Temas & Noticias



CINE EN EL CINE

CINE EN EL CINE

CINE EN EL CINE

CINE EN EL CINE

Esta semana tenemos cuatro estrenos: lo mejor un “animè” japonés  – aunque no es del gusto de todos – del famoso autor Hayao Miyaszaki. Una de las candidatas al Oscar 2010:”Precious”, durísima pelìcula. Y el resto una fallida de Robert de Niro y otra que no da ni para comentar.


PONYO EN EL ACANTILADO”  ****  Todo espectador

ponyoFicha Técnica:

Titulo original: Gake no ue no Ponyo

Año de producción: 2008

País: Japón

Dirección: Hayao Miyazaki

Guión: Hayao Miyazaki

Música: Joe Hisaishi

Fotografía: Atsushi Okui

Distribuye en DVD: Aurum

Duración: 100 min.

Género: Animación, Aventuras

Sinopsis:

Fujimoto es un tipo que, harto de los destrozos que el hombre realizaba en la naturaleza, y más concretamente en el mar, decidió dar la espalda a ese mundo contaminado y vivir en el fondo del océano, en un entorno muy especial. Allí conoció a una diosa del mar, lo que le hizo padre de centenares de criaturas con aspecto de pececillos rojos encantadores, aunque con particularidades que les distinguen del resto de los habitantes del mar. Una pececilla de Fujimoto, Ponyo, va a perderse en una red de un barco de pescadores, y tras vicisitudes varias la recoge un niño de cinco años, Sosuke, que vive en lo alto de un acantilado. En contacto con la sangre humana, Ponyo empieza a desarrollar unos dones muy especiales que la aproximan de modo inesperado al mundo de los humanos. Lo que irrita sobremanera a Fujimoto, que trata de rescatar a Ponyo.

Comentario valòrico:

Otra de las maravillas animadas con que nos suele obsequiar el genial Hayao Miyazaki. Su película es pura poesía, una delicia en cada uno de sus fotogramas. Siguiendo la tradición del ‘anime’ japonés, demuestra que no es necesario apabullar con las herramientas de ordenador -las usa con mesura y sabe que son eso, herramientas- para obsequiarnos con una historia deliciosa, de personajes bien construidos. Resulta conmovedora la estrecha relación que se establece entre Sosuke y Ponyo, que en un momento dado exigirá una gran prueba de amor. Además, es un encanto la madre de Sosuke, Lisa, una mujer muy activa y decidida -conduce por las serpenteantes carreteras del acantilado con una soltura que ni Fernando Alonso…-, trabaja con empeño en una residencia de anciano -otro acierto, el plantel de viejitas, muy bien presentado- y se plantea bien por ejemplo la decepción cuando su marido Koichi, capitán de barco, anuncia que no estará para cenar una determinada noche. Miyazaki transmite emociones, tan pronto nos conmueve como nos hace reír. O nos hace vibrar en la noche de la gran tormenta, la emoción de las olas que sacuden la costa, y que podrían ser el prólogo de un gran tsunami. Por supuesto, en el diseño de personajes destacan los pececillos, muy graciosos. Miyazaki, director y guionista, demuestra que ni siquiera es necesario contar con un supervillano para sacar adelante una película animada. Llama la atención lo positivos que son sus personajes, la naturalidad con que despliegan sus virtudes, la generosidad, el espíritu de servicio, la alegría, la gratitud. Por supuesto que puede haber reacciones intempestivas, un ecológico toque de atención acerca del descuido en tantas personas de las cuestiones de la naturaleza o una anciana cascarrabias, pero en el cineasta nipón domina un optimismo antropológico muy de agradecer en los tiempos que corren. ■

Decine21


“PRECIOUS”        ***              ADULTOS

preciusFicha Técnica:

Año de producción: 2009

País: EE.UU.

Dirección: Lee Daniels

Intérpretes: Gabourey ‘Gabby’ Sidibe, Mo’Nique, Paula Patton, Mariah Carey, Lenny Kravitz, Sherri Shepherd, Nealla Gordon, Stephanie Andujar

Argumento: Sapphire (novela “Push”)

Guión: Geoffrey Fletcher

Música: Mario Grigorov

Fotografía: Andrew Dunn

Distribuye en Cine: Filmax

Duración: 109 min.

Género: Drama

precius2Sinopsis:

Durísima película, basada en la novela de Sapphire. Cuenta las tribulaciones de Clareece ‘Precious’ Jones, una joven y obesa negra de 17 años, inteligente y sensible, pero que ha sufrido los abusos sexuales de su padre, con el que ha tenido un hijo y espera otro, y la violencia de su celosa y frustrada madre. Tan sombrío panorama familiar, acentuado por el aspecto físico y la miseria, podría cambiar a mejor cuando en su instituto proponen a Precious ingresar en una escuela alternativa, que sigue un programa de atención individualizada para chicas jóvenes como ella, un ejemplo claro de educación diferenciada.

Comentario valòrico:

El director Lee Daniels entrega un film vigoroso pero altamente deprimente, donde todo el peso lo llevan personajes femeninos. Eso sí, tiene la capacidad de llegar a un público amplio, frente a otras películas que abordan problemáticas de los afroamericanos, así lo ha entendido Oprah Winfrey, que respalda el film como productora ejecutiva. Combina las duras escenas de la vida cotidiana Precious con las oníricas de sus fantasías, en que imagina que es una gran estrella, admirada y amada por todos. La protagonista, Gabourey ‘Gabby’ Sidibe hace una buena composición de su torturado personaje, que ha tenido que ‘tragar’ en la vida ‘carros y carretas’ para seguir adelante. Todo su drama personal, aunque durísimo, está bien llevado, y ayudan a compensar las escenas de clases, que permiten algún desahogo humorístico. Forzado resulta en cambio el nada sutil mensaje sobre la homosexualidad, la lesbiana profesora de Delicious y su compañera son más ‘madres’ que la cruel progenitora biológica. ■

Decine21


“TODOS ESTÁN BIEN”       **           JÓVENES 16 AÑOS.

Ficha Técnica:

Titulo original: Everybody’s Fine

Año de producción: 2009

País: EE.UU., Italia

Dirección: Kirk Jones

Intérpretes: Kate Beckinsale, Robert De Niro, Sam Rockwell, Drew Barrymore, Katherine Moennig, James Frain, Melissa Leo

Argumento: Massimo De Rita (película italiana “Están todos bien”), Tonino Guerra (película italiana “Están todos bien”), Giuseppe Tornatore (película italiana “Están todos bien”)

Guión: Kirk Jones

Música: Dario Marianelli

Fotografía: Henry Braham

Duración: 100 min.

Género: Comedia, Drama

Sinopsis:

Remake de la película homónima de Giuseppe Tornatore de 1990, cuenta con el mismo andamiaje argumental de aquélla, aunque con traslación espaciotemporal a los Estados Unidos de 2010, lo que supone paisaje y costumbres diferentes. Frank es un tipo jubilado, viudo desde hace unos meses, que contaba con reunir a sus cuatro hijos en casa durante el fin de semana. Pero cada uno ha excusado su asistencia, otra vez será. De ninguna manera, piensa Frank, que a pesar de una dolencia cardíaca, decide visitarlos en sus distintos lugares de residencia, saltando de ciudad en ciudad, con su maleta a cuestas.

Kirk Jones (Despertando a Ned, La niñera mágica) mantiene ideas como las de Frank asociando la visión de sus hijos con la de su ‘versión infantil’. Pero el tono nostálgico se rebaja, y desaparecen ciertos pasajes ‘fellinianos’ de Tornatore. A cambio se introduce un metáfora algo forzada: Frank trabajó en el revestimiento de cables telefónicos, alusión al problema de comunicación padre-hijos (y esposa, si nos apuran), pero la verdad, en plena era de la telefonía móvil, tal símbolo carece de fuerza. O se varían las situaciones familiares-sentimentales-profesionales de los hijos, con novedades tan ‘originales’ como las dudas de una hija sobre su identidad sexual.

Robert De Niro se enfrentaba a la sombra de un gigante, la de Marcello Mastroianni, y se puede decir que soporta la comparación, aunque en los últimos tiempos al actor se le ve algo desganado, como si no supiera qué dirección dar a su carrera como intérprete; y aquí asume un papel que hace prácticamente sin despeinarse. El resto de actores -los hijos interpretados por Kate Beckinsale, Drew Barrymore y Sam Rockwell, más la camionera Melissa Leo- se limitan a estar, ninguna de sus composiciones es memorable.

Comentario valórico:

El planteamiento de esta película es que los hijos no han respondido a las expectativas de su progenitor, pero al ser éste muy exigente los cuatro han orquestado una telaraña de ‘mentiras piadosas’ acerca de su estatus, que al final acaban saliendo a la luz. Sólo la madre les ha conocido de verdad. Y Frank tendrá que aprender a aceptar, en algún caso con dolor, que sus retoños ya no son unos ‘niños’, y que han hecho cosas bien y cosas mal. El problema es que el film no va más allá de apuntar la importancia de la familia, de la que hay que aceptar sus imperfecciones, y no aporta nada en la dirección de que lo que marcha mal, hay que procurar arreglarlo. Por ello, las emociones brillan por su ausencia en muchos pasajes. ■

DeCine21


“SOLO PARA PAREJAS”      *          ADULTOS

todoincluidoFicha Técnica:

Título original: Couples Retreat

Año de producción: 2009

País: EE.UU.

Dirección: Peter Billingsley

Intérpretes: Malin Akerman, Kristen Bell, Jon Favreau, Ken Jeong, Jason Bateman, Vince Vaughn, Jean Reno, Kristin Davis, Tasha Smith, Carlos Ponce, Peter Serafinowicz, Kali Hawk, Temuera Morrison

Guión: Jon Favreau, Vince Vaughn, Dana Fox

Música: A.R. Rahman

Fotografía: Eric Alan Edwards

Duración: 113 min.

Género: Comedia

Sinopsis:

Una terapia para parejas, de las cuatro parejas, la formada por Dave y Ronnie es claramente la más estable, pues son felices, se quieren de veras y tienen dos hijos. Ellos son claramente el matrimonio fuerte de su círculo de amigos y los más influyentes. Luego están los distanciados Joey y Lucy, con una hija adolescente y una relación muy fría entre ellos; y también el recién separado Shane y su joven novia Trudy. Cierran el grupo Jason y Cynthia, un matrimonio exteriormente perfecto, pero que está a punto de romperse por la falta de hijos. Precisamente es esta última pareja quien propone a sus amigos que vayan todos a pasar unas vacaciones idílicas a unas islas paradisiacas. El lugar es increíble y ofrece miles de posibilidades de diversión, por lo que acabarán aceptando. Sin embargo, al llegar al lugar se ven obligados a seguir a rajatabla un extraño e incómodo programa de terapia matrimonial a cargo de un experto en crisis de pareja.

Comentario valórico:

Película fallida que pese al gancho inicial acaba naufragando y desperdiciando las posibilidades narrativas que tenía de llegar a buen puerto. La cosa se queda al final en una comedieta, previsible y más o menos amable, que juega con chistes de mal gusto en torno a las vidas amorosas de cuatro parejas de amigos.

Como está concebida como una comedia muy ligera, tampoco es para tomársela muy en serio. Eso la salva un poco, aunque no del todo. Porque sea como fuere lo que ofrece el director debutante Peter Billingsley es muy superficial, los personajes son esquemáticos y poco originales, y la falta de ideas en el argumento resulta excesiva. Da la sensación de que la cosa podía dar para mucho más, y es muy sintomático que los pocos momentos graciosos sean de referencia puramente sexual (el recibimiento en la playa, el masaje, la clase de yoga). En fin, que es una pena que el apañado reparto no pueda brillar como quisiera. Las simpáticas Malin Akerman (27 vestidos) y Kristin Davis (Sexo en Nueva York), y el competente Vince Vaughn (Separados), son lo más destacable y hacen lo que pueden con gran profesionalidad. ■■■■■

Decine21

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)

Humor

En el 449, el emperador Valentín III, enemigo acérrimo de Atila, condenó al exilio a su propia hermana, Honoria. Ésta, en venganza, entregó su anillo a un oficial de los hunos para que se lo mostrara a su jefe como prueba de que ella era hermana de su enemigo. Atila entendió que la joya era una oferta de matrimonio y, desgraciadamente para Honoria, dijo “sí quiero”.
------------------------------------------------------

Hessy Taft, una guagua de padres judíos, apareció en las portadas de las revistas nazis y en los afiches del Tercer Reich al ganar el concurso “Modelo de raza Aria”.

Todo sucedió porque el fotógrafo, sin la autorización de los padres, envió la foto al concurso pensando que sería una buena lección que lo ganara una niña judía como modelo del ario perfecto. --------------------------------------------------------