Temas & Noticias



LOS OSCAR ESPAÑOLES: PREMIOS GOYA

LOS OSCAR ESPAÑOLES: PREMIOS GOYA

LOS OSCAR ESPAÑOLES: PREMIOS GOYA

LOS OSCAR ESPAÑOLES: PREMIOS GOYA


Celda211No ha habido grandes sorpresas en la ceremonia de los Goya. Como estaba previsto, el thriller carcelario “Celda 211” es la gran triunfadora de la noche.
Celda 211 acapara ocho “cabezones”, entre ellos los más importantes. El film de Daniel Monzón triunfa en los apartados de película, dirección, guión adaptado, actor (Luis Tosar), actriz secundaria (Marta Etura), actor revelación (Alberto Ammann), montaje y sonido.

Le sigue con siete premios Ágora, de Amenábar. También estaba previsto que no saliera mal parada, sobre todo en los apartados técnicos, y la verdad es que la cosecha no le ha ido nada mal. Al final, la historia de Hypatia de Alejandría se lleva a casa los galardones a mejor guión original, dirección de producción, fotografía, dirección artística, vestuario, maquillaje y efectos especiales.

Sabe a poco que El secreto de sus ojos se haya tenido que conformar sólo con dos premios. Los votantes la consideran lógicamente más argentina que española, a pesar de que sea una coproducción. Por eso, han sido reacios a votar demasiado a la que es, sin duda, una de las mejores películas del año a nivel internacional. Al final, le han correspondido mejor película hispanoamericana y actriz revelación, que ha ido a parar a Soledad Villamil.

Resulta bastante curioso que los académicos le den el premio revelación a una actriz que lleva muchos años en activo, y que ha protagonizado películas que no han ido mal en las taquillas españolas, como El mismo amor, la misma lluvia y No sos vos, soy yo.

Lola Dueñas ha sido elegida la mejor actriz por su trabajo en Yo, también. Mucho más impredecible era el que se ha llevado Raúl Arévalo, como secundario, por Gordos. Pocos reprocharán a los votantes que le hayan dado el premio a la dirección novel a Mar Coll, por su interesantísima ópera prima Tres días con la familia.

El compositor Alberto Iglesias se ha llevado el Goya a la mejor música por Los abrazos rotos, de Pedro Almodóvar. El manchego ha sido la gran sorpresa de la noche, al acudir a la ceremonia para reconciliarse con la Academia, gracias a la insistencia de Álex de la Iglesia.

El nuevo presidente de la Academia se ha anotado un tanto por su carácter conciliador. De la Iglesia cae simpático en todos los sectores del cine español, y era uno de los pocos que podía convencer a Almodóvar (que produjo Acción mutante, su primer largo) de que se dejara caer por el Palacio de Congresos. El auditorio entero se ha puesto en pie para recibir al cineasta. Nadie se esperaba su presencia y se ha convertido en uno de los grandes protagonistas de la noche, a pesar del único premio de su film.

Ignacio y Antonio, hijos de Antonio Mercero, subieron al escenario para agradecer el premio honorífico de su padre, enfermo de Alzheimer. Desgraciadamente, el que es uno de los profesionales con más prestigio del cine y la televisión en España, no ha podido por su estado de salud recoger el premio en persona. Por eso se han proyectado imágenes de unos días atrás, cuando Álex de la Iglesia le llevó personalmente el premio a su casa.

A pesar de su título, El baile de la victoria no se ha anotado ninguna victoria en ninguna categoría. Los académicos que enviaron al film de Trueba como representante española a los Oscars no le han dado luego ni un solo premio.

El presentador Andreu Buenafuente ha estado más o menos a la altura de las circunstancias. El guión no era muy brillante, pero Buenafuente ha tenido algún momento un poco divertido, como su diálogo ‘en argentino’ con el actor Eduardo Blanco, y su discusión con Rosa María Sardá. Al menos, la ceremonia ha sido lo suficientemente ágil, y se ha hecho menos interminable que en otras ocasiones.

Quizás por el hecho de que la gala se haya celebrado el 14 de febrero, día de los enamorados, Penélope Cruz y Javier Bardem han acudido como pareja, pese a que evitan aparecer juntos en público para no dar alas a las revistas del corazón. Además, Luis Tosar hacía referencia en su discurso a que para él el Goya más importante era el que se había llevado Marta Etura, su novia. Ambos han sido premiados por la misma película: Celda 211.

Todos los premiados
MEJOR PELÍCULA
Celda 211, de Morena Films, Telecinco Cinema S.A.U., Vaca Films.

MEJOR DIRECCIÓN
Daniel Monzón por Celda 211

MEJOR DIRECCIÓN NOVEL
Mar Coll por Tres días con la familia

MEJOR GUIÓN ORIGINAL
Mateo Gil y Alejandro Amenábar por Ágora

MEJOR GUIÓN ADAPTADO
Daniel Monzón y Jorge Gerricaechevarría por Celda 211

MEJOR MÚSICA ORIGINAL
Alberto Iglesias por Los abrazos rotos

MEJOR CANCIÓN ORIGINAL
“Yo también”, por Yo, también

MEJOR INTERPRETACIÓN MASCULINA PROTAGONISTA
Luis Tosar por Celda 211

MEJOR INTERPRETACIÓN FEMENINA PROTAGONISTA
Lola Dueñas por Yo, también

MEJOR INTERPRETACIÓN MASCULINA DE REPARTO
Raúl Arévalo por Gordos

MEJOR INTERPRETACIÓN FEMENINA DE REPARTO
Marta Etura por Celda 211

MEJOR ACTOR REVELACIÓN
Alberto Ammann por Celda 211

MEJOR ACTRIZ REVELACIÓN
Soledad Villamil por El secreto de sus ojos

MEJOR DIRECCIÓN DE PRODUCCIÓN
José Luis Escolar por Ágora

MEJOR FOTOGRAFÍA
Xavi Giménez por Ágora

MEJOR MONTAJE
Mapa Pastor por Celda 211

MEJOR DIRECCIÓN ARTÍSTICA
Guy Hendrix Dyas por Ágora

MEJOR DISEÑO DE VESTUARIO
Gabriella Pescucci por Ágora

MEJOR MAQUILLAJE Y/O PELUQUERÍA
Jan Sewell y Suzanne Stokes-Munton por Ágora

MEJOR SONIDO
Sergio Burmann, Jaime Fernández y Carlos Faruolo por Celda 211

MEJORES EFECTOS ESPECIALES
Chris Reynolds y Félix Bergés por Ágora

MEJOR PELÍCULA DE ANIMACIÓN
Planet 51 de Antena 3 Films, S.L., Chuck & Lem, S.L., HandMade Films Limited, Ilion Studios, S.L.

MEJOR PELÍCULA DOCUMENTAL
Garbo. El espía de Centuria Films, Colosé Producciones, Ikiru Films.

MEJOR PELÍCULA HISPANOAMERICANA
El secreto de sus ojos de Juan José Campanella (Argentina)

MEJOR PELÍCULA EUROPEA
Slumdog Millionaire de Danny Boyle (Reino Unido)

MEJOR CORTOMETRAJE DE FICCIÓN
Dime que yo de Mateo Gil

MEJOR CORTOMETRAJE DOCUMENTAL
Flores de Ruanda de David Muñoz López

MEJOR CORTOMETRAJE DE ANIMACIÓN
La Dama y la Muerte de Javier Recio Gracia

Juan Luis Sánchez

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)

Humor

Hacia 1770, la moda de las pelucas empolvadas de la aristocracia francesa e inglesa habían alcanzado tal magnitud, que las pelucas podían alcanzar 1,2 metros de alto, y se decoraban hasta con pájaros embalsamados, réplicas de jardines, platos de fruta o barcos a escala.

La falta de higiene (no se las quitaban por semanas o meses) y el volumen de estas pelucas ocasionaba que no sólo piojos y pulgas las infestaran, sino que hasta pequeños ratones hicieran de ellas su hogar.

----------------------------------------------------

Cuando los conquistadores ingleses llegaron a Australia se asombraron al ver unos extraños animales que daban saltos increíbles.

Inmediatamente llamaron a uno nativos e intentaron preguntarles mediante señas qué era eso.

Al notar que siempre decían “Kan Ghu Ru” adoptaron el vocablo inglés “kangaroo” (canguro). Los lingüistas determinaron tiempo después que los indígenas querían decir “No le entiendo”.

----------------------------------------------------