Temas & Noticias



GUATAZO

GUATAZO

GUATAZO

GUATAZO

guatazo“Caída de bruces” y es eso lo que se van a dar muchos que se lo han pasado mirando el teléfono, sin moverse, esperando que el Presidente electo, o en el peor de los casos Rodrigo Hinzpeter, los llame para ocupar un cargo en la próxima administración…”, escribe Lillian Calm.

Harto feo el término pero al parecer ya está entre los últimos chilenismos aceptados por la Real Academia Española. Esos para 2010.

Guatazo significa criollamente “caída de bruces” y es eso lo que se van a dar muchos que se lo han pasado mirando el teléfono, sin moverse, esperando que el Presidente electo, o en el peor de los casos Rodrigo Hinzpeter, los llame para ocupar un cargo en la próxima administración… No importa ya que no sea en el gabinete.

Se trata, claro está, de una figura literaria (¿tendrá algo de literario?), ya que en nuestros tiempos nadie se queda mirando fijo el teléfono, pues si espera que le ofrezcan un cargo de importancia se preocupa de andar con el celular bien cargado y conectado. No vaya a ser que una llamada perdida, como el término indica, los pierda para siempre.

Y esto no es un decir. Hay quienes votaron por Piñera y se sienten tan triunfadores y dueños de la situación que hablan de Sebastián para arriba y Sebastián para abajo, y se marquetean voceando que si el Mandatario electo los llama podrán aportarle no sé qué solución mágica para un cúmulo de iniciativas.

Me llegaron a dar vergüenza ajena las declaraciones del hermano de Sebastián Piñera, Pablo (ahora también los que no lo conocen le dicen Polo). No sus declaraciones propiamente tales, sino donde explica por las que ha tenido que pasar como hermanísimo. Gerente del Banco del Estado, su teléfono no deja de sonar, como le explicó a la periodista del diario “La Segunda” que lo entrevistó: “La cantidad de gente que llama en forma desubicada es infinita. Me dicen si pueden tomarse un ‘traguito con Sebastián’, si les puedo dar el teléfono, que tienen una idea para resolverlo todo… Y yo siempre respondo subiéndolos al columpio. Les digo ‘perfecto. ¿Te acomoda más en su casa o en la tuya? ¿A las 10 o tipo 12:30…’. Y ahí se dan cuenta que les estoy tomando el pelo”.

Son en períodos como estos cuando es fácil percibir cómo atrae el poder. Hombres y mujeres caen como moscas, sin disimular que quieren aparentar estar muy cerca, hayan o no trabajado en el comando y, por supuesto, mostrar intimidad con la familia Piñera. Cultivan un argot especial. Hablan de Sebastián, del Polo, de la Pichita (una de las hermanas). ¡Y para qué decir los que han estado invitados a Tantauco o aseguran conocer a los Piñera desde chicos! Algunos llegan a hablar de Tatán… ¡Qué diferencia con los verdaderamente amigos! Le oí una entrevista radial a Pedro Pablo Díaz en que decía que a pesar de su gran amistad, él ahora sólo hablaba del Presidente.

Los que han sido o van a ser llamados no tienen tiempo para estar publicitando con voz engolada su proximidad a Sebastián ni a Tatán. Por otra parte muchos de los nombres de los que serán, quizás ni siquiera hayan hecho noticia porque han estado ganando experiencia, cada uno en su especialización, sin imaginar siquiera un llamado presidencial.

No es difícil intuir que los más, no se verán ni a ellos mismos ni a sus cercanos en cargos públicos. Tal vez les costará comprender que incluso se llame a quienes estaban durante la campaña en otro bando (por supuesto a los que quieran trabajar por el país y no esgriman, para automarginarse con oratoria seudo renacentista, explicaciones bolcheviques más que pasadas de moda, pasadas de siglo). Y si no fuera por un gran acuerdo, ¿cómo Angela Merkel le habría dado una fuerte gobernabilidad  a la Alemania de nuestros días? Pero eso pareciera que es para países desarrollados y que a nosotros nos falta muchísimo.

El hecho, en todo caso, es que la cruda realidad les será difícil de aceptar a demasiados de los que sueñan con ser llamados, pero la verdad es que deberán armarse de paciencia y seguir esperando en una larguísima siesta, como ésas que sólo se viene a pegar en Chile la tan poco pedagógica Muñeca Gigante. Esos defraudados, entonces, en buen chileno, se quedarán con los crespos hechos y abruptamente dejarán de hablar de Sebastián o de Tatán, quien recuperará por fin su apellido en las conversaciones de salón: volverá a ser “Piñera”, a secas.■■■■■

Lillian Calm

Temas.cl

08/02/2010

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)

Humor

En el 449, el emperador Valentín III, enemigo acérrimo de Atila, condenó al exilio a su propia hermana, Honoria. Ésta, en venganza, entregó su anillo a un oficial de los hunos para que se lo mostrara a su jefe como prueba de que ella era hermana de su enemigo. Atila entendió que la joya era una oferta de matrimonio y, desgraciadamente para Honoria, dijo “sí quiero”.
------------------------------------------------------

Hessy Taft, una guagua de padres judíos, apareció en las portadas de las revistas nazis y en los afiches del Tercer Reich al ganar el concurso “Modelo de raza Aria”.

Todo sucedió porque el fotógrafo, sin la autorización de los padres, envió la foto al concurso pensando que sería una buena lección que lo ganara una niña judía como modelo del ario perfecto. --------------------------------------------------------