer no estaba sólo en la denuncia, necesaria, sino sobre todo en un proyecto «que contemple todos los ámbitos de la vida femenina, a partir de una renovada y universal toma de conciencia de la dignidad de la mujer». La visión cristiana sobre la mujer, que coincide en gran medida con este nuevo feminismo naciente, desencantado con el radicalismo de género, es que la promoción de la mujer se debe realizar, como aclara doña Lola Velarde, «no desde la enemistad con el hombre, sino desde la cooperación con él». Ésa es la visión que, junto a la defensa de la vida, doña Isabel Mayor y sus compañeras quieren llevar la semana que viene a Nueva York: «Están intentando defender una igualdad absoluta con el hombre, pero nosotras partimos de que debemos tener los mismos derechos y oportunidades, pero no somos totalmente iguales. No podemos eliminar al hombre de nuestra vida, porque nos complementa».

Doña Isabel no cree que esta visión esté muy extendida entre sus coetáneas, pero doña Gloria Juste discrepa, al menos en parte, y se basa para ello en el estudio Igualdad, ¿qué piensan los jóvenes?, que se presentó en el VIII Congreso organizado por su asociación, el pasado verano. Como mínimo, los jóvenes son conscientes del costo que ha tenido el feminismo predicado en las últimas décadas. Los jóvenes de hoy «son ya hijos de padres y madres trabajadores, en condiciones todavía más duras que las de hoy en día, y conocen muy bien las dificultades que han atravesado. Ven la falta de conciliación como un problema más de lo que lo veíamos nosotros, y desean que a ellos no les pase lo mismo». Sin embargo, parece que este mensaje no ha llegado a las altas esferas. Hace pocas semanas, en el marco de preparación de Pekín +15, se celebró una Cumbre Europea de Ministras. En ella, la élite feminista de Europa demostró que sigue viendo la igualdad en términos de poder. Una de sus principales preocupaciones era el porcentaje de altos cargos, ya fuera en política o en empresas, ocupados por mujeres. Doña Lola Velarde opina que este enfoque no es el correcto. «Es bueno –matiza– que haya presencia de mujeres en los puestos de responsabilidad, porque pueden ayudar a resolver los problemas, aunque no siempre sea así». Pero lo importante no es tanto eso, como que «no sea a costa de la maternidad», como todavía ocurre.

La maternidad, discriminada

La señora Juste está convencida de que «hoy no se discrimina a la mujer por razón de sexo, sino de maternidad. Entre los 23 y los 30 años no hay casi diferencias entre hombres y mujeres en el terreno académico y laboral. A partir de ahí sí, porque empieza a haber responsabilidades familiares ». Incluso a esas edades hay discriminación, si son madres; le ocurre al 7,3% entre 20 y 34 años, según se desprende del estudio Fecundidad y trayectoria laboral de las mujeres en España, publicado por el CSIC en diciembre pasado. Curiosamente, con una vida laboral mucho más corta, se las ha discriminado casi el triple que a sus madres. De las madres trabajadoras que hoy tienen entre 65 y 74 años, sólo un 2,4% la sufrió. Y en las Administraciones, a pesar de leyes y Ministerios de Igualdad, doña Gloria Juste echa «mucho de menos» la concienciación sobre esto. Doña Lola Velarde lo explica porque «tanto en política como en el mundo empresarial, si tienes un hijo es tu problema y tienes que actuar como si no lo tuvieras». Y, si no, ya está el aborto para solucionarlo.

En la misma Cumbre de Cádiz, la ministra española de Igualdad, doña Bibiana Aído, lamentó que tres de cada diez europeas trabajen a tiempo parcial, precisamente una de las fórmulas que facilitan el compatibilizar vida familiar y trabajo. A doña Lola Velarde esto le parece «una intromisión total en la libertad personal», pues «muchísimas mujeres están deseando encontrar un trabajo parcial. Se da por supuesto que si una mujer se dedica a la familia es de forma obligada y le impide desarrollarse». Doña Gloria Juste agrega: «¿Quién dice que sea malo que una mujer reduzca su trabajo en un momento dado? La vida profesional es muy larga. Lo importante es que la mujer –y también el hombre– pueda elegir» cómo compatibilizar su vida personal con la profesional, algo inalcanzable todavía para muchas.

Punto de encuentro

«Falta la igualdad real, pero la jurídica ya existe, y es arcaico mantenernos en esa lucha reivindicativa, negativa y en contra del hombre», afirma doña Gloria Juste. Mujer, Familia y Trabajo trabaja, en cambio, por crear un modelo de cooperación. Lo hace, por ejemplo, con sus premios Concilia, entregados el pasado mes de enero, y seguirá con ello dentro de unos meses en su IX Congreso con el lema Miradas cruzadas, un diálogo sobre conciliación e igualdad. «El logro de nuestra sociedad será cruzar miradas en un punto de encuentro, entre la familia y la empresa, el liderazgo masculino y el femenino, con ganas de construir un futuro juntos».

María Martínez López

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)

Humor

En el 449, el emperador Valentín III, enemigo acérrimo de Atila, condenó al exilio a su propia hermana, Honoria. Ésta, en venganza, entregó su anillo a un oficial de los hunos para que se lo mostrara a su jefe como prueba de que ella era hermana de su enemigo. Atila entendió que la joya era una oferta de matrimonio y, desgraciadamente para Honoria, dijo “sí quiero”.
------------------------------------------------------

Hessy Taft, una guagua de padres judíos, apareció en las portadas de las revistas nazis y en los afiches del Tercer Reich al ganar el concurso “Modelo de raza Aria”.

Todo sucedió porque el fotógrafo, sin la autorización de los padres, envió la foto al concurso pensando que sería una buena lección que lo ganara una niña judía como modelo del ario perfecto. --------------------------------------------------------