Temas & Noticias



UN MODELO DE POLÍTICO Y DE POLÍTICA

UN MODELO DE POLÍTICO Y DE POLÍTICA

UN MODELO DE POLÍTICO Y DE POLÍTICA
febrero 09

UN MODELO DE POLÍTICO Y DE POLÍTICA


clinteLa película “Invictus” presenta a Nelson Mandela, ex presidente sudafricano, como un hombre de gran nobleza, pero lo más interesante de este film es que propone una manera de entender la política como un servicio al hombre concreto, un ejemplo a seguir en Chile, que inicia una nueva etapa.

Juan Orellana, crítico de cine, al analizar la película “Invictus”, de Clint Eastwood, indica que éste vuelve a la pantalla sólo como director, afrontando un simpático episodio de la vida del Presidente sudafricano Nelson Mandela. El guión, es de Anthony Peckham, quién se basa en el libro de John Carlin “El factor humano”.

Para llevar a cabo el film, Eastwood ha contado con la interpretación de Morgan Freeman, quien consigue uno de los mejores trabajos de su brillante carrera, y con la de Matt Damon, también excelente.

En la película, el director no trata de presentar a un Mandela idealizado, y muestra algunas de sus contradicciones personales, como cuando el escolta le pregunta por su familia y queda claro que tiene una herida abierta por su separación matrimonial.

Ciertamente, muestra un hombre de gran nobleza, y el film deja ver la fascinación de

Eastwood por él, pero no se puede hablar de un intento de crear un santo laico.

Además, lo más interesante de éste film es que propone una manera de entender la política como servicio al hombre concreto y como búsqueda del bien común.

Mandela aparece como un gran hombre de Estado, que entiende su misión con perspectiva histórica, renunciando a los ajustes de cuentas que parecerían justos a muchos, para contribuir a la construcción de una nación para todos, negros y blancos. Otro aspecto interesante del dibujo que hacen Eastwood-Mandela de la política es la creatividad: la necesidad de ser creativos a la hora de afrontar problemas políticos aparentemente irresolubles.

En un mundo que valora el éxito a cualquier precio, “Invictus” propone un tipo de vida en el que en el centro siempre está la persona.

Reproducimos este texto de Orellana en los aspectos que estimamos atendibles para la nueva etapa que iniciará Chile con el presidente Sebastián Piñera en la Moneda a partir del 11 de marzo próximo.

Él nuevo mandatario ha planteado que en su gobierno quiere superar las divisiones que vienen del pasado y unir a los chilenos. ¿Cómo hacerlo? Desde luego no es cubriendo con el olvido los hechos del ayer, sino poniéndolos en el contexto en que sucedieron. No más tergiversación ni interpretaciones empleadas como armas para juzgar y condenar al adversario y a la vez justificar u ocultar las acciones propias. Esta es una exigencia para los dirigentes de todos los ámbitos e incluso para los diálogos entre amigos y familiares.

Dejar de lado los juicios odiosos, no sembrar la discordia, ni con palabras ni con hechos. No se debe olvidar que las primeras poseen fuerza propia y que conducen a los segundos.

Hay que centrar la atención y la acción en el presente para construir el mañana. El país tiene una larga lista de problemas que se reiteran en los discursos oficiales, pero que no se solucionan ya sea porque no existe ni la fuerza, ni la voluntad de hacerlo o porque las soluciones que se aplican no son efectivas o se prefiere mantenerlos con fines espurios.

El mensaje contenido en “Invictus” es propicio para buscar formulas nuevas y recurrir a caminos originales a fin de superar lo que divide, por una parte y solucionar los males que aquejan a los chilenos por otra.

Por último, una cuestión no por eso menos importante: Basta de lo “políticamente correcto”, hay que llamar las cosas por su nombre para conquistar la verdad.■■■■■

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)

Humor

En el 449, el emperador Valentín III, enemigo acérrimo de Atila, condenó al exilio a su propia hermana, Honoria. Ésta, en venganza, entregó su anillo a un oficial de los hunos para que se lo mostrara a su jefe como prueba de que ella era hermana de su enemigo. Atila entendió que la joya era una oferta de matrimonio y, desgraciadamente para Honoria, dijo “sí quiero”.
------------------------------------------------------

Hessy Taft, una guagua de padres judíos, apareció en las portadas de las revistas nazis y en los afiches del Tercer Reich al ganar el concurso “Modelo de raza Aria”.

Todo sucedió porque el fotógrafo, sin la autorización de los padres, envió la foto al concurso pensando que sería una buena lección que lo ganara una niña judía como modelo del ario perfecto. --------------------------------------------------------