Temas & Noticias



JÓVENES EN EL MUNDO

JÓVENES EN EL MUNDO

JÓVENES EN EL MUNDO

JÓVENES EN EL MUNDO

jovenesMuchos jóvenes cristianos mantienen sus convicciones y toman responsabilidades en un mundo muchas veces contrario a todo lo vivido y practicado.

Se preguntaba un joven, que había finalizado su carrera y empezaba a trabajar en una fábrica, cómo podía afianzar su fe en este entorno fuera del ambiente estudiantil. Este y otros casos similares llevan a muchos jóvenes cristianos de nuestra sociedad a mantener sus convicciones y tomar responsabilidades en un mundo muchas veces contrario a todo lo vivido y practicado fácilmente en un ambiente más controlado.

Por un lado están nuestras convicciones primarias y, por otro, una sociedad arraigada en sus apegos que desorientada nos espera. Engañaría si dijera que esta experiencia es fácil. La entrada  en el trabajo a menudo es con fuertes contrastes.

Al mundo se le tiene que amar y comprender. Este es el único camino para mejorarlo. Pero hay muchos que le tenemos miedo. Tenemos miedo a hacernos pobres con el pobre, tenemos miedo de tomar responsabilidades importantes en esta sociedad. Tenemos miedo de que el mundo nos haga tambalear las convicciones y seguridades que tanto hemos arraigado. Buscamos trabajos fáciles… y preferimos vivir en nuestro ambiente que nos considera y nos acoge, nos gustaría vivir en nuestro confortable entorno para siempre.

El mensaje cristiano no tiene ningún sentido en el momento que se cierra en sí mismo. Hay que salir a la plaza, no con frases hechas, sino con el convencimiento de que el hombre está hecho a imagen de Dios, y es en Él que todos los hombres se encuentran a sí mismos y ven al prójimo como amigo. Se hace necesario encontrar la unidad y el equilibrio entre las convicciones aprendidas y la realidad vivida. Hace falta trabajar en uno mismo para encontrar la seguridad en la acción social.

En esta búsqueda de unidad y seguridad hay tres aspectos a considerar:

  • El primero es el amor. El hombre que tiene miedo al mundo y no lo ama, se queda  justificando sus complejos en reflexiones estériles que lo consumen y lo llevan a comportamientos patológicos. El mundo es hermoso, es obra de Dios y también lo son los hombres que son su imagen. Hay que amar las culturas y la diversidad. En esta actitud interior, encontraremos el camino para mejorarlas.
  • El segundo el trabajo. El hombre debe trabajar y trabajar fuerte. El mundo nos espera, hay muchos trabajos atrasados. El hombre que trabaja ya tiene solucionado la mitad de sus problemas.
  • Tercero la espontaneidad. El hombre debe poner confianza en sus virtudes que también son imagen de Dios y en sus capacidades. No podemos vivir en las timideces del adolescente que frenan la actividad. Debemos ser humildes para equivocarnos, y volver a trabajar girando la cintura y poniendo la mirada al frente, pensando que todos los hombres somos iguales.

Ojala el Amor permita trabajar con espontaneidad en un mundo que necesita.■■■■

Ignasi García Rafanell

Forum libertas

Editado en Temas.cl

08/02/2010

Para leer en familia



Ver mas artículos

Video de la semana

Video Recomendado












Humor

El escritor francés Jean Lorrain, célebre en su época, no podía ver al pintor Henri de Toulouse-Lautrec (1864-1901). Durante una discusión le gritó:

—¿Usted me toma por imbécil?

—En absoluto, pero puedo equivocarme —le respondió Toulouse-Lautrec.

---------------------------------------

Alejandro Dumas, padre, contaba con un equipo de escritores fantasmas que le ayudaban a escribir sus novelas. Sólo así pudo publicar tanto en tan poco tiempo. Se cuenta que un día que se encontraron Dumas padre e hijo, el primero preguntó:

—¿Has leído, hijo, mi última novela?

—No, padre. ¿Y tú?

---------------------------------------