Temas & Noticias



CINE EN EL CINE

CINE EN EL CINE

CINE EN EL CINE

CINE EN EL CINE

Llega “Invictus”, otro aporte notable al cine de Clint Eastwood como director, con la actuación de Morgan Freeman que personifica a Nelson Mandela. Una candidata al Oscar: “Amor sin escalas” y una aceptable película de terroristas: “Traidor”. Buena semana veraniega para cinéfilos.


“INVICTUS”***** Todo espectador

Invictus_CFicha técnica:
Año de producción: 2009
País: EE.UU.
Dirección: Clint Eastwood
Intérpretes: Morgan Freeman, Matt Damon, Tony Kgoroge, Patrick Mofokeng, Matt Stern, Julian Lewis Jones, Adjoa Andoh, Marguerite Wheatley
Argumento: John Carlin (libro)
Guión: Anthony Peckham
Música: Kyle Eastwood, Michael Stevens
Fotografía: Tom Stern
Distribuye en Cine: Warner
Duración: 133 min.

Sinopsis:
Tras su liberación en 1990 —ha permanecido en prisión 27 años—, Nelson Mandela —entre los suyos, Madiba—, se postula para presidente de Sudáfrica, cargo para el que es elegido en 1994. Aunque desea fervientemente ser el presidente de todos, blancos y negros, no resulta sencillo por el resentimiento mutuo, consecuencia del apartheid. Botón de muestra es el Springboks, el equipo nacional de rugby, compuesto casi en su totalidad por blancos, y que muchos identifican como símbolo del apartheid, hasta el punto de pedir un cambio de uniforme y simbología. Con cálculo político y comprensión humana, Mandela se da cuenta que de proceder a tal cambio, los afrikaneers lo tomarán como una afrenta. Así que decide oponerse y apoyar con todas sus fuerzas al equipo —que no vive su mejor momento— en el campeonato mundial, del que Sudáfrica es país anfitrión.

Clint Eastwood vuelve a apuntarse un tanto, en el cine lleva una racha que le lleva de victoria en victoria. Aquí se basa en una historia real, contada con detalle por John Carlin en un libro que adapta Anthony Peckham. El riesgo estribaba en que el carácter aleccionador fuera demasiado obvio, y el film se convirtiera en empalagoso “pastelón”. Pero Eastwood lo sortea porque cree en el material que maneja. La historia ejemplar a él no le supone un lastre, sino un estímulo para hacer lo que mejor sabe, cine de primera división, atravesado de formidable clasicismo, con personajes de carne y hueso, creíbles.

Liderazgo e inspiración son las funciones que unen a Mandela y Pienaar, interpretados con maestría por Morgan Freeman y Matt Damon: son sobresalientes los matices de uno y otro, en lo profesional y en lo personal. A ambos les toca asumir papeles por los que deben ilusionar también a su público “no natural”: Mandela a los blancos amantes del rugby además de los negros que piensan que se está “distrayendo”, Pienaar a los negros que siempre han apoyado al rival de los Springboks, fuera quien fuera, además de a sus compañeros blancos de equipo. Y lo hacen con enorme determinación, de la que también es símbolo la dureza del rugby, donde es obligado chocar con el contrario con fuerza, para obtener la apetecible victoria.

Comentario valórico:
La película trata, con realismo y huyendo de lo enfático, de reconciliación y perdón, de la superación de los prejuicios, de inspiración y liderazgo. Y todos estos temas, están perfectamente insertados en la trama, con el elemento deportivo como magnífico “cemento” cohesionador, en perfecto equilibrio. La idea de la convivencia interracial, que de locura impensable pasa a ser deseable posibilidad, se apunta nada más arrancar la narración, con el deseo de Mandela de mantener en el palacio presidencial a todo miembro del personal que lo desee, sin importar el color de su piel. Tal decisión se traslada a los escoltas de la seguridad presidencial, una pequeña comunidad cuya evolución queda muy bien perfilada; lo mismo cabe decir de la visión de las cosas de los padres de François Pienaar, el capitán del equipo de rugby.■

Decine21


TRAIDOR”*** Jóvenes 16 años

traidorCFicha técnica:
Año de producción: 2008
Nombre original “Traitor”
País: EE.UU.
Dirección: Jeffrey Nachmanoff
Intérpretes: Don Cheadle, Guy Pearce, Saïd Taghmaoui, Neal Mcdonough, Alyy Khan, Archie Panjabi, Jeff Daniels
Guión: Jeffrey Nachmanoff
Música: Mark Kilian
Fotografía: J. Michael Muro
Duración: 114 min.
Género: Drama, Thriller

Sinopsis:
Roy Clayton y Max Archer —agentes del FBI— investigan una serie de atentados de radicales islámicos, que han hecho estallar artefactos explosivos en la Costa del Sol española y otros lugares del globo. Interrogan al principal sospechoso, Samir Horn, un devoto musulmán negro, criado en Chicago, que fue oficial del ejército, pero ahora parece estar relacionado con los terroristas. Ignoran que Horn ha sido víctima de las circunstancias y que está muy lejos de ser un despiadado asesino…
Jeffrey Nachmanoff —guionista de El día de mañana— dirige este thriller que también ha escrito él mismo a partir de una idea original del cómico Steve Martin (paradójicamente el mismo Steve Martin de Doce en casa, si bien se trata de un film dramático de mayor calado que sus típicas comedias). Estamos ante una producción de factura muy televisiva, y una puesta en escena convencional, que repite muchos elementos de otros recientes filmes sobre terrorismo islámico, como Syriana y Red de mentiras. Asímismo, los personajes están muy desdibujados, y probablemente no se sostendrían de no ser porque están interpretados por grandísimos actores, como Don Cheadle, Guy Pearce y Jeff Daniels, que muestran una vez más su enorme solvencia.
Comentario valórico:
A pesar de todo es un título de interés, con un ritmo aceptable y sorpresas y giros de guión, que aunque no son precisamente inesperados, sí que resultan eficaces. Aportan gran realismo algunos detalles como la forma que tiene el personaje de Don Cheadle de dejar mensajes a los terroristas, o el escalofriante plan para poner en marcha un atentado que conmocione a la opinión pública. Sus pequeñas notas sobre el sacrificio y el heroísmo anónimo aportan algo de fondo. Además, resulta en cierta manera original el hecho de que el personaje de Don Cheadle, el que tiene más peso en la trama, sea un musulmán muy piadoso, que siente la necesidad de rezar antes de los momentos difíciles. Su visión pacifista es muy positiva, alejada de los extremistas que usan el Corán como coartada para justificar tremendos actos de barbarie.■

Decine21


“AMOR SIN ESCALAS”**** Adultos

upintheair1Ficha técnica:
Año de producción: 2009
Nombre original: Up in the Air
País: EE.UU.
Dirección: Jason Reitman
Intérpretes: Vera Farmiga, George Clooney, Jason Bateman, Anna Kendrick, Melanie Lynskey, Danny McBride, Tamala Jones, Chris Lowell
Argumento: Walter Kirn (novela)
Guión: Jason Reitman, Sheldon Turner
Fotografía: Eric Steelberg
Duración: 109 min.
Género: Comedia, Drama

Sinopsis:
La breve pero interesantísima carrera de Jason Reitman ha ido en línea ascendente hasta el punto de que rozó el cielo con la inolvidable Juno. Ahora demuestra que se va a quedar ahí, que no le ha “sonado la flauta” por casualidad, y que no todos los méritos de su anterior película son de la divinizada guionista Diablo Cody. Mientras los trabajos siguientes de Cody (Los Estados Unidos de Tara y Jennifer’s Body) no han llegado a la altura, Reitman por su parte se consagra como un interesante cineasta que tiene mucho que aportar. Y deja bastante claro que tiene un estilo único de hacer tragicomedia para indagar en temas que importan.

El propio Reitman es coguionista de esta adaptación de una desconocida novela de Walter Kirn. Los diálogos son brillantes, y acumula secuencias de altura —nunca mejor dicho—, como la conversación sobre tarjetas de crédito en el momento en que el protagonista conoce al personaje de Vera Farmiga, algunos de los despidos, la ayuda que presta Bingham en la boda de una de una de sus hermanas, etc. Aparte de todo eso, Reitman es especialista en sacar jugo a buenos actores colocados en papeles que les van al pelo, como a George Clooney, que con su gracia habitual logra que caiga bien su personaje, a pesar de sus miserias y elementos negativos. El actor de Urgencias se luce bastante mostrando su evolución interior. Le secundan una estupenda Vera Farmiga —el alma gemela que encuentra el personaje de Clooney en su periplo— y la desconocida Anna Kendrick (Crepúsculo) —la joven Natalie— que compone un personaje bastante sólido y no quedará relegada al olvido. También cuenta el director con secundarios de peso, como Jason Bateman —de nuevo a sus órdenes tras Juno—, y el últimamente de moda Zach Galifianakis, en un breve papel.
Up in the Air arranca carcajadas, y también emociona, al mismo tiempo que hace pensar sobre la necesidad de las relaciones humanas. Y también es una crítica —no exenta de cierta acidez— de las dificultades para relacionarse en el mundo moderno, donde las comunicaciones se han desarrollado más que nunca, y sin embargo existe cierta incomunicación. Donde se da la paradoja de que te pueden despedir a través de las cámaras o se puede mantener una relación o cortarla a través de los mensajes del teléfono móvil.

Comentario valórico:
El punto de partida recuerda en cierta manera a Gracias por fumar, la prometedora opera prima del director. Aquí también tenemos a un protagonista carismático, que encara con entusiasmo un trabajo de lo más desagradable. Y es que Ryan Bingham (George Clooney) trabaja en una empresa especializada en recortes financieros y se dedica a despedir empleados. Bingham tiene respuesta para todas las reacciones posibles del individuo despedido, y es capaz de hacerle intuir un camino a seguir, de hacerle ver aspectos positivos. Como consecuencia de su trabajo, Bingham se ha pasado la vida tomando aviones para recorrer la totalidad del territorio estadounidense, lo que le ha impedido tener una vida, pues ni está casado, ni tiene hijos, y sus únicas familiares, sus dos hermanas, apenas le conocen. La vida de Ryan está a punto de cambiar por completo cuando una recién llegada a su empresa, la jovencísima Natalie, propone que a partir de ese momento despidan a la gente por videoconferencia, sin salir de la oficina.■■■■■

Decine21

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)

Humor

En el 449, el emperador Valentín III, enemigo acérrimo de Atila, condenó al exilio a su propia hermana, Honoria. Ésta, en venganza, entregó su anillo a un oficial de los hunos para que se lo mostrara a su jefe como prueba de que ella era hermana de su enemigo. Atila entendió que la joya era una oferta de matrimonio y, desgraciadamente para Honoria, dijo “sí quiero”.
------------------------------------------------------

Hessy Taft, una guagua de padres judíos, apareció en las portadas de las revistas nazis y en los afiches del Tercer Reich al ganar el concurso “Modelo de raza Aria”.

Todo sucedió porque el fotógrafo, sin la autorización de los padres, envió la foto al concurso pensando que sería una buena lección que lo ganara una niña judía como modelo del ario perfecto. --------------------------------------------------------